Cabezal Cabezal

Caso Assange: La agonía de la libertad de prensa

Publicado: 12 de abril de 2019 a las 12:58 | Última actualización: 12 de abril de 2019 a las 13:16

Julian Assange, fundador WikiLeaks, ha sido arrestado este jueves 11 de abril ante los ojos expectantes de la opinión pública Julian Assange, fundador WikiLeaks, ha sido arrestado este jueves 11 de abril ante los ojos expectantes de la opinión pública

Julian Assange, fundador WikiLeaks, ha sido arrestado este jueves 11 de abril ante los ojos expectantes de la opinión pública
Internet

El periodista australiano, Julian Assange, quien es conocido por ser el fundador del portal de investigación WikiLeaks, ha sido arrestado este jueves 11 de abril ante los ojos expectantes de la opinión pública, que ve cómo agoniza la democracia y la libertad de expresión en este mundo contemporáneo.  

Julian Assange teme ser extraditado a los Estados Unidos, para ser encarcelado, torturado y luego aplicarle la pena de muerte por supuestos crímenes de conspiración.

Pero lo que no cuenta la mediática internacional es que el periodista se ha dedicado a desenmascarar crímenes y actos de corrupción alrededor del mundo, de allí la persecución de la que es víctima por las grandes redes de corrupción y violencia.

Y es allí donde entra Lenín Moreno, presidente de Ecuador, quien se alió y arrastró hasta más no poder para ser el sucesor a la presidencia, luego de que el economista Rafael Correa culminara su mandato.

Hace pocos meses, Wikileaks reveló que Lenín Moreno recibió un soborno de 18 millones de dólares de la empresa china Sonohydro, responsable de la construcción de una represa en Ecuador.

El portal web demuestra cómo los 18 millones de dólares fueron transferidos a 10 empresas fantasmas de Panamá, por  medio de las cuales Moreno utilizó parte de esa cantidad para adquirir, a través de un testaferro, un apartamento de 500.000 euros en una lujosa urbanización de Villajoyosa (Alicante, España), donde se van todos los corruptos y traidores.

Luego de hacerse el ofendido, el nefasto presidente de Ecuador, mostrándose como todo un autoritario, retiró la nacionalidad horas antes al periodista para luego entregárselo a la policía británica, tal cual jugada de pillo.

Recordemos que las leyes internacionales tienen prohibida la extradición de nacionales por delitos políticos y el derecho a la vida, por la que teme Assange, está por encima de los acuerdos diplomáticos.

Hoy la mediática internacional tiene los ojos fijos en Venezuela pero no ven lo que está pasando en Ecuador, un país que queda en el mismo hemisferio, cuyo presidente está acusado de corrupto y que hoy con esta jugada no solo confiesa serlo, sino que demuestra la bajeza de su humanidad.

Voces

Miles de políticos y personalidades han opinado y alzado su voz  sobre el caso, que ha conmocionado a la opinión pública y ha violado cualquier norma de derecho internacional.

El ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien a su vez le otorgó la nacionalidad y protección a Assange, a nombre del Estado ecuatoriano, se manifestó en su cuenta personal en la red social twitter con estupor: “Que quede claro: Aunque Moreno siempre quiso entregar a Assange, finalmente lo hace por un tema personal: En venganza porque Wikileaks publicó INA papers, el grave caso de corrupción en que está envuelto Moreno. Cuenta secreta INA Investment 100-4-1071378 Balboa Bank Panamá”.

La Organización de Naciones Unidas condenó formalmente la detención del periodista por ser arbitraria y considerarla una violación de los Derechos Humanos, emitiendo recientemente una declaración donde exige el libre tránsito de Assangge

Deja tu comentario: