Campo Mulata – Ley de Reversión Petrolera (EL NACIONAL, 07 de enero 1974)

    • En aplicación de la Ley de Reversión Petrolera, Mulata cerca de Jusepín, en el estado Monagas, era el segundo campo petrolero que debía restituir la Creole (Standard Oil) a la nación venezolana, sin ninguna indemnización. 

    • A la fecha de la expiración de la concesión, Campo Mulata era un complejo gasífero derribado y abandonado a la intemperie.

    • En las 2.280 hectáreas de esta concesión funcionó en sus instalaciones una planta industrial con capacidad de reinyectar gas a los pozos, realizar operaciones de purificación y distribuir a través de un oleoducto 97.000 barriles diarios hasta Puerto La Cruz.

    • El oleoducto alcanzaba una longitud de 168 km con tuberías de 40 cm de diámetro. 

    • La Creole dejó el Campo Mulata listo para ser desmantelado e impedir que el complejo industrial retornara, por ley, a manos del Estado en condiciones de operatividad.

    • En las puertas de Mulata colgaba un letrero que decía “Propiedad Privada”. Pasando los portones se observaban varios tipos de generadores, turbinas, gigantescas torres de absorción y depuración de gas, tubería, láminas, relojes industriales y demás artefactos tumbados en el piso para ser picados y vendidos al mejor postor.

    • La Ley de Reversión Petrolera fue promulgada en 1971 para garantizar que todos los bienes, instalaciones y equipos pertenecientes a la concesionaria, dentro y fuera de la misma, retornaran a manos de la nación, sin pago de indemnización.

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: