300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

Antonio Arráiz: Defensor de la democracia en tiempos del régimen gomecista (+siembra)

Publicado: 16 de septiembre de 2021 a las 10:21 | Última actualización: 16 de septiembre de 2021 a las 11:11

Antonio Arráiz Antonio Arráiz

Antonio Arráiz
Foto: Internet

El 16 de septiembre de 1962 fallece en Estados Unidos,  Antonio Arraiz, destacado poeta, periodista y novelista venezolano, quien es especialmente recordado por sus cuentos de "Tío Conejo y Tío Tigre"  o la novela "Puros hombres".

El 27 de marzo de 1903, nace  en Barquisimeto, estado Lara, Arraiz realizó estudios primarios en su ciudad natal (1909-1911), culminándolos en el Colegio Católico Alemán en Caracas (1911-1914). En cuanto a la educación secundaria, la misma la efectuó en los liceos Andrés Bello y Caracas.

Con apenas 16 años, se trasladó a Estados Unidos, en ese país permaneció hasta los 19 años. En este periodo, Antonio se hizo aviador, tuvo participación en el cine y se dedicó a otros oficios para subsistir. De regreso a Venezuela, se inició en una resaltante carrera deportiva, que pasó por la esgrima y el fútbol.

Trabajó en una casa de comercio y en una empresa de cines como jefe de propaganda. Participó en las protestas estudiantiles contra el régimen de Juan Vicente Gómez, en febrero de 1928, y formó parte del grupo que participó en el asalto al Cuartel San Carlos, por lo que cayó preso, siendo torturado y encarcelado en La Rotunda, hasta el 1° de enero de 1935, cuando fue confinado a Barquisimeto, donde trabajó en el periódico El Heraldo.

Desterrado, viajó por Ecuador y Colombia, regresando a Venezuela en abril de 1936, durante el Gobierno de Eleazar López Contreras. Fue director del diario El Nacional (1943-1948). A raíz del derrocamiento del Gobierno de Rómulo Gallegos, se exilió voluntariamente en Estados Unidos de manera permanente, donde contrajo nupcias tras un divorcio y trabajó en el departamento de publicaciones de la ñ

En el país del norte, se dedicó a escribir poemas, cuentos, novelas, textos pedagógicos. Asimismo, se convirtió en un importante defensor de la naturaleza, apasionándose también por la geografía y además, se adelantó en muchos de sus escritos a las luchas reivindicativas.

Como novelista, dejó su huella especialmente a través de sus "Puros hombres" (1938); como autor de libros para la enseñanza destacan: "Tío Tigre y Tío Conejo" (1945) y como ensayista, "Culto bolivariano" (1940).

Deja tu comentario: