300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

Farmacéuticas buscan establecer precio a vacunas contra el Covid-19 mientras Rusia la regalará

Publicado: 6 de agosto de 2020 a las 23:52 | Última actualización: 6 de agosto de 2020 a las 23:57

Rusia podrá producir centenares de miles de dosis por mes y su capacidad llegará a "varios millones" a principios del año que viene Rusia podrá producir centenares de miles de dosis por mes y su capacidad llegará a "varios millones" a principios del año que viene

Rusia podrá producir centenares de miles de dosis por mes y su capacidad llegará a "varios millones" a principios del año que viene
Internet

 La farmacéutica estadounidense Moderna anunció este miércoles que espera ofrecer dosis de inmunización contra el Covid-19, a un precio de entre 32 y 37 dólares, valor que dependerá del volumen que le solicite cada país, refirió la revista Forbes.

Este precio está por encima de los 19.50 dólares que la empresa estadounidense Pfizer adelantó como costo para la vacuna que desarrolla junto con la BioNTech, y que se encuentra, como en el caso de Moderna, en el inicio de la fase 3, es decir, la recta final de pruebas clínicas para certificar su fiabilidad y seguridad.

El portal económico agregó que el anuncio de Moderna se dio en la presentación de los resultados del segundo trimestre de año, en los que la empresa con sede en Massachusetts, multiplicó sus ingresos por cinco hasta los 66.4 millones de dólares. Eso permitió recortar la pérdida neta en un 13% hasta los 116.7 millones de dólares o 0,31 dólares por acción.

Vale recordar que tambien consorcio Pfizer-BioNtech estableció un acuerdo de suministro con el gobierno de los Estados Unidos de 33 euros de coste por persona, asumiendo que se necesitarán dos dosis para que la vacuna de protección contra el coronavirus.

La producción en masa y la distribución a gran escala de esas vacunas, al estar en manos de las grandes farmacéuticas, que son empresas privadas y cuyo valor de mercado depende de los dividendos que sean capaces de generar para sus accionistas en las bolsas de valores, y que además sus ganancias están dadas en función del dominio que sobre el mercado puedan ejercer en el proceso de producción y distribución de los medicamentos que sacan a la venta, apuestan con sus fórmulas a capitalizar negocios a largo plazo y no en la resolución temprana de salvar las vidas.

La operación Warp Speed lanzada por Estados Unidos ha concedido más de 2.100 millones de dólares al consorcio formado por Sanofi y GSK; 2.000 millones al consorcio Pfizer y BioNTech; 1.600 a Novavax; 1.200 millones AstraZeneca y la Universidad de Oxford, y 1.000 millones a Moderna, entre otros. A cambio de estas aportaciones, EEUU garantiza el suministro de millones de dosis de estas vacunas, si es que finalmente llegan al mercado.

Desde el inicio de la pandemia por el nuevo coronavirus, instituciones globales y coaliciones de gobiernos han abogado para que el acceso a los medicamentos, vacunas y tecnologías en torno al Covid-19 sean abiertos, e incluso que estos sean declarados bienes públicos para toda la humanidad.

No obstante, una serie de naciones, especialmente Estados Unidos apoyan la producción de las vacunas y no precisamente por la ambición de salvar a la humanidad de la catástrofe, sino para revertir el coste económico de los confinamientos y de las restricciones actuales.

La pandemia, además de poner en evidencia las graves fallas en la atención sanitaria, ha puesto en relieve cuáles son los verdaderos intereses de grandes grupos farmacéuticos y también de la incursión de la política imperial en la ciencia.

Rusia y su apuesta por la salud

En contraste, la Federación rusa tiene previsto iniciar en octubre próximo la vacunación masiva contra el nuevo coronavirus, en un esquema gratis para su población, ya que los gastos relacionados serán cubiertos "totalmente" por el presupuesto estatal.

Según informaciones oficiales, Rusia podrá producir centenares de miles de dosis por mes y su capacidad llegará a "varios millones" a principios del año que viene.

El gobierno de Rusia, cuarto país con más casos de coronavirus en el mundo, ya se encuentra concluyendo los ensayos clínicos de la vacuna elaborada por el Centro Nacional de Investigación Gamaleya, perteneciente al Ministerio de Salud, y que estaba tramitando su registro estatal. Según Sputnik, "la vacunación contra el coronavirus se financiará íntegramente con cargo al presupuesto".

Este lunes, el Fondo de Inversión Directa Ruso anunció la firma de un acuerdo de envío de 150 mil paquetes de Avifavir a siete países latinoamericanos: Argentina, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Honduras, Paraguay y Uruguay.

Además, Rusia también enviará suministros del medicamento antiviral a Sudáfrica y transferirá la tecnología a la firma boliviana Sigma Corp SRL. con el fin de que se produzca localmente.

En relación a Venezuela, el portal del Ministerio de Relaciones Exteriores publicó este miércoles, que la nación está avanzando en los trámites sanitarios necesario para poder adquirir Avifavir, el medicamento ruso diseñado para los pacientes con COVID-19.

"Ya hemos avanzado algunos de los trámites sanitarios y burocráticos para poder obtener ese medicamento para el tratamiento de los pacientes con COVID-19, así que pronto creó que lo veremos en Venezuela", indicó el canciller de la República Jorge Arreaza en declaraciones ofrecidas a Sputnik.

El ministro Arreaza, en nombre de Venezuela, resaltó la relación cercana que mantiene con Rusia y dijo sentirse admirado por la capacidad científica de ese país. Por otra parte, indicó que el gobierno venezolano espera que pronto llegue esa vacuna certificada a Venezuela para poder inmunizar a la población contra el Covid-19.

Deja tu comentario: