Cabezal Cabezal

Madre África y su aporte a la libertad americana

Publicado: 15 de mayo de 2019 a las 14:53 | Última actualización: 15 de mayo de 2019 a las 15:13

La rebelión de José Leonardo Chirinos se cuenta entre las 13 rebeliones en tres siglos de cruenta resistencia y búsqueda de la libertad en Venezuela La rebelión de José Leonardo Chirinos se cuenta entre las 13 rebeliones en tres siglos de cruenta resistencia y búsqueda de la libertad en Venezuela

La rebelión de José Leonardo Chirinos se cuenta entre las 13 rebeliones en tres siglos de cruenta resistencia y búsqueda de la libertad en Venezuela
Internet

En los escenarios naturales de  la Sierra de Coro,  en la Hacienda Las Macanillas, a principios de mayo de  1795, estalló un movimiento liderizado por el negro José Leonardo Chirinos. Hecho este ocurrido en consonancia  con los movimientos libertarios de Haití tras los ecos transcontinentales de la Revolución Francesa de 1789.

La africanidad forzosamente trasplantada a nuestros suelos fue el elemento social que más padeció los abusos y maltratos de 300 años de colonización española.

El sistema de desigualdades de la corona junto a  los tratos crueles, inhumanos y degradantes, devino en un proceso de descontento que trajo como consecuencia las fugas, motines e insurrecciones de negros esclavos.

La prosperidad obtenida sobre la crueldad de la esclavitud comenzó a agrietarse en todo el continente americano cuando la proliferación de cumbes y alzamientos pusieron en grave riesgo la economía imperial, haciéndose cada vez más necesaria la ruptura con la metrópolis de Madrid.

Desde el siglo XVI comenzaron a aparecer los cumbes y cimarroneras en las zonas costeras de la  Capitanía General de Venezuela, los mambises en las Antillas, los quilombolas en Brasil y las familias negras fugitivas en los Estados Unidos. Estos movimientos solo aspiraban el oxígeno de la libertad plena, el reconocimiento de derechos esenciales, a una vida digna, así como un status social  en igualdad de condiciones para todos los hombres y mujeres descendientes de la madre África.

La selva impenetrable eran espacios casi inaccesibles a los cuales no estaban acostumbrados los negreros esclavistas. El conocimiento del escenario geográfico y las rutas de escape  por parte de los esclavos perseguidos se hizo un arma vital para repeler y desorientar a los amos terratenientes.  

Desde la primera cimarronera de la Goajira en 1583, pasando por la sublevación de los negros perleros en las Costas de Cumaná y Margarita en 1630 y la sedición de Nirgua  en 1628, seguida por los Cimarrones de Caracas en 1653, posteriormente el alzamiento de Julián Cayetano y su mujer Juana Inés, las rebeliones  de negros e indios de 1785 con sus ataques constantes para robar ganado y comida, la conspiración de cimarrones de Río Caribe-Carupano-Cumaná y Cariaco contra los esclavistas, la resistencia de los esclavos de Curiepe, la rebelión de José Leonardo Chirinos, hasta  la Conspiración de Maracaibo liderada por Francisco Javier Pirela y otros mulatos haitianos se cuentan 13 rebeliones en tres siglos de cruenta resistencia y búsqueda de la libertad en Venezuela.

Cuando se hace un breve repaso y revisamos el amor de Simón Bolívar a sus nodrizas la Negra Matea  y la Negra Hipólita; cuando leemos acerca de la gesta heroica de Pedro Camejo "Negro Primero", de Leonardo Infante y Juan José Rondón;  o si nos acercamos a la grandeza del Maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa; si extrapolamos a las Antillas vemos al eminente catedrático jamaiquino Rex Nettleford, al legendario Bob Marley;  a los cubanos Nicolás Guillen, Benny More, Celia Cruz y Teofilo Stevenson; y si nos asomamos  en el ámbito  norteamericano  nos  topamos con las proezas olímpicas del atleta Jesse Owens quien en la Olimpiadas de 1936 puso en ridículo la falsa superioridad aria de Adolf Hitler.  Podemos  atestiguar el genio deportivo  de Mohamad Alí,  de la magnificente voz del abogado cantante y activista socialista Paul Robenson y dar fe cierta de la grandeza político espiritual del  más elevado vuelo de Martín Luther King y Malcom X; solo  por nombrar  unos pocos. Entonces  no podemos menos que rendir homenaje a la Madre África y ver con ojos de perplejidad a los supremacistas  de la Casa Blanca y el Ku Klux Klan  que persisten en su odio visceral e insisten en la  estulticia de su credo racista y su bastardía imperial.

El 10 de mayo de año 2005,  Hugo Chávez Frías,  para rendirle tributo  a la Madre África, y  honrar la sagrada memoria de estos   precursores de nuestra independencia, declaro el Día Nacional de la Afro-venezolanidad, fecha que nos indica no solo nuestro verdadero origen antropológico sino la génesis de nuestra historia y a los  primeros mártires de nuestra libertad.

ALEJANDRO CARRILLO

[email protected]

Deja tu comentario:

Con Chávez, Diosdado Cabello y el PSUV, el Gobierno Bolivariano Avanza !!!