Cabezal Cabezal

Ho Chi Minh: Gigante de la resistencia y faro que ilumina la lucha de los pueblos

Publicado: 2 de septiembre de 2019 a las 08:30 | Última actualización: 2 de septiembre de 2019 a las 15:04

Esta victoria que fue guiada por el "Tío Ho", se dio poco después del fallecimiento de este líder en una cueva en Hanoi Esta victoria que fue guiada por el "Tío Ho", se dio poco después del fallecimiento de este líder en una cueva en Hanoi

Esta victoria que fue guiada por el "Tío Ho", se dio poco después del fallecimiento de este líder en una cueva en Hanoi
Internet

El 2 de septiembre de 1969, se suscita la partida física del líder revolucionario y padre de la República Democrática de Vietnam, Ho Chi Minh, gigante de la resistencia que guió las luchas del pueblos vietnamita para alcanzar su independencia combatiendo con ferocidad a viejos y nuevos imperios que pretendieron subyugar estas tierras a la esclavitud. 

Nacido en la ciudad de Nghe An el 19 de mayo de 1890, siendo muy joven decidió viajar a Francia, donde entra en contacto con nacionalistas indochinos y se dedica al estudio del marxismo y las teorías socialistas, conocimiento que lo llevó a militar en el Partido Comunista de Indochina

Esta militancia lo llevó a visitar la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (Urss), donde participó en varios congresos de la Internacional Comunista. Posteriormente se trasladó a China donde estableció contactos con el Partido Comunista de este país, donde se integra a la Escuela Militar de Huangpu donde se enseñaba el arte de la guerra revolucionarias a los militantes comunistas de Asia. 

Tras largos años de evadir la persecución en 1930 es detenido en China y tras pasar varios años de prisión es liberado. Ya libre retorna a su país donde funda el Frente para la Liberación de Vietnam y crea un ejército guerrillero, el cual fue sumando combatientes que batallaron de manera heroica durante la invasión de los franceses y posteriormente contra los norteamericanos que en su afán por demostrar su poderío y detener el avance del socialismo, descargó toda su monstruosidad y espíritu genocida lanzando más de siete millones de toneladas de bombas y 100.000 toneladas de sustancias químicas tóxicas, contra este pueblo que resistió, combatió y los venció heroicamente.

Esta victoria que fue guiada por el "Tío Ho", se dio poco después del fallecimiento de este líder en una cueva en Hanoi, producto de la tuberculosis. 

A 50 años de la partida física de este líder revolucionario, los pueblos del mundo alzan las banderas de este gigante que es faro que ilumina las luchas de los pueblos por su libertad. 


Deja tu comentario: