Cabezal Cabezal

2018, el año que Colombia magnificó la migración venezolana para embolsillarse millones de dólares

Publicado: 27 de diciembre de 2018 a las 17:42 | Última actualización: 27 de diciembre de 2018 a las 18:01

El actual presidente de Colombia Iván Duque y el expresidente Juan Manuel Santos El actual presidente de Colombia Iván Duque y el expresidente Juan Manuel Santos

El actual presidente de Colombia Iván Duque y el expresidente Juan Manuel Santos
Foto: Internet

Todo el año 2018 el Gobierno colombiano no cesó en sus ataques contra Venezuela, primero lo hizo el expresidente Juan Manuel Santos, luego las agresiones las continúo su sucesor, Iván Duque.

Ambas gestiones magnificaron la migración venezolana para embolsillarse millones de dólares, consiguieron cerca de 32,4 millones de dólares.

La primera donación fue en marzo de este año, cuando la Agencia para Desarrollo Internacional de Estados Unidos (Usaid), destinó 2,5 millones de dólares a Colombia.

Ese mismo mes la Unión Europea anunció que le daría 2 millones de Euros (2,4 millones de dólares) para atender las necesidades de los migrantes venezolanos.

En abril de 2018, el subsecretario de Estado de EEUU, John Sullivan, anunció que Estados Unidos concederá 18,5 millones de dólares adicionales a Colombia para supuestamente atender a los migrantes venezolanos, reflejó EFE en esa oportunidad.

En agosto el imperio estadounidense anunció que le daría al gobierno neogranadino 9 millones de dólares más, reseñó en ese momento el portal colombiano el Tiempo.

En todo el 2018, el Gobierno Colombiano no cesó de acudir a organismos internacionales a mendigar dinero para enfrentar la supuesta masiva migración venezolana.

Lo que ha evitado recordar tanto el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos y el de Iván Duque es que Colombia es el primer país del mundo con el mayor número de personas desplazadas, hasta 2017 tenía 7,7 millones, de acuerdo con el informe anual Tendencias Globales presentado en junio de este año por la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), y que divulgó en esa oportunidad el portal neogranadino El Tiempo.

De ese total 5 millones 600 mil colombianos hacen vida en Venezuela, y están incluidos en la vida social, laboral y educativa, al mismo nivel que cualquier venezolano, pudiendo disfrutar de las diversas políticas públicas que el Gobierno Bolivariano ejecuta. Un importante dato que olímpicamente tanto Santos, Duque y sus aliados parecen no querer recordar.

Colombia pretende en el 2019 seguir consiguiendo dividendos a costa de la magnificación de la migración venezolana, pues en noviembre de este año, Duque aseguró que continuará buscando recursos.

"Nosotros tenemos que seguir buscando también más recursos de cooperación internacional y buscando más acceso a capital a costo muy barato y que nos permita atender esta situación", dijo en una entrevista que concedió a RCN y que citaron en esa oportunidad diversos medios.

El pasado 21 de diciembre de la manera más cínica el Gobierno colombiano evidenció una vez más su intención de seguir sacando dividendos con la magnificación de la migración venezolana. Ese día el canciller del vecino país, Carlos Holmes Trujillo aseguró en declaraciones a EFE que su Gobierno quiere impulsar las gestiones para definir una "estructura financiera regional" a fin de contar con recursos para atender la supuesta crisis migratoria generada desde Venezuela.

Durante una visita oficial a Japón, Trujillo dijo que el Gobierno de Bogotá va a seguir trabajando con la ONU y sus agencias para "coordinar de la mejor manera la acción multilateral", citó ese día el portal colombiano La Opinión.

Todo indica que en el 2019 el gobierno de Duque no cesará en su campaña contra Venezuela y la Revolución Bolivariana.