Cabezal Cabezal

1960: Nació la Opep para garantizar estabilidad en precios del petróleo

Publicado: 14 de septiembre de 2018 a las 07:00 | Última actualización: 13 de septiembre de 2018 a las 17:01

La Opep tiene por objetivo la coordinación y unificación de las políticas petrolíferas

La Opep tiene por objetivo la coordinación y unificación de las políticas petrolíferas
Foto: Internet

14 de Septiembre de 1960, se creó la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep), por iniciativa de Venezuela, representada en ese momento por el ministro de Minas e Hidrocarburos, Juan Pablo Pérez Alfonzo, quien logró formar alianza con los principales productores mundiales para crear una institución capaz de fijar políticas petroleras que condujeran a la estabilidad del mercado mundial.

Los países fundadores fueron Venezuela, Irak, Kuwait y Arabia Saudí. Más tarde se fueron sumando Catar, Libia, Indonesia, Emiratos Árabes Unidos, Argelia y Nigeria. Hacia 1974 también se unió Gabón, que se retiró en 1995. Su alcance en cuanto al control de petróleo llega al 43% en lo que se refiere a la producción y el 75% de las reservas. De la misma manera, tiene el dominio del 51% de las exportaciones de crudo, reseñó Correo del Orinoco.

En primera medida, la institución quedó avalada por los países miembros y en 1962 se registró ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) y fue reconocida como una organización del Consejo Superior Económico en 1965.

La Opep tiene por objetivo la coordinación y unificación de las políticas petrolíferas y la garantía de la estabilidad de los precios entre los países productores de petróleo.

La estructura se encuentra configurada de la siguiente manera: la Conferencia Ministerial, compuesta por los ministros de Petróleo de los Estados miembros, se reúne dos veces al año, constituida como la máxima autoridad de la Opep. A dichas reuniones pueden asistir países invitados.

Asimismo, existe un Consejo de Gobierno encargado de velar por el cumplimiento de las resoluciones, un consejero por cada uno de los países integrantes y un secretariado del que dependen diferentes sectores o departamentos de análisis.

Entre los países que no forman parte de la organización, pero que participan en las reuniones ordinarias se encuentran: México, Noruega, Sudán, Kazajistán, Omán y Egipto.