Cabezal Cabezal

Elecciones, Constitución y el pueblo legitiman el nuevo Gobierno de Maduro

Publicado: 8 de enero de 2019 a las 19:22 | Última actualización: 8 de enero de 2019 a las 19:27

El presidente Nicolás Maduro saluda al Pueblo de Venezuela El presidente Nicolás Maduro saluda al Pueblo de Venezuela

El presidente Nicolás Maduro saluda al Pueblo de Venezuela
Foto: Agencias

Las elecciones presidenciales del 20 de mayo de 2018, la Constitución de la República y el pueblo legitiman el nuevo mandato de Gobierno que comenzará el jefe de Estado, Nicolás Maduro el 10 de enero para el período 2019-2025.

El 20 de mayo de 2018 Nicolás Maduro participó en las elecciones presidenciales para el período constitucional 2019-2025, en donde obtuvo la victoria con 6.248.864 votos, es decir el 67,84% de los votos emitidos, y 4 millones 320 mil 906 por encima de su principal contendor Henri Falcón.

Estas elecciones se caracterizaron por ser libres, universales directas y secretas y por haber sido reconocidas y avaladas por más de 150 acompañantes internacionales de diversos países que participaron en la jornada electoral.

Con su voto, el pueblo legitimó el nuevo gobierno de Maduro, es por eso que el mandatario nacional reelecto no puede renunciar a la voluntad popular y debe respetarla y ejercer la presidencia de la República en su nuevo mandato constitucional 2019-2025.

El nuevo mandato de Nicolás Maduro también está legitimado por la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, que establece en su artículo 5 que: “La soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público. Los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos”.

Este punto es propicio aclararlo ante la arremetida que promueve el Gobierno de Estados Unidos y los países que conforman el autodenominado Grupo de Lima, quienes han manifestado que desconocen las elecciones del pasado 20 de mayo, así como el nuevo Gobierno que comenzará Maduro el 10 de enero.

De hecho el autodenominado Grupo de Lima el pasado viernes a través de un comunicado, de manera injerencista instó al presidente Nicolás Maduro a no asumir la presidencia el 10 de enero de 2019 y a “transferirle en forma provisional, el poder ejecutivo” a la Asamblea Nacional en desacato hasta que se realicen nuevas elecciones presidenciales.

El autodenominado Grupo de Lima además de no cesar en sus ataques contra Venezuela parece olvidar que la Asamblea Nacional está en desacato desde enero de 2016.

Y aquí llegamos al otro elemento, la juramentación de Maduro y por qué se realizará ante el Tribunal Supremo de Justicia, una medida que vale destacar está establecida en la Constitución, específicamente en su artículo 231 que señala: “El candidato elegido o candidata elegida tomará posesión del cargo de Presidente o Presidenta de la República el diez de enero del primer año de su período constitucional, mediante juramento ante la Asamblea Nacional. Si por cualquier motivo sobrevenido el Presidente o Presidenta de la República no pudiese tomar posesión ante la Asamblea Nacional, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia".

Más claro imposible, la legitimidad del nuevo gobierno de Maduro está más que demostrada.

Deja tu comentario:

Con Chávez, Diosdado Cabello y el PSUV, el Gobierno Bolivariano Avanza !!!