Cabezal Cabezal

Bertolt Brecht: Pluma que con la fuerza de la palabra dibujó lo cruel y hermoso del mundo

Publicado: 14 de agosto de 2019 a las 08:47 | Última actualización: 14 de agosto de 2019 a las 09:57

Su espíritu irrendento, lo lleva a tomar las ideas del marxismo aunque se negó a militar en algún partido Su espíritu irrendento, lo lleva a tomar las ideas del marxismo aunque se negó a militar en algún partido

Su espíritu irrendento, lo lleva a tomar las ideas del marxismo aunque se negó a militar en algún partido
Internet

El 14 de agosto de 1956, en la ciudad de Berlín, Alemania, se suscita la partida física del dramaturgo y escritor germano Bertolt Brecht, quien con gran maestría plasmó en cada una de sus obras la crueldad y hermosura de lo humano, siendo guiado por la fuerza de un mundo que se debatía entre el fascismo, el imperialismo y el socialismo soviético. 

Nacido en la ciudad de Augsburgo, el 10 de enero de 1898, siempre mostró un espíritu rebelde que lo llevó a ser atraído por lo distinto, lo extravagante, al punto de vivir al margen de las normas de su tiempo, de su recato y su sentido de disciplina.

Este espíritu irredento, lo lleva a tomar las ideas del marxismo aunque se negó a militar en algún partido. Sus obras son fiel reflejo de sus ideales debido a que este escritor militante pretendió con sus actuaciones concienciar al espectador y hacerle pensar. 

Tras la llegada del fascismo alemán, se ve obligado a salir de la Alemania Nazi, lo cual se transformó en un periplo de países hasta que culminó en la ciudad de Helsinki, Finlandia. Fue durante esta época que escribió obras trascendentales como La vida de Galileo, El alma buena de Szechwan, El círculo de tiza caucasiano, entre otras donde brilla por su madurez en la dramaturgia. 

Tras estos logros, intenta ser parte del club de guionistas de Hollywood, pero dada las características de sus obras antisistema y anticapitalistas, es rechazado y se convierte en objetivo del macartismo, al punto de llegar a ser interrogado el 30 de octubre de 1947  por el Comité de Actividades Antiamericanas que promovía el ultraderechista y anticomunista estadounidense Joseph McCarthy

Este historial de militancia en las ideas marxista le ganaron que tras la caída de Adolfo Hitler, se le prohibiera la entrada en la entonces Alemania occidental que ocupada por los estadounidenses y británicos, llevaba a cabo una operación de exclusión y persecución contra cualquier idea que no estuviera apegada al capitalismo. 

Es así como tras largos años de exilio en Finlandia, Bertolt Brecht decide regresar al territorio alemán bajo influencia soviética, donde fue recibido y honrado por su intelecto y por sus aportes en la lucha contra el fascismo al ser honrado con el Premio Lenin de la Paz

Es así como un día como hoy fallece este insigne escritor alemán quien es recordado por los pueblos que alzan su banderas de lucha contra el resurgir del fascismo que como lo advirtió no acababa con Hitler porque "la puta que lo parió está de nuevo en celo". 

 

Deja tu comentario: