Cabezal Cabezal

Malaverismos: Cinco comisionados en busca del poder

Publicado: 1 de septiembre de 2019 a las 06:00 | Última actualización: 1 de septiembre de 2019 a las 11:15

Este hombre nombra un comisionado presidencial, que es su segundo jefe, Leopoldo López, porque todos sabemos que su primer jefe es Donald Trump Este hombre nombra un comisionado presidencial, que es su segundo jefe, Leopoldo López, porque todos sabemos que su primer jefe es Donald Trump

Este hombre nombra un comisionado presidencial, que es su segundo jefe, Leopoldo López, porque todos sabemos que su primer jefe es Donald Trump
Internet

Ante el nombramiento, por parte del interino, de cinco nuevos comisionados en su gobierno de facto, los miembros caídos de la oposición decidieron volver a re-encontrarse, ahora nuevamente, en la casa de Ramos Allup, quien pidió que nadie hablara de la situación por la que él estaba pasando.

 

-Ahora sí es verdad que este gobiernito de Guaidó es una comiquita –dijo Ramos Allup.

Los miembros caídos de la oposición estaban reunidos, otra vez, en la sala Rómulo Betancourt de la quinta La Pipa de Guatire. Ramos Allup los había convocado, pero eso sí, con una condición, que a nadie se le ocurriera tocar el tema de él y sus hijos de lo que se dijo la semana pasada. Todos aceptaron y a coro preguntaron: “¿Y para qué vamos?”. Y Ramos Allup contestó: “Para discutir los nombramientos de los cinco comisionados”. Y allí estaban.  Y la reunión había comenzado.

- Este hombre nombra un comisionado presidencial, que es su segundo jefe, Leopoldo López, porque todos sabemos que su primer jefe es Donald Trump. Y este comisionado presidencial dirigirá desde la embajada de España, algo nunca visto, pero bueno, eso es lo de menos, a los otro cuatro comisionados. Es decir, a Borges, que es el comisionado para las relaciones exteriores, Alejandro Plaz, comisionado para el desarrollo económico, Javier Troconis, comisionado para gestión de activos públicos en el exterior, y Humberto Prado, para la defensa de los derechos humanos. ¿Qué les parece? –dijo y preguntó Ramos Allup.

- Nos parece que estamos quedando fuera de ese gobierno, porque esos se están llenando -. Señaló Stalin González.

- Lo más raro es que esos comisionados, tres están en el exterior, uno está en una embajada, y uno que está aquí en el país, y nosotros que somos los que estamos dando la cara, quedamos por fuera –dijo Andrés Velásquez.

Manuel Rosales pidió la palabra y dijo:

-Vengo desde Maracaibo en campaña electoral, a protestar porque es cierto, esos comisionados no fueron elegidos por ninguno de nosotros. No se nos consultó. Y por lo tanto ahí no hay democracia.

- De que ahí no hay democracia lo sabemos desde hace mucho, compañero Rosales – apuntó Ramos Allup.

Antonio Ledezma, quien estaba por Skipe, dijo:

-Yo tengo más méritos que Julio Borges para ser el comisionado en el exterior, porque yo he pedido más invasiones que él. Y no he arrollado a niños en la calle.

Andrés Velásquez estaba, como siempre, viendo para la puerta de la cocina, para ver si salía la señora Críspula Salazar con la bandeja de tequeños. Y Ramos Allup volvió a tomar la palabra.

- Les confieso, que estos nombramientos de comisionados, me hizo recordar al presidente Luis Herrera Campins, quien una vez que salió del gobierno, creó un gabinete de sombra con sus ex ministros, y se reunían los miércoles para criticar lo que hacía el verdadero gobierno. Por eso digo, esto no es más que una comiquita.

-.Eso es verdad – dijo Stalin González.

- Lo más raro es que esos comisionados, tres están en el exterior, uno está en una embajada, y uno que está aquí en el país, y nosotros que somos los que estamos dando la cara, quedamos por fuera –dijo Andrés Velásquez.


Richard Blanco, quien estaba por skipe desde Bogotá, tomó la palabra:

- Yo solo espero que vengan nuevos nombramientos. Ojalá a Guaidó se le ocurra nombrar a un comisionado para la inteligencia, y me nombre a mí.

- Eso sería una verdadera brutalidad –dijo Ramos Allup. Y los miembros caídos comenzaron a reír.

Y Andrés Velásquez fue el primero en ponerse de pie cuando vio que venía Crispula Salazar con la bandeja de tequeños. Y dijo:

-También tiene que nombrar a Crispula como comisionada para la preparaicón y distribución de los mejores tequeños del país.

- Somos el hazmereír del mundo gracias a Guaidó –dijo Rosales.  Y le entró de frente a los tequeños.

 

Deja tu comentario: