Cabezal Cabezal

Chavistamente: Fragmentación indevolvible

Publicado: 7 de noviembre de 2018 a las 16:10 | Última actualización: 7 de noviembre de 2018 a las 16:26

El team Maria Corina-Vampi Ledezma propuso incluir una declaración contra Zapatero en el orden del día y de ahí en adelante, como cada cosa que hacen, todo fue barranco El team Maria Corina-Vampi Ledezma propuso incluir una declaración contra Zapatero en el orden del día y de ahí en adelante, como cada cosa que hacen, todo fue barranco

El team Maria Corina-Vampi Ledezma propuso incluir una declaración contra Zapatero en el orden del día y de ahí en adelante, como cada cosa que hacen, todo fue barranco
Con el Mazo Dando


Aún convertidos por su propio esfuerzo en minúsculas partículas de polvo cósmico, la oposición venezolana no deja de meterse ridículos autogoles. Es una tendencia patológica, irreversible, “indevolvible” –diría Ismael García– a la torpeza. No solo se autogolea sino que publicita su estrepitoso fracaso, sin un ápice de pudor, en un show que no sale de las redes sociales y de las cadenas de Whatsapp. 

Tuiteando como para la historia, mandan pomposas proclamas atapuzadas en los poquitos caracteres que les permite Twitter, a la vez que se insultan entre ellos, se acusan unos a otros de colaboracionistas, se amenazan, se burlan, se disputan un liderazgo vacío, se lanzan indirectas chismosas y, como los malos de las comiquitas, cuentan sus planes secretos antes de que pasen y luego no entienden cómo es que todo les sale mal… y vuelven a las proclamas, los insultos, las amenazas, las burlas, las indirectas…

El último episodio del ridículo sucedió en lo que queda de la Asamblea Nacional en desacato, el epicentro de esta tragicomedia, aquella institución que fue demolida por ellos apenas alcanzaron ocuparla con el cuento falaz de “la última cola”. Allí donde declararon que Nicolás se iba en 6 meses, hace ya casi tres años, donde decretaron que ya no era presidente por “abandono de cargo”, donde lo volvieron a destituir ya no me acuerdo por qué, aunque la cacerolera de la calle de atrás asegura que fue porque Nicolás es cucuteño. Allí, donde ya nunca hubo quórum, y sin quórum realizan soporíferas sesiones que a nadie importan; allí donde habiendo tanta cosa importante que podrían agendar, deciden sesionar para declarar a José Luis Rodríguez Zapatero persona non grata. (Bostezo)

Como en un guión de Chespirito, la oposición organizó otro esperpéntico toma y dame con argumentos razonados desde la más profunda demencia. Una vaina como de Chaparrón Bonaparte y Lucas, dígame licenciado, licenciado, muchas gracias, muchas gracias…

El team Maria Corina-Vampi Ledezma propuso incluir tan importante y pertinente tema en el orden del día y de ahí en adelante, como cada cosa que hacen, todo fue barranco. Cuarenta y tres diputados (en desacato) se negaron a votar por semejante ridiculez. Cincuenta y tres insistieron en su tendencia al ridículo. Todos se insultaron, se acusaron, mientras Rodriguez se hacía Zapatero tendencia en Twitter, sin siquiera haber dicho esta boca es mía.

Y no solo fue tendencia sino que fue el culpable de todo, como lo afirmó la siempre lúcida Delsa Solórzano, que hizo un alto en su lucha por reciclar barriles de petróleo para expresar “con toda la sinceridad del mundo (que) lo que está ocurriendo hoy en la AN es una vergüenza. Que un hombre como Zapatero, que no representa los intereses de la dignidad de Venezuela nos divida, es penoso. Zapatero no merece eso. Ya ese señor nos ha hecho bastante daño”. Y no solo lo dice Bemba Solórzano, no, Jorge Roig, aquel que fue presidente de Fedecámaras también está convencido de que el ex presidente español, con sus super poderes malvados, es culpable de que la oposición lo pusiera en agenda para dividirse e insultarse, aún cuando él estaba tan tranquilo allá en España, sin decir ni pío. Y no solo eso, sino que el astuto Zapatero lo hizo para poner una piedra en el camino hacia el 10 de enero, la nueva fecha de la oposición para desconocer la presidencia de Maduro, tantas veces inútilmente desconocida. Tuiteó Roig apesadumbrado: “Que un hombre como Rodriguez Zapatero divida a nuestra oposición es una pésima señal para los acuerdos políticos que tendrían que  ocurrir antes del 10 de Enero. Cuánto daño sigue haciendo este personaje”. 

Los pocos que aún le paran a esta gente, lo hacen para descargar la rabia y frustración que les provocan. Así aquel odio que cultivaron para descargarlo sobre los chavistas, se les fermentó en el alma y ahora brota como pestilentes eructos contra quienes fueron sus líderes libertarios. Y cuando no es odio, es una la profunda decepción y cansancio de saberse tantas veces usados, tantas veces embaucados por una dirigencia irresponsable e incapaz que, aún siendo polvo cósmico, se sigue fragmentado “indevolviblemente” mientras se aferra a la fatua esperanza de una nueva fecha de caducidad, o, en su defecto, que venga gente de otros países a hacerles la faena ellos no pudieron hacer. (Bostezo)

CAROLA CHÁVEZ
@tongorocho