La saga de los bates quebrados de AD (Zeta, del 21 septiembre al 02 de octubre de 2000)

La tragedia de los bates quebrados de AD

“Como secuela de un largo ejercicio del poder, dirigentes como Lewis Pérez y Henry Ramos representan incluso, a pesar de sí mismos, intereses que les impiden hacer la oposición efectiva a través de la cual Acción Democrática puede regresar al poder. Este dilema de quienes pueden hacer oposición y quienes no pueden, es lo que divide hoy al único partido de oposición”

“… El enfrentamiento que sacude al único partido de la oposición lleva un inevitable ingrediente de las rivalidades entre dirigentes que aspiran controlar una organización…”

“… Durmiendo con el enemigo: He dicho que Lewis Pérez y Henry Ramos están acordados …para que la oposición de AD se reduzca a lo que popularmente se conoce como un saludo a la bandera, concentrándose en el pulso parlamentario que, en última instancia, no es sino el clásico reparto de contratos (así editorializa Rafael Poleo)”.

En definitiva ambos dirigentes se enfrascaron en una pelea que se elevó hasta las máximas instancias judiciales, el TSJ. Finalmente Lewis Pérez renunció y Henry Ramos se adueñó de AD. 

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: