Cabezal Cabezal

José Martí: Apóstol de un pueblo que sigue con su dignidad combatiendo al imperialismo

Publicado: 19 de mayo de 2019 a las 08:30 | Última actualización: 19 de mayo de 2019 a las 10:38

Como gran pensador antiimperialista, este prócer cubano alertó sobre el peligro del naciente imperio norteamericano Como gran pensador antiimperialista, este prócer cubano alertó sobre el peligro del naciente imperio norteamericano

Como gran pensador antiimperialista, este prócer cubano alertó sobre el peligro del naciente imperio norteamericano
Internet

El 19 de mayo de 1895, cae en combate el apóstol de la libertad de Cuba y líder revolucionario, José Martí, hombre que entregó su vida a la causa de los humildes con quien echó su suerte. 

Nacido en la Habana el 28 de enero de 1853, fue un gran estudioso de las letras, dedicación que lo llevó a ser uno de los grandes escritores de su época cuya obra poética es considerada semilla de la cual germinó la literatura moderna latinoamericana. 

Su afán por el estudio de la historia de emancipación de nuestra América, lo llevaron a ser un apasionado admirador del Libertador Simón Bolívar, a quién rindió honores el 21 de enero de 1881, durante su visita a Venezuela en la que "sin sacudirse el polvo del camino no preguntó donde se comía ni donde se dormía sino cómo se iba a la estatua de Bolívar".

"Todos los americanos deben querer a Bolívar como a un padre. A Bolívar, y a todos los que pelearon como él porque la América fuese del hombre americano", escribió después para describir este encuentro con el Padre Libertador. 

Toda esta pasión libertaria, lo impulsaron a ser promotor y articulador del Partido Revolucionario Cubano que organizó la "guerra necesaria" para librar a la mayor de las antillas del dominio del imperio español. 

Como gran pensador antiimperialista, este prócer cubano alertó sobre el peligro del naciente imperio norteamericano que bajo la doctrina Monroe, comenzaba su cruzada en función de establecer su dominio sobre toda la América. 

"(...) ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber —puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo— de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América", dijo en lo que sería conocida como su última proclama. 

Martí muere tal día como hoy en la zona de Dos Ríos donde es asesinado por una columna española que le propinó tres disparos que cegaron la vida de este gigante que se erige como faro de dignidad de los pueblos que luchan con dignidad, contra los nuevos y viejos imperios, para sellar su libertad e independencia definitiva. 


Deja tu comentario: