Estados Unidos y sus aliados incrementan ataque bélico-comercial contra Venezuela

EEUU ha aumentado en los últimos meses sus ataques contra Venezuela
Foto: Archivo

24/04/2018 07:38 PM

El pueblo venezolano, el común de los ciudadanos y ciudadanas que a diario viven las carencias y bondades en esta tierra bendecida por Dios, deben estar preparado para presenciar estos últimos días del mes de abril y durante el mes de mayo del 2018, los más feroces ataques inhumanos lanzados desde la comunidad internacional, pues el diablo que hoy tiene rostro visible y actúa desde la comunidad internacional, sigue acrecentando descaradamente sus usuales estrategias de ataque imperial en la inusual guerra no convencional declarada contra la patria bolivariana, contra el proyecto chavista revolucionario, progresista y fundamentalmente contra el pueblo en general.

El diablo imperial viene realizando reuniones con gobiernos de países de la región, sus aliados de siempre, contrarios al proyecto integracionista latinoamericano, así como con los aliados europeos y asiáticos que responden  o están comprometidos con los intereses estadounidense financieros, a los cuales no solo se les solicitó, sino que se les ordenó cuan dictador a su pueblo, un amo a sus súbditos, que debían realizar acciones concretas para bloquear cualquier forma o formula que implemente el gobierno bolivariano para obtener financiamiento e importar productos como alimentos y medicinas que son de la necesidad del pueblo, con el propósito de doblegar la moral venezolana producto de la crisis humanitaria inducida que este grupo de países escogidos por Donald Trump, está creando y profundizando.

La primera lectura, demuestra que estos países están supeditados a lo que le imponga el imperialismo que hoy los ha convocado para atacar a Venezuela pero mañana podría ser uno de ellos los atacados, si sus pueblos no alzan la voz como lo han hecho los ciudadanos patriotas venezolanos, también vemos que hay una marcada dependencia internacional del imperialismo en lo financiero que hace posible estas acciones como instrumentos de guerra para atacar a los demás, por lo cual entre los más cipayos vemos al gobierno de Colombia, Perú, Argentina, Brasil, México que aunque están físicamente en Latinoamérica tributan al interés y beneficio estadounidense. 

Lo más impactante de esta acción imperial es que se acusa al socialismo bolivariano de imponer a los empresarios la compra venta de cuales o tales productos, pero sin embargo visualizamos que es precisamente el neoliberalismo comercial dominado por el gobierno estadounidense y gobiernos cipayos de América Latina, Europa y Asia que les imponen a sus empresarios la prohibición de venderle insumos a Venezuela, puesto que las compras se realizan es a empresarios y no a gobiernos, siendo más grave aún impiden o coartan la libre actividad comercial de sus propios empresarios, fundamentalmente de los que proveen el 64% de los medicamentos y alimentos que requiere nuestra población, de los cuales según la economista Pascualina Curcio, el 34% se le compra a EEUU, 10% a Colombia, 7% a España, 5% a Italia, otro 5% a México y 3% a Brasil, por lo cual de cada 6 medicamentos que traíamos de empresas radicada en algunos de estos países, hoy son obligados por USA a no realizar transacciones con Venezuela.

Estados Unidos es tan abusivo que inclusive ya tienen montado un plan  de supuesta recuperación económica  luego de la salida de Maduro del gobierno, han presupuestado y hasta designado a los ejecutores del plan con un presupuesto de 60 mil millones de dólares, de los cuales ya miembros de la derecha nacional cómplices del mayor genocidio instrumentado en nuestro continente, han ideado aumentar sus riquezas y entregar nuestros productos mineros al imperialismo para su goce y disfrute.

Ante esta situación los venezolanos debemos estar preparados para resistir y actuar concienzudamente, monolíticamente como una sola fuerza capaz de  contener las acciones imperiales y de atacar aunque parezca paradójico, bajo el principio de legítima defensa o reciprocidad comercial, a cada acción de los países aliados que están dejando de cumplir acuerdos internacionales suscritos por la república en cuanto al intercambio comercial, lo cual demuestra su complicidad en el juego de Estados Unidos en defenestrar a los organismos  internacionales para que solo actúen cuando protegen los intereses del mayor financista o accionista con divisas inorgánicas o fiduciarias como hoy se percibe a la moneda estadounidense, carente de respaldo real y rumbo a la debacle total.

Nada más criminal que cortar el abastecimiento de productos alimenticios y medicamentos  a una población y es precisamente lo que se acordó en la reunión con Steven Mnuchin Secretario del Tesoro de USA, realizada en Washington este jueves 19 de abril, momento propicio en que nuestro pueblo repetía que no queremos y no aceptamos imposición externa venga de donde venga, porque como decía Bolívar el Libertador lo mismo es luchar contra España que contra Estados Unidos o cualquier cipayo del imperio que pretenda restablecer la dominación neocolonial en tierras bolivarianas.

Redacción:
Rafael Sosa Varguilla
[email protected]

Comparte esta noticia: