300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

El boicot financiero gringo hacia Venezuela

Publicado: 31 de julio de 2016 a las 01:47 PM | Última actualización: 31 de julio de 2016 a las 01:47 PM


En su columna Los Domingos de Díaz Rangel, el director del diario Últimas Noticias, Eleazar Díaz Rangel, desglosó el boicot financiero aplicado a Venezuela desde Estados Unidos.

En el texto, el periodista venezolano argumenta que el objetivo es debilitar financieramente el gobierno del Presidente Nicolás Maduro, persuadidos de contribuir a precipitar su salida y, en consecuencia, "desaparecer el chavismo".

De la misma manera, sostiene que esas políticas coercitivas tienen antecedentes en países como Chile, durante el gobierno de Salvador Allende. También se habían aplicado antes contra Cuba y después contra Nicaragua.

A continuación un extracto del texto:

Gradualmente se van conociendo las diversas expresiones de la agresión contra Venezuela desde Washington. En su época, el presidente Chávez denunció como se había prohibido suministrar a Venezuela equipos de repuestos a los aviones F-16, pese a que el contrato suscrito obligaba a esa fábrica de aviones a reemplazar los equipos o piezas en desuso. Era un descarado boicot. Fue uno de los motivos que llevó al gobierno a negociar con Rusia los aviones Sukhoi, superiores a los F-16.

Esa prohibición se hizo extensiva a Brasil, entonces gobernado por Lula y donde Venezuela adquiría aviones de transporte en cuya fabricación usaban tecnología estadounidense. Hubo que deshacer esas negociaciones. Varios de los F-16 quedaron inoperativos y seguramente fueron canibalizados. Entonces se miró hacia China y otros países. Limitaciones similares existen respecto a unidades de la Armada, y seguramente respecto a otras tecnologías en unidades de defensa antiaérea, etc.

Ahora es Jorge Rodríguez quien, en una larga entrevista en La Razón, suelta otra perla. En este caso, se trata de las prohibiciones a las instituciones financieras multinacionales de prestarles un dólar a Venezuela. Sus palabras textuales fueron: “El mercado internacional no nos ha dado opción”, y ofreció varias; de orden político, con o sin Maduro, Venezuela siempre tendrá capacidad de pago. “Pero no, el problema es político, porque creen que si nos ahorcan económicamente, lo arrodillan y renuncia (Maduro); y desaparece el chavismo”.

Como ven, allá en Washington piensan igual que la oposición local (o al revés), que Maduro está contra las cuerdas, que lo tienen acorralado, que si favorecen el diálogo (aquí) o acceden al préstamo (allá) es ayudar a que se salve, a que tome un segundo aliento, como esos boxeadores que están por caer.

Esa política de EEUU no es nada nueva. Se la aplicaron a Allende. Les transcribo este párrafo de Pinochet: Los archivos secretos, elaborado según los miles de documentos desclasificados por órdenes del entonces presidente Clinton: “Libres de obstrucciones estadounidenses, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo volvieron a poner en marcha sus programas de préstamos para Chile. Mientras entre 1971 y 1973 el BID prestó a Chile un total de 11,6 millones de dólares, durante los tres primeros años del gobierno de Pinochet esa cifra ascendió a 237,8 millones de dólares. El Banco Mundial, que no había concedido préstamo alguno al gobierno de Allende, autorizó entre 1974 y 1976 créditos por valor de 66,5 millones de dólares”.

Esa política de severas restricciones para préstamos a Chile se había aplicado antes contra Cuba y después contra Nicaragua. De manera que lo que hacen ahora contra Venezuela no es ninguna novedad y persiguen el mismo objetivo: debilitar financieramente el gobierno de Maduro, persuadidos de contribuir a precipitar su salida.

Deja tu comentario: