21 muertos y 250 heridos en los últimos tres días (La Extra, 21 de noviembre 1963)

  • Las acciones represivas de los cuerpos policiales tuvieron como sus principales víctimas a los habitantes de Lídice, Lomas de Urdaneta, La Charneca, Lomas de Propatria, Cota 905 y El Guarataro.
  • Durante la madrugada del martes el Cuartel Urdaneta y la Policía Municipal abrieron fuego contra los bloques de Lomas de Urdaneta.
  • En La Silsa, pelotones de la Policía Municipal dispararon contra bloques y ranchos.
  • Un agente de la PTJ al ver la mortandad usó su arma, una metralleta, para repeler la acción asesina de los municipales.
  • En las últimas balaceras perecieron: Moisés Salvador Meléndez Ochoa, de 20 años, asesinado por la policía de un balazo en el abdomen; mientras dormía, Albertina Núñez, de 24 años, pereció de un tiro en la región escapular; José López, 23 años, recibió una ráfaga de ametralladora cuando salía de su domicilio; Antonio Henry Rojas, de 24 años, cayó abatido cuando intentaba cruzar una calle; Lucia Vaamonde, falleció en el puesto de Salas luego de ser gravemente herida por la policía en San Agustín del Sur; un agente de los cuerpos de seguridad, Pedro José Silva, murió cuando gente del pueblo respondió a la agresión policial.

CONTEXTO: 

  • La campaña electoral de 1963 que dio como ganador a Raúl Leoni, sirvió de cortina de humo para ocultar las masacres cometidas en los barrios caraqueños por las bandas armadas de AD en coordinación con la Digepol
  • Debido a estas matanzas, URD protestó y abandonó el Pacto de Punto Fijo. Rómulo Betancourt declaró que “Jóvito Villalba es un cadáver insepulto”.
  • El 08 de octubre de 1962 Betancourt suspendió las garantías constitucionales. 
  • En octubre de 1962 Kennedy y Kruschev protagonizaron la Crisis de los Misiles, que puso al mundo al borde una guerra mundial.
  • Este impasse lejos agudizó la Guerra Fría y azuzó  la cacería de brujas  contra las izquierdas en Venezuela y Latinoamérica.
  • La ley del psicoterror anti comunista impuesta por Betancourt fue la sentencia de muerte para las juventudes y dirigentes que desde las zonas populares caraqueñas protestaban por la traición del 23 de Enero

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: