Cabezal Cabezal

¡Imperdible! Conozca el prontuario que acumuló Sebastian Piñera en su rol de banquero

Publicado: 1 de noviembre de 2019 a las 14:14 | Última actualización: 1 de noviembre de 2019 a las 15:20

37 años han transcurrido desde aquella acusación contra el actual mandatario chileno que hoy afronta fuertes protestas por parte de un pueblo que se cansó de ser robado 37 años han transcurrido desde aquella acusación contra el actual mandatario chileno que hoy afronta fuertes protestas por parte de un pueblo que se cansó de ser robado

37 años han transcurrido desde aquella acusación contra el actual mandatario chileno que hoy afronta fuertes protestas por parte de un pueblo que se cansó de ser robado
Internet

Las acusaciones de ladrón contra el mandatario chileno Sebastián Piñera, no se circunscriben a su cuestionada labor al frente del Ejecutivo chileno, sino que se remontan a finales de los 70 y principios de los 80, mientras se desempeñaba como presidente del Banco de Talca

Producto de una estafa que se estima supera los 200 millones de dólares a través de un esquema de créditos a empresas fantasmas, se ordenó la aprehensión de Piñera, quien ante la irrefutable de las pruebas presentadas en su contra, decidió huir de la justicia que lo requería por el delito de fraude.   

“Efectivamente el 28 de agosto mi esposo tomó conocimiento de su orden de detención por lo que abandonó este domicilio sin rumbo conocido, ya que incluso de ello me enteré por otras personas, pues ni siquiera se despidió de mí, ni tampoco me dio explicaciones de su determinación. No sé en qué lugar se encuentra, pero sí sé que con sus abogados tratan de dar solución a su situación. El 29 de agosto me enteré por la prensa sobre la causa que estila mi marido”, dijo su esposa María Morel a los funcionarios que acudieron a la vivienda en busca del prófugo. 

Tras mantenerse dos semanas "escondido", Piñera logró sacudirse de esta acusación y la cárcel tras negociar con la dictadura a través de su tío el monseñor Bernardino Piñera, quien al igual que su sobrino goza de un extenso prontuario, por delitos sexuales contra una menor y por encubrir a los "religiosos" que eran acusados de pedofilía en Chile.

“Fui víctima de una acto injusto, ilegal y arbitrario, por parte de un juez que tiene el triste récord de ser el único ministro de la Corte Suprema destituido por corrupción por sus propios pares”, dijo el presidente chileno en el 2009 tras ser consultado sobre este hecho, por el cual todos sus socios banqueros fueron condenados. 

37 años han transcurrido desde aquella acusación contra el mandatario chileno que hoy afronta fuertes protestas por parte de un pueblo que se cansó de ser robado por quienes ataviados de trajes y amparados por un modelo corrupto y fascista heredado de la dictadura de Augusto Pinochet, han saqueado a esta tierra austral que decidió salir a las calles para decir "¡no más!". 


Deja tu comentario: