Malaverismos: Se busca a Julio Borges

Los miembros caídos de la oposición, en una reunión por Zoom, ante el triunfo de Petro, están buscando Julio Borges
Internet

26/06/2022 06:30 AM

Los miembros caídos de la oposición, en una reunión por Zoom, ante el triunfo de Petro, están buscando Julio Borges y no lo encuentran por ninguna parte

La noche del 19 de junio, al conocerse el resultado de las elecciones en Colombia, varios miembros caídos de la oposición pasaron un mal rato. Entre ellos Ramos Allup, que cuando escuchó el resultado gritó:

-¡Salvemos a Julio Borges!

Su esposa, que estaba leyendo la revista Hola, le preguntó.

- ¿Por qué?

- Porque nos va a denunciar a todos.

El hombre saltó de la cama y se fue directo al escritorio. Saludo a su armadura falsa que lo acompaña y prendió la computadora que le trajo de Miami su cuñado Francisco. Mientras estaba en ese proceso pensaba:

-Por Monómeros vamos a caer presos todos, o por lo menos la imagen se nos va venir más abajo de lo que ya la tenemos. No hay motor que valga para salvarnos.

La pantalla de la computadora anunció que estaba lista. Y Ramos Allup rápidamente escribió un mensaje en clave –así los chavistas no se enteran nunca de lo que conversonas por aquí.- pensó. Pidió urgente una reunión para analizar la derrota del compañero Rodolfo Hernández en Colombia.

Y comenzaron a entrar en pantalla. El primero fue Leopoldo López quien dijo:

-Por favor hablen rápido, que estoy saliendo con Lilian para una isla en Noruega y no quiero perderme ese viaje. Y tengo que probar un Porsche que me voy a comprar.

Después entró Edgard Zambrano diciendo:

-Me despertó, mi presidente. Perdimos en Colombia con Hernández.

Y siguieron entrando: Carlos Vecchio. Antonio Ledezma. Diego Arria. Ismael García entró diciendo:

-No esperen a Julio Borges, que anda perdido, lo estoy buscando para que me lleve con él, y no lo encuentro.

-Debe ser que está huyendo de ti –le dijo Ramos Allup.

Manuel Rosales entró diciendo.

-Les participo que si me hablan de Monómeros me salgo del grupo. Yo sé que soy culpable, pero no hablemos de eso tampoco.

Ramos Allup estaba como desesperado. Porque veía que entraba mucha gente y Julio Borges no aparecía por ninguna parte de la pantalla. Ni en la derecha n en el centro, que es donde le gusta aparecer a él.

-Bueno, esperamos por el compañero Julio. Que no aparece.

- Yo lo he estado llamando y no me constes –dijo Leopoldo.

-Y yo tumben. Dijo Carlos Vecchio.

-Y yo- dijo Manuel Rosales.

Entonces Ramos Allup, pidió la palabra.

-Yo sé que el compañero Manuel Rosales se va a molestar, pero todos lo estamos buscando para que no declare nada de Monómeros. Ese hombre fue el que que nos denunció a todos. Dijo que nosotros no servíamos como administradores, que éramos políticos. Y ahora tiene la oportunidad de decirle a Petro quienes somos los culpables.

En la pantalla de la computadora casi todos agacharon la cabeza. Menos Ismael García, quien dijo:

-Ahora el que está gozando aquí en Colombia con el triunfo de Petro soy yo. Por eso estoy buscando a Julio Borges. Nunca me pararon. Me abandonaron y yo estoy dispuesto a decir todo lo que sé.

-Menos mal que tú nunca has sabido nada,  Ismael.- dijo Ramos Allup y apretó una tecla y lo sacó de la pantalla.

Desde el cuarto de la quinta La Pipa de Guatire, se escuchó la voz de la señora de Ramos Allup que le dijo.

-Mi motorcito,  a dormir, no te olvides que tú no puedes perder horas de sueño.

Ramos Allup sonrío y les dijo a todos en la pantalla.

-Esta noche vamos a pasar una mala noche. Pero tenemos que encontrar a Julio Borges a como dé lugar. El primero que lo encuentre es de él, perdón, avisa.

Y todos estuvieron de acuerdo. Y dijeron aprobado.

ROBERTO MALAVER

Comparte esta noticia: