Cabezal Cabezal

¡Léelo! Empresario colombiano destapa olla de corrupción en concierto Venezuela Aid Live

Publicado: 21 de junio de 2019 a las 12:51 | Última actualización: 21 de junio de 2019 a las 13:50

Continúan apareciendo víctimas de la corrupción en todo lo relacionado a la ayuda humanitaria Continúan apareciendo víctimas de la corrupción en todo lo relacionado a la ayuda humanitaria

Continúan apareciendo víctimas de la corrupción en todo lo relacionado a la ayuda humanitaria
Foto: Internet

Las tramas de corrupción con respecto a la supuesta ayuda humanitaria a Venezuela no sólo salpica a los voceros de la derecha criolla, también representantes políticos de la burguesía colombiana quienes, al igual que sus pares criollos, están involucrados en estos hechos.

Así lo denunció el empresario neogranadino José Luis Mora, propietario de la discoteca y motel donde casi murió el diputado Freddy Superlano (su primo no tuvo la misma suerte), a quien el concejal y directivo del Centro Democrático en Norte de Santander, Juan Carlos Capacho, le ofreció participar como organizador del concierto Venezuela Aid Live a cambió de una generosa donación.

Según denunció Mora, a través de una carta pública, a pesar que hizo la donación la oferta nunca se concretó y, como era de esperar, nadie le ha dado la cara por el dinero invertido para la "organización" ni por el dinero donado.

A continuación le dejamos el escalofriante relato de otra de las víctimas de la burguesía y su ayuda humanitaria, en una carta que hizo pública:


¿Dónde está la plata del concierto?

En los últimos días el mundo se escandalizó porque los representantes de Juan Guaidó en Colombia se gastaron a manos llenas cientos de miles de dólares de los recursos de la Ayuda Humanitaria Venezolana en almacenes, restaurantes y Bares en Cúcuta y Bogotá.

Si por el lado de Guaidó llueve, por el lado de los organizadores del VENEZUELA AID LIVE no escampa.

Según información oficial suministrada por el evento, solo se recaudaron algo más de 2 millones de dólares, tengamos en cuenta que solo el cantante Don Omar donó 1 millón de dólares. Quiere decir que supuestamente el concierto fue un rotundo fracaso, cuando aseguraron que iban a recaudar más de 100 millones de Dólares.

Amanecerá y veremos; pero yo sí puedo dar fe y comprobar que al menos 10 mil dólares que yo doné como parte de un acuerdo comercial, no aparecen por ningún lado. Si el mismo lío tienen con muchas de las donaciones, entonces es lógico que el dinero no va aparecer.

Mi amigo el concejal y directivo del Centro Democrático en Norte de Santander JUAN CARLOS CAPACHO me presentó 8 días antes del VENEZUELA AID LIVE a un gran amigo de él: el organizador oficial FERNAN OCAMPO. A capacho le temblaban las piernas cada vez que decía ese nombre pues es “UN TIPO MUY RICO DE BOGOTÁ, AMIGO DE TODOS LOS PRESIDENTES, DUEÑO DE LA COMPETENCIA DE UBER EN COLOMBIA, EL SOCIO DE RICHARD BRANSON Y EL ORGANIZADOR OFICIAL DEL EVENTO HISTÓRICO” repetía Capacho con autoridad y prepotencia por ser amigo de tan magno ser humano como Ocampo.

Yo quería conocer lo más pronto posible a semejante príncipe de la realeza criolla. Teniendo en cuenta que tengo experiencia en eventos y conciertos CAPACHO me presentó a FERNAN OCAMPO quien en todos lados fungía y se pavoneaba como organizador oficial. Ingresé como voluntario organizador del evento junto a ellos. Reserve hoteles, hice contactos y un sin fin mas de actividades.

El domingo antes del concierto el concejal y SIR FERNAN OCAMPO me propusieron que yo fuera el distribuidor oficial de las prendas oficiales del CONCIERTO HISTÓRICO. Iba a ser el distribuidor a nivel mundial de las camisas y gorras del concierto. Me dijo Ocampo que tenia que darle 20.000 mil dólares en efectivo para que hiciéramos el acuerdo comercial, dinero que seria registrado como una donación de mi parte. Donde por cada prenda yo donaba gran porcentaje de la venta. Solo que me toco pagar el porcentaje por adelantado antes de venderlas. Me exigió que tenia que hacer como mínimo 10.000 camisetas. Me dijo que las tenía que mandar a fabricar obligatoriamente con un proveedor llamado SANTIAGO URIBE VELEZ en Bogotá pues según OCAMPO esta era la persona que RICHARD BRANSON había designado para producir las prendas. Así mismo me exigió un adelanto de 10.000 dólares lo más pronto posible para dar por sentado el acuerdo comercial. Me pidió mis datos personales y me dijo que al otro día alguno de sus múltiples abogados se contactaría conmigo para firmar el contrato de acuerdo comercial y finiquitar los por menores de la donación.

A cambio de eso yo tenía un sin fin de contraprestaciones. Ser el distribuidor oficial, ser el único dentro del evento vendiendo esas prendas en 20 stands exclusivos, publicidad en las redes del evento, publicidad en tarima, mis camisetas se las iban a colocar todos los artistas y yo tendría una entrevista exclusiva y privada con Branson ante quien me presentarían como el emprendedor Colombiano encargado de la distribución de las prendas oficiales.

¡Todo era perfecto! ¿Qué podía salir mal?

El lunes de la semana del evento consigné el dinero de las camisetas con el proveedor que me habían exigido. El martes Capacho y Fernán me pidieron insistentemente el adelanto de 10,000 dólares. Se los lleve y…¡LISTO!

… No paso nada más.

Desde el martes en la tarde después de entregarles el dinero nunca volvieron a aparecer ni mi amigo Capacho, ni Sir Fernan. Después de buscarlos insistentemente nunca me volvieron a dar la cara, nunca tuve contrato, nunca tuve stands, nunca me nombraron como distribuidor oficial, nunca paso nada de lo pactado, todos, incluidos Capacho Y Sir Ocampo usaron camisas totalmente diferentes a las que me mandaron a hacer y a Richard Branson me tocó verlo como todos los mortales por televisión.

Al no tener el apoyo que se había acordado y por el cual había hecho la donación las ventas fueron un rotundo fracaso. Tengo actualmente una bodega con más de 8.000 camisetas de las 10.000 que el organizador del evento me mandó a hacer, tengo unas perdidas millonarias y mis 10 mil dólares de adelanto para la donación jamás aparecieron.

Hoy cursan ante la justicia Colombiana 2 demandas (una civil y una penal) por ESTAFA contra el organizador oficial del evento FERNAN OCAMPO y Contra el CONCEJAL Y DIRECTIVO DEL CENTRO DEMOCRATICO JUAN CARLOS CAPACHO.

Esta en manos de la Justicia Colombiana, este caso que puede abrir una caja de pandora sobre este evento y la malversación de fondos internacionales. Espero, ya que no pude ni darle la mano a Branson, que al menos se entere de este problema en el que me metieron sus “socios” en Colombia. Yo tampoco tengo ni idea en donde esta la plata del concierto; por ahora necesito de vuelta la totalidad del dinero que invertí lo más pronto posible así todos sean personas “muy prestantes”.

Amanecerá y veremos.

Deja tu comentario: