300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

Malaverismos: Escribiendo el comunicado de la oposición

Publicado: 9 de agosto de 2020 a las 06:00 | Última actualización: 8 de agosto de 2020 a las 18:29

Roberto Malaver, periodista Roberto Malaver, periodista

Roberto Malaver, periodista
Internet

En el momento de escribir el comunicado llamando a no votar en las elecciones del 6 de diciembre, los minipartidos de oposición estuvieron a punto de dividirse, pero se dieron cuenta de que ya estaban divididos y no les importó.

Andrés Velásquez fue el primero en conectarse al vínculo en su computadora para compartir por zoom la entrevista a la que habían llamado desde el gobierno de Estados Unidos para que escribieran un comunicado en contra de la “farsa electoral de la dictadura”, así tradujo Carlos Vecchio el mensaje que le entregó Mike Pompeo. Velásquez comenzó a a preguntar:

- ¿Hay alguien ahí? Estoy solo, irremediablemente solo.

- Tú has estado solo siempre, Andrés –le contestó Ramos Allup, quien se había metido en ese momento.

Y a partir de allí entraron todos: Manuel Rosales entró diciendo:

-Probando. Probando. ¿Me escucho? ¿Me escucho?

Y de repente la pantalla se llenó de oscuridad, como se llena cada vez que aparecen: Julio Borges, Diego Arria, Antonio Ledezma, Manuel Rosales, Henry Ramos Allup, Ismael García, Andrés Velásquez. Esos eran los que estaban esperando la entrada de Carlos Vecchio, quien desde Estados Unidos les iba a dar la línea  a seguir. Y sin que se dieran cuenta, Carlos Vecchio se robó la atención y entró diciendo:

- Buen día, compañeros. Tenemos que escribir un comunicado llamando a desconocer la farsa electoral del 6 de diciembre. Así me dice aquí en un papelito que me entregó anoche el compañero Mike Pompeo.

- ¿Y por qué mejor no te dio el comunicado escrito de una vez? –preguntó Ramos Allup.

- Por favor, Henry, tú conoces mejor que Pompeo la realidad venezolana. Lo escribes y se lo pasamos para que lo apruebe. –le contestó Carlos Vecchio.

Desde Bogotá, Julio Borges tomó la palabra:

- Tiene que ser muy duro. Hablar de Dictadura. Yo le pondría el título: Dictadura no quiere elecciones.

- Los que no queremos elecciones somos nosotros –dijo Ramos Allup.- Que por cierto, es bien raro eso, la dictadura llama a elecciones, y los demócratas llamamos a no votar, pero bueno, todo sea por acompañar al compañero Trump.

- Bueno Henry, tú sabes que esos tiempos ya pasaron. Aquí tenemos que morir con Trump. –dijo Ledezma.

El Espacio donde antes estaba Manuel Rosales se oscureció tanto que no se veía, y era porque había salido de pantalla y entró nuevamente preguntando:

- ¿Me escucho? ¿Me escucho?

- Que lo escriba Guaidó – dijo Ismael García.

- Ese tipo no sabe escribir –dijo Manuel Rosales.

- Yo creo que debe comenzar así: El frente oficial de las fuerzas democráticas de Venezuela denuncia.-apuntó Ramos Allup

- Y después de eso un titular: la dictadura no quiere elecciones –volvió a decir Julio Borges.

- Yo no escribo eso -dijo Ramos Allup.

- Entonces tú estás apoyando al régimen- le dijo Diego Arria.

Ramos Allup buscó un zapato para tirárselo a Diego Arria, pero se dio cuenta de que no podía porque iba a destruir la pantalla de su computadora.

-De todos nosotros, amigo Henry, tú eres el mejor haciendo ese trabajo. Escríbete una vaina como aquello que dijiste cuando anunciaste el fraude del referéndum en el 2004, esa  vaina estuvo del carajo, lo malo fue que no había pruebas, pero tus palabras quedaron para la historia –dijo Antonio Ledezma.

Hubo un silencio en la pantalla. La oposición en pleno estaba muda. Esperando la palabra orientadora de Ramos Allup, quien lo pensó bastante y después dijo.

- Está bien. Lo voy a escribir.

- Escríbelo como si lo estuvieras escribiendo contra Bernabé Gutiérrez –dijo Ismael García, y por unanimidad los opositores se fueron en carcajadas.

- Somos 11 partidos, pero podemos decir que somos 27, eso al fin y al cabo no lo  va a leer nadie, solo van a decir que nosotros no queremos elecciones –dijo Julio Borges.

-¿Y si no lo va a leer nadie porque tengo que escribirlo yo?- peguntó Ramos Allup.

Y Carlos Vecchio se volvió a robar un instante y dijo:

- Porque el tuyo lo va a leer Mike Pompeo y  es él quien lo va a aprobar.

- Okey. Hablen paja mientras escribo el texto.- dijo Ramos Allup

Y empezó a escribir el texto mentiras los miembros caídos de la oposición se mataban en una discusión por los reales. Que si Ledezma está recibiendo más dólares que el rey de España, que si Julio Borges viaja más que un jefe de estado, qué Carlos Vecchio no tiene dónde meter tanto dólar robado, y mientras se mataban por los dólares entró la voz de Ramos Allup.

-Listo. Dejen de robar por un momento y escúchenme.

El hombre les leyó el comunicado, y una vez que lo aprobaron, Carlos Vecchio quedó de enviárselo a Pompeo para que lo aprobara. Y al otro día estaba Guaidó declarando en la sala de festejos de su edifico que las elecciones eran un fraude. Y Ramos Allup, viéndolo leer el comunicado por su computadora dijo:

-Primera vez que dice algo coherente, y porque se lo escribí yo.

 

 

 

Deja tu comentario: