Cabezal Cabezal

Malaverismos: La Feria de la manipulación mediática

Publicado: 26 de agosto de 2018 a las 08:36 | Última actualización: 26 de agosto de 2018 a las 08:54

Ismael García y Henry Ramos Allup Ismael García y Henry Ramos Allup

Ismael García y Henry Ramos Allup
Internet

Grupo de directores de medios de comunicación internacional se reúne para crear la campaña mediática que termine con los gobiernos populares


En Washington, y convocados por los empresarios de los medios internacionales, un grupo de directores fue llegando desde temprano al salón Goebbels del hotel Opel Kgo3. Hasta allí llegaron también los diputados venezolanos Ismael García y Henry Ramos Allup, quienes se auto eligieron voluntariamente para asistir a esta reunión.

“Ismael, tú me dejas dar la información acerca de Venezuela, porque tú tienes un pasado muy saltarín, y seguro esos tipos ya saben quién eres tú, y si hablas no vas a tener credibilidad”- le comentó Ramos Allup al diputado García. “Habla tú, no importa, pero no te olvides que estamos aquí casi por tu culpa, que te la pasas prometiendo vainas y no cumples un carajo” –le contestó García. Y de repente se escuchó por los parlantes. “Por favor, le pedimos a los diputados venezolanos que están aquí, que se callen, que todo lo que están diciendo ya lo sabemos”

Y los principales directores de los medios internacionales tomaron asiento en el presídium. Allí estaban directores de medios impresos. Televisión. Radio. Redes. Incluso directores de afiches, y material P.O.P.

Y tomó la palabra Albert Algarrobo, reconocido manipulador internacional de noticias, y dijo: “Buenas tardes colegas todos. Digo colegas todos porque yo no soy el único que miente en mi empresa comunicacional, somos todos los que estamos aquí, y eso hay que reconocerlo, porque si no, no estamos haciendo bien el trabajo.”. Una selva de aplausos corroboró lo dicho por el director. Y siguió: “Gracias. Es verdad que mentimos, o mejor dicho, manipulamos las noticias, porque es necesario mantener a la gente al lado de nosotros. Lo que pasa es que cada día los gobiernos que defendemos son más descarados y hacen todo lo que no deben hacer, y entonces las manipulaciones nuestras tienen que ser mayores. Dígame Macri, en Argentina.” “Eso es verdad” –dijo Ismael García. “Por favor, diputado García, espere su turno, porque ustedes en Venezuela, como oposición, también han demostrado que son una  caterva de ignorantes. Se les ha  dado todo y no han hecho casi nada. Seguimos. Aquí les dejó a mi colega Alfred Kastell, reconocido porque sus manipulaciones han tumbado varios gobiernos”.

Vinieron los aplausos y mientras se iban apagando, el diputado García le comentó a Ramos Allup: “Este carajo nos conoce la vida, Ramitos”. “Dígame cómo se estarán riendo con las vainas tuyas”- le comentó Ramos Allup. Y volvió a escucharse por los cornetas: “Por favor, colegas venezolanos, dejen de pelear que no están en su país”.

Y tomó la palabra Alfred Kastell. Reconocido por sus campañas mediáticas tumba gobiernos: “Amigos y amigas. Seguimos haciendo el trabajo. Todos saben que ahora, a pesar de que el presidente Trump llamó mentirosos a los colegas de CNN, tenemos que seguir en eso. Eso es verdad, que son mentirosos, pero no debe decirlo el presidente. Les propongo hacer una Feria de la Manipulación Mediática, y para eso contamos con todos ustedes que manejan los medios que más llegan a la gente, porque pagamos desde periodistas profesionales y no profesionales y a todo el que haga falta, para desestabilizar los gobiernos que quieran acabar con la paz que les hemos vendido durante todos estos años”

El hombre pulsó un botón y en la pantalla apareció un reportaje acerca de Venezuela donde se le atacaba fuertemente. El hombre detuvo la imagen y dijo: “Esta campaña tenemos que seguirla. Y para eso contamos con los medios nuestros, para que la repliquen todos los días, hasta el cansancio. Una vez apoyamos a Venezuela, cuando las guarimbas, y 82 medios nuestros publicaban una página diaria acerca de las violaciones a los derechos humanos en Venezuela, pero no pudimos tumbar al dictador. Ahora, con este nuevo empuje, esperamos que nos ayude, como en Irak, y en Libia, el gobierno de Estados Unidos, enviando al ejército para llevarle nuestra democracia a los venezolanos. Ya les doy las indicaciones por escrito, porque si se las paso por correo todo el mudo se entera”.

Y cuando el hombre comenzó a repartir las recomendaciones, Ismael García y Ramos Allup fueron los primeros en la cola para recibirlas. “Pero si nosotros no tenemos medios, Ramitos”. Le dijo García, y Ramos Allup le contestó. “No tenemos, qué bolas tienes tú, Ismael”

 ROBERTO MALAVER