Cabezal Cabezal

Fabricio Ojeda: Voz y fuerza de un pueblo que combatió contra la tiranía y la traición

Publicado: 6 de febrero de 2019 a las 08:00 | Última actualización: 6 de febrero de 2019 a las 10:39

El 23 de enero de 2017, por orden del presidente Nicolás Maduro, los restos mortales de Fabricio Ojeda fueron trasladados al Panteón Nacional El 23 de enero de 2017, por orden del presidente Nicolás Maduro, los restos mortales de Fabricio Ojeda fueron trasladados al Panteón Nacional

El 23 de enero de 2017, por orden del presidente Nicolás Maduro, los restos mortales de Fabricio Ojeda fueron trasladados al Panteón Nacional
Internet

El 6 de febrero de 1929, nació en Boconó, estado Trujillo, nació Fabricio Ojeda, insigne revolucionario que  lideró la lucha contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y combatió la traición de una casta política que enterró de verdadera democracia de un pueblo. 

Desde muy temprana edad, Fabricio se decantó por su militancia revolucionaria en favor de las causas de los pueblos. Ejerció la docencia en la escuela Creole Petroleum Corporation, en Cabimas y estudió periodismo en la Universidad Central de Venezuela (UCV), disciplina que ejerció cubriendo la fuente política del Palacio de Miraflores para el diario El Nacional. 

Durante la década de los 50, lideró la Junta Patriótica que combatió la dictadura de Pérez Jiménez, logrando su derrocamiento en el año 1958. Posteriormente, fue electo como diputado del extinto Congreso de la República, cargo al cual renunció en 1962, no sin antes denunciar la traición que la casta política de Acción Democrática y Copei, llevaba a cabo contra el pueblo y su disposición de unirse a la lucha armada contra la naciente tiranía del bipartidismo. 

Como miembro de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional, Fabricio creó el frente guerrillero en el oriente del país, donde asumió el nombre de "Comandante Roberto". Es detenido y sentenciado a 18 años en la Cárcel Nacional de Trujillo por rebelión, desde donde se fuga. 

El 17 de junio de 1966, producto de una delación es nuevamente capturado y puesto en prisión donde es hallado muerto en su celda, por lo que se presume su asesinato en manos de funcionarios del Servicio de Información de las Fuerzas Armadas (Sifa), cumpliendo órdenes del entonces presidente Raúl Leoni

El 23 de enero de 2017, por orden del presidente Nicolás Maduro, los restos mortales de Fabricio Ojeda son exhumados del Cementerio General del Sur, para ser trasladados al Panteón Nacional, en reconocimiento a la lucha de este líder revolucionario cuya voz y valentía, resuena en las gargantas del pueblo que sigue luchando por construir la Patria libre y soberana. 

Acá un extracto de la Carta de Renuncia de Fabricio Ojeda que quedó en la historia como la mayor muestra de valentía y dignidad de un revolucionario: 

"La defensa del Parlamento independiente corresponde a todos y la defensa de la Constitución es un deber irrenunciable. Por ello cuando hacemos armas contra este gobierno, las hacemos por la restitución constitucionalidad democrática, por la Cámara de Diputados escarnecida y atropellada, por la independencia de los poderes públicos, por la democracia y la justicia.

Convoque, pues, señor Presidente, al suplente respectivo porque yo he salido a cumplir el juramento que hice ante ustedes de defender la Constitución y leyes del país. Si muero, no importa, otros vendrán detrás que recogerán nuestro fusil y nuestra bandera para continuar con dignidad, lo que es ideal y deber de todo nuestro pueblo.

 ¡Abajo las cadenas! ¡Muera la opresión!!

 ¡Por la Patria y por el Pueblo!

 ¡Viva la Revolución!"

Fabricio Ojeda, 30 de junio de 1962

Deja tu comentario:

Con Chávez, Diosdado Cabello y el PSUV, el Gobierno Bolivariano Avanza !!!