Evio Di Marzo: Un apasionado de la música caribeña (+natalicio)

El 28 de mayo de 2018, falleció a sus 64 años de edad, dejó un gran legado y que como decía su canción "Yo me quedo en Venezuela", él sin duda se quedó porque en nuestro país la música nunca muere, y hombres como él tampoco
Internet

23/05/2022 11:39 AM

El 23 de mayo de 1954 la ciudad de Caracas vio nacer a quien sería un gran músico y compositor en VenezuelaEvio Di Marzo, hijo de padres italianos, se volvió un apasionado de la música caribeña. 

A sus 17 años Di Marzo enamoraba a su novia con canciones, pues desde los 10 años tocaba la batería y desde los 13 acompañaba a su hermano mayor, Yordano, en una banda llamada Ford Rojo.

Hacia 1979 Di Marzo formó  Adrenalina Caribe en Sarría, una zona popular del centro de Caracas,  la  cual marcó un hito en la ciudad, pues mientras los otros músicos venezolanos colmaban la industria hacia el género pop, este se dedicó a la música caribeña. 

"Era un 'rock salsa' con la intención de cantar las motivaciones del trabajador, del pueblo", explicó el compositor en una oportunidad para el medio RT. De igual forma, indicó que muchas veces tuvo que introducir temas con poco contenido social para que los productores de las disqueras no le impidieran grabar sus discos. 

Aunque su pasión fue la música, Di Marzo, era un hombre polifacético, por lo que también fue antropólogo graduado, docente universitario, experto en cultivos hidropónicos, velerista, cocinero, gerente de restaurantes, productor musical y padre de 10 hijos. 

Con la llegada de Hugo Chávez y la RevoluciónDi Marzo, siempre mantuvo su posición ideológica de izquierda; por ello, apoyó al proceso revolucionario y compartió con el Comandante, desde la mesa de su pizzería, hasta en tarimas en las campañas electorales. 

Sin embargo, luego de la composición de cuatro discos en nueve años (Pico y Pala, 1982; Adrenalina Caribe, 1985; Evio Di Marzo-Adrenalina Caribe, 1987; y Bio Bio, 1990), y estar en la mayor plenitud de su carrera musical, Di Marzo, decidió dejar el mundo del espectáculo, tras toparse con unos escritos del islam, que le cambiaron la vida. 

Es así como este gran músico se dedicó a ser taxista y a componer música para la complacencia de Alá, ya que él encontró en el islam "todas las respuestas" de lo que pasaba en su vida. 

A pesar de todo ello, Di Marzo, no dejó de ser ese gran músico, que uno que otro pasajero que montaba en su taxi, lo reconocía por sus grandes éxitos. 

El 28 de mayo de 2018, falleció a sus 64 años de edad,  dejó un gran legado y que como decía su canción "Yo me quedo en Venezuela", él sin duda se quedó porque en nuestro país la música nunca muere, y hombres como él tampoco. 

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: