300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

Día de la Juventud: 206 años después los jóvenes están llamados a seguir venciendo

Publicado: 12 de febrero de 2020 a las 06:00 | Última actualización: 11 de febrero de 2020 a las 19:19

El Comandante Chávez en un acto con la Juventud Revolucionaria en el Poliedro de Caracas el 19 de septiembrede 2012 El Comandante Chávez en un acto con la Juventud Revolucionaria en el Poliedro de Caracas el 19 de septiembrede 2012

El Comandante Chávez en un acto con la Juventud Revolucionaria en el Poliedro de Caracas el 19 de septiembrede 2012
Prensa Presidencial

Hace 206 años, un día como hoy, en los hermosos Valles de Aragua la juventud patriótica escribió una hazaña memorable en la historia de la Guerra de Independencia, venció a las tropas de Francisco Tomás Morales, el número dos de uno de  los personajes más sanguinarios y cruel que profanó la tierra venezolana, José Tomás Boves. Dos siglos después la juventud revolucionaria juega un papel preponderante en la lucha contra el imperialismo estadounidense, que no cesa en sus ataques contra la Patria Bolivariana.

Las tropas realistas eran superiores en fuerzas, contaban con 3 mil 500 soldados y 2 mi  500 de ellos eran jinetes. Los defensores de Aragua, los patriotas apenas llegaban a mil 500, entre los cuales se encontraban adolescentes y jóvenes inexpertos en el uso del fusil, estudiantes del Seminario y de la Universidad de Caracas, llegados dos días antes bajo el mando del general de División José Félix Ribas.

Desde el 12 de enero hasta el 7 de febrero de 1814 estuvo Ribas reclutando, entrenando, administrando y disciplinando a los nuevos combatientes, moviéndose entre Caracas y La Guaira, describió en 2014, la revista Memorias de Venezuela, del Centro Nacional de Historia, en una edición especial, titulada: Jueventud rebelde.

Un día después partió el General Ribas, con sus 1500 combatientes y cinco piezas de artillería hacia la población aragüeña de La Victoria —localidad donde confluyen el camino de Valencia hacia Caracas y el sendero de los llanos—, sitio escogido por él para frenar el avance de  Boves, agrega la fuente.

El 10 de febrero llega el ejército de Ribas a La Victoria, ocupa la Plaza Central. Dos días después Ribas y sus jóvenes escribirían hojas de gloria en la historia venezolana, al vencer a los enemigos de la patria. El General patriota quedaría inmortalizado en la historia con la proclama que profirió en la batalla.

“Soldados: lo que tanto hemos deseado va a realizarse hoy: He ahí a Boves. Cinco veces mayor es el ejército que trae a combatirnos; pero aún me parece escaso para disputarnos la victoria. Defendéis del furor de los tiranos la vida de vuestros hijos, el honor de vuestras esposas, el suelo de la patria; mostradles vuestra omnipotencia. En esta jornada que ha de ser memorable, ni aun podemos optar entre vencer o morir: necesario es vencer. ¡Viva la República!”, exclama Ribas, citó la mencionada revista.

Después de ocho horas, la batalla finalizaría con la victoria de los patriotas a las 4:00 de la tarde, cuando apareció el refuerzo  de Vicente Campo Elías y Antonio Ricaurte,  con 400 hombres de caballería, desde las afueras de San Mateo.

Hoy sigue la batalla

Hoy, 206 años después, la batalla por la independencia continúa, en esta oportunidad el enemigo feroz, es el imperialismo estadounidense que no cesa en sus ataques contra Venezuela. Un imperio que ha desatado toda una Guerra No Convencional contra la Patria Bolivariana.

Uno de los blancos de estos ataques han sido los jóvenes, quienes a diario son víctimas de un proceso de transculturización gringa o proyanqui que busca destruir nuestras raíces, con su música, sus películas, sus series de televisión y sus campañas en las redes sociales.

No han podido concretar sus objetivos, la razón, el apoyo que le brindó el Comandante Eterno, Hugo Chávez, a la juventud desde su llegada a la presidencia en 1999. Una solidaridad que hoy continúa el Jefe de Estado, Nicolás Maduro.

Entre los logros por garantizar el futuro de la juventud se encuentra el incremento de la  matricula universitaria que pasó de más de 489 mil estudiantes en el sector público en 1998, antes de la llegada de Chávez al poder, a más de 2 millones 800 mil en 2019.

En Revolución, nació la juventud de oro, la misma que le ha traído al país grandes logros deportivos.

Durante la Revolución Bolivariana los jóvenes han venido desempeñando y jugando un papel protagónico en la construcción de la Patria Nueva, y vienen ocupando cargos relevantes en diversas áreas como en la política, en lo social, económico, en lo cultural, entre otras.

El mensaje de Chávez a la juventud

La admiración del Comandante Chávez por la juventud venezolana fue infinito. A ellos los llamó en reiteradas oportunidades a seguir construyendo la patria nueva, justa, igualitaria, la patria grande y a garantizar la paz y la estabilidad del país.

El 12 de febrero de 1999, al cumplirse 185 años de la Batalla de La Victoria, desde la Plaza José Félix Ribás en La Victoria, estado Aragua, llamó a los  jóvenes venezolanos a la lucha, “a la unión, a poner su corazón, su alma, la llama hermosa de su juventud en función de las luchas de este momento histórico que vivimos. Así como asimismo, hace tantos años, en 1814, los jóvenes de La Victoria y los jóvenes de Venezuela levantaron su bandera de unidad y dieron su vida por un pueblo, por una historia, por una Patria ¡Jóvenes venezolanos, vamos, vengan. Unidos todos seremos invencibles. Ustedes son la llama eterna de la vida! ¡Vamos a poner la pasión de la juventud en función del dolor de un pueblo, en función del amor de un pueblo!”.

Agregó: “Yo en esta guerra contra la miseria, en esta guerra contra el hambre yo seré el Comandante en Jefe. Llamo a todos, jóvenes de Venezuela, ayúdenme para poder cumplir este compromiso con nuestro pueblo. Jóvenes de Venezuela, a la lucha, con las banderas eternas de la juventud, siempre en alto. ¡Qué viva la juventud venezolana! ¡Qué viva la juventud venezolana y un abrazo para todos, queridos hermanos!”.

Neceseario es vencer

El 12 de febrero de 2003 durante un desfile en La Victoria, señaló: “Jóvenes venezolanos, vamos a atrevernos a la batalla por Venezuela, a la batalla por la patria en estos días en los que hemos tenido que enfrentar todos juntos, civiles y militares, conspiraciones de todo tipo, militares, civiles, económicas, petroleras, tecnológicas. Un sabotaje contra la República, una conspiración contra el Estado, hemos derrotado a los conspiradores, hemos derrotado a los fascistas hemos derrotado a los terroristas y a los golpistas en Abril del dos mil dos, y en diciembre del dos mil dos, pero hay que estar alerta porque la batalla continua y por que tendremos que continuar consolidando los espacios de la Venezuela nueva, tomando el gorro frigio de José Félix Ribas, el gorro frigio de la independencia, de la igualdad, de la libertad y de la fraternidad para decir con José Félix Ribas, y con la juventud venezolana hoy, ciento ochenta y nueve años después de aquella heroica jornada, decir: No podemos optar entre vencer o morir, necesario es vencer para que viva la República”.

El movimiento estudiantil no debe estar desconectado

Durante una asamblea con estudiantes del Instituto Universitario Tecnológico de La Victoria, estado Aragua, el 12 de febrero de 2003, destacó que “el movimiento estudiantil no puede estar desconectado del movimiento campesino por ejemplo ¡No puede estar desconectado! Todo debe ser un sistema de articulación de la unidad nacional, el movimiento estudiantil no puede estar desarticulado del movimiento obrero ¡Tiene que estar profundamente articulado! Ustedes tienen que hacer vida y lucha conjunta con los trabajadores de Venezuela, con los campesinos. El Movimiento Estudiantil no puede estar desconectado con el movimiento indígena, el movimiento estudiantil no puede estar desconectado con los movimientos revolucionarios, con los partidos políticos, con la juventudes de los partidos políticos debe estar todo estructurado, interconectado como un gran sistema social articulado así como el universo, la luna no puede estar desconectado de la tierra que está conectada por la fuerza poderosa de la gravedad si esa fuerza se rompiera se acabaría el sistema”.

Agregó: “El esfuerzo tiene que ser muy grande muchachos, todos los días, todas las noches además de estudiar y sacar buenas notas ,porque eso es muy importante, hay que ser además buen estudiante y hacer deporte, y alejarse de las drogas y tener cuidado con ¡bueno! enfermedades, el embarazo precoz y todas esas cosas que afectan a la juventud, las drogas, la corrupción moral y contra eso hay que luchar todos los días y estudiar, estudiar y conectar los conocimientos del aula con la realidad allá con la universidad de la vida, con la calle que pasa allá, con el cerro que está más allá. Interpretar todos los días lo que acontece en Venezuela, hacer asambleas todos los días, reuniones todos los días, dar la lucha mediática todos los días en la esquina, en la calle. La batalla en la defensa de la revolución, ir pensando en el futuro y proyectando las ideas hacia el futuro”.

En esa oportunidad también pidió que el Movimiento Estudiantil no estuviese desconectado de los movimientos estudiantiles de la América Latina y del Caribe y de otras partes del mundo.

“Tienen que estar conectados con los movimientos estudiantiles de Colombia, de Ecuador, de Perú, de Bolivia, de Panamá, de Brasil, de Argentina, de Chile, Uruguay, Paraguay, Cuba, Puerto Rico, Dominicana, Jamaica, Haití, Curacao, Aruba, Bonaire, Trinidad y Tobago, Santa Lucía, Saint Vincent y Las Granadinas, El Salvador, Nicaragua, Guatemala, Estados Unidos, Canadá ¡Todos! En esos países hay movimientos estudiantiles y ¿saben una cosa?, para compromiso de nosotros casi todos esos movimientos estudiantiles organizados y conscientes tienen su vista puesta en Venezuela, casi todas las juventudes de este continente tienen su vista puesta en Venezuela como esperanza. Millones. Millones de seres humanos tienen su vista puesta en Venezuela y no sólo en este continente; en África, sobre todo los pueblos más pobres de la tierra que ya hoy saben, a pesar de la terrible campaña mediática que quiso satanizar la revolución bolivariana, sin embargo, fracasaron se ha impuesto la verdad. Cientos de millones de hombres y mujeres en el mundo entero, hoy ya saben la verdad, ya saben que en Venezuela lo que está aconteciendo es una gran lucha, una lucha de un pueblo por su dignidad, un pueblo que quiere ser libre, una juventud que batalla por ideas, por su justicia y por su libertad”, enfatizó.

Es imprescindible vencer

El 12 de febrero de 2006 desde La Victoria, estado Aragua, manifestó: “Recordar que en estos tiempos, sobre este mismo territorio lo que estamos haciendo es en esencia continuar el proceso revolucionario de independencia que quedó truncado en aquellos años el Siglo XIX, el sacrificio de la juventud, un día como hoy en 1814, aquí en La Victoria (...)”.

Agregó: “Cueste lo que cueste hoy, y en honor a aquellos mártires, y en honor a aquel sueño que quedó truncado, como ya dije, hoy sí es verdad que se hará realidad el grito heroico de José Félix Ribas: No podemos ni siquiera optar entre vencer o morir, es obligatorio vencer, es necesario vencer, es imprescindible vencer ¿Y vencer qué significa? Vencer significa lograr la concreción firme, la concreción profunda, la concreción plena integral del proyecto nacional Simón Bolívar, que está en marcha, es un proyecto político, la democracia bolivariana, democracia plena y verdadera, donde el poder esté en manos del pueblo, que es el soberano nacional, una democracia profunda, un sistema social donde todos estemos incluidos, donde no haya excluidos, donde no haya privilegios, donde reine la igualdad y la mayor suma de felicidad posible. Un sistema económico que sirva para satisfacer las necesidades de todos, un sistema económico productivo, moderno, una República, en fin, sólida, integral; un pueblo y una República, verdaderamente libres y plenamente libres. Está en marcha, pues, la segunda independencia nacional, y hoy más que nunca cobra vida José Félix Ribas y los jóvenes mártires de La Victoria, para decir: ¡Viva la Patria! ¡Viva el pueblo venezolano! ¡Y viva la Revolución Bolivariana! Único camino hacia la Patria necesaria”.

Tomar la Vanguardia

 “Yo se los quiero ratificar muchachos, ustedes son parte del parto de la patria, parte vital, existencial, esencial, ahora en el ciclo bicentenario que está comenzando les toca a ustedes, juventud heroica de Venezuela, comenzar, ahora sí, a tomar la vanguardia de la Revolución, la vanguardia del proceso revolucionario porque ya ustedes han venido madurando, ustedes nacieron por allá por los 80 (…) Mira, no te digo pues, como todo parto, Venezuela echó sangre para parir, la patria estaba preñada, nosotros la vimos preñada, nosotros la vimos parir y parimos con ella, eran aquellos años 80, eran aquellos años 90 que vinieron acumulando fuerza desde los 50, desde los 60 y llegó el momento del parto patrio y nació la revolución de nuevo y el pueblo resucitó y ustedes son los hijos y las hijas de la revolución resucitada, del pueblo resucitado”, expresó el 12 de febrero de 2010, al cumplirse 196 años de la Batalla de la Victoria, desde las afueras del Palacio de Miraflores, Caracas.

En esa oportunidad también señaló: “Que Dios los bendiga, que Dios las bendiga porque ha llegado el momento de tomar la vanguardia, el momento definitivo, los años definitivos, quiero decir, no es un momento, no, el ciclo definitivo bicentenario está comenzando y desde mi modesta opinión son, o está constituido ese ciclo por los próximos 20 años, 2010 a 2030, yo no estoy seguro de llegar con vida al 2030, no, pero eso no importa dijo el poeta porque aquí donde estoy parado (…)estoy seguro ya, estoy seguro de qué, estoy seguro de que ustedes coronarán la gran patria venezolana por allá por el 2030, ustedes la coronarán de gloria, de esplendor, como la soñó el Padre Bolívar (...)”.

Deben luchar contra la corrupción

Aquel 12 de febrero de 2010 ante una marea de muchachada les pidió ser parte de la lucha contra la corrupción.

“No puede haber una juventud acrítica, la juventud es rebelde por naturaleza y por tanto debe alimentar a la revolución con un poderoso pensamiento crítico y autocrítico, acerca de las situaciones que se viven, analizando a fondo esas situaciones, proponiendo fórmulas de solución, señalando las desviaciones, el Che Guevara lo decía, uno de los más grandes enemigos de toda revolución es el burocratismo, la corrupción, la ineficiencia, la juventud debe llenar de fuerza vigorosa la batalla contra la corrupción, contra el burocratismo y la ineficiencia, las desviaciones que siempre amenazan a cualquier movimiento revolucionario”, expresó.

En esa oportunidad destacó que toda sociedad nueva nace contaminada de la vieja, “el socialismo venezolano está apenas naciendo y por supuesto es inevitable que nazca contaminado por la sociedad vieja, por los vicios del capitalismo que tan a fondo fueron inoculados en el cuerpo de la nación venezolana, el egoísmo, el individualismo, la aspiración por la acumulación de riquezas y de ahí la corrupción, todos esos vicios están allí inoculados a fondo, en el fondo de nuestra realidad, quién, quiénes mejor que los jóvenes para luchar a fondo contra esos vicios para señalarlos y batallar contar ellos y evitar la contaminación, ustedes no pueden contaminarse de la vieja sociedad capitalista, egoísta, no pueden, porque ustedes son la garantía del futuro”.

No se puede perder la independencia

Al último desfile en La Victoria, estado Aragua, que asistió Chávez, fue el 12 de febrero de 2012, cuando se cumplieron 198 años de la Batalla de la Victoria y día de la Juventud Revolucionaria. Desde ahí dijo: “Bueno, no voy a dar un discurso aquí, pero sí quiero ratificar una idea, que más que una idea es una pasión en profundidad, la idea, la praxis de la independencia, muchachos y muchachas. ¡Independencia o nada!, decía Bolívar, el joven eterno Simón Bolívar”.

Resaltó: “La independencia es la puerta que abierta, parafraseo a Bolívar, nos permitirá ir construyendo el camino. No podemos permitir, bajo ningún trance, que se cierre la puerta de nuevo; no podemos permitir, bajo ningún trance, que Venezuela vuelva a perder su independencia, ésta que hemos conquistado de nuevo en los últimos 20 años, después del 4 de febrero de 1992”.

YULEIDYS HERNÁNDEZ TOLEDO

[email protected]

@yuletoledo

 

Deja tu comentario: