Cabezal Cabezal

María Alejandra Díaz: Control liberador

Publicado: 17 de agosto de 2018 a las 11:48 | Última actualización: 17 de agosto de 2018 a las 12:04

Control para avanzar, liberar con orden y seguridad las fuerzas productivas y alcanzar los objetivos… Control para avanzar, liberar con orden y seguridad las fuerzas productivas y alcanzar los objetivos…

Control para avanzar, liberar con orden y seguridad las fuerzas productivas y alcanzar los objetivos…
Internet

El conflicto en Venezuela es por la apropiación de sus ingentes riquezas: petroleras, gasíferas, oro, diamantes y minerales estratégicos.  Antes de la llegada de Chávez y hasta el 2003, fecha en la cual se asume el control de cambios, la corporatocracia mundial y la oligarquía criolla, se apropiaban del 113% de la riqueza nacional, endeudándose el Estado, sumiendo al pueblo en la más absoluta miseria; situación revertida y hasta 2014 fecha de publicación de cifras, ese reparto era sólo del 41% y sin embargo se enriquecieron groseramente gracias a mecanismos de succión de los subsidios.

Ante la medida revolucionaria de traspasar volúmenes de reserva equivalentes a 29.294 millones de barriles de petróleo al BCV y monetizarlas, pudiendo hacerlo con otros comodities, reflotando al Banco, revalorizando el Bolívar Soberano y lo más importante, convirtiéndola en la única moneda en el mundo con respaldo real en recursos petroleros, se agudiza el conflicto histórico y se frotan las manos las mafias de siempre: al no existir control efectivo alguno ni penalización por delitos de tipo cambiario, se incrementan las posibilidades de potenciarse las viejas y corruptas prácticas de otorgar divisas discrecionalmente a las oligarquías nuevas y viejas, alimentando el circulo vicioso.

Frente a la satanización capitalista de los controles Estatales decimos: no es cierta la existencia de leyes naturales del mercado ni éste es un asignador óptimo de recursos. Esa “verdad” pretende ser vendida desde la “ciencia”, mientras los hechos demuestran el dogmatismo de esa doxa neoliberal significa para los capitalistas robar y saquear nuestros recursos, mientras ellos sí aplican todo tipo de controles en sus empresas y bancos, empezando con la famosa tarjeta de asistencia.

Por ello advertimos y proponemos una nueva normatividad  imprescindible para traer luz a esa oscurana. El derecho y la justicia deben ser pilares fundamentales para devolver a los venezolanos la tranquilidad en la cotidianidad, en forma de ordenanzas de convivencia ciudadana o normas; en este caso proponemos una Ley Orgánica del Sistema Monetario y de Divisas, que regule, controle y supervise las divisas con absoluta claridad y transparencia, dejando muy poco a la discrecionalidad; sumada a la creación de una Superintendencia que vigile, controle y regule los subsidios otorgados por el Estado Social y de Justicia, y así evitar desvíos, mafias e injusticias. Control no para retrasar o detener como suele acusarnos el capitalismo, sino para avanzar, liberar con orden y seguridad las fuerzas productivas y alcanzar los objetivos… Sin tablero de control un carro, un avión no corren o vuelan.

Nada de esto se logrará si no acompañamos estas medidas con una depuración profunda el Sistema de Justicia, hoy -a pesar de los esfuerzos últimos- aún genera enojo en nuestra población: pues no investiga, encausa y castiga severamente a los corruptos, bachaqueros y mafiosos, generándose la sensación de orfandad con mayor rotundidad.

Lo padecen las madres sometidas a la atrocidad de esa industria criminal en la que han convertido la Justicia: algunos jueces, fiscales y funcionarios colaboran con la debacle, allí donde esa madre deja la vida, pagando sus tarifas en divisas, extorsionada por mafias que han hecho del crimen, de la falta, convirtiendo en crimen la pobreza, un abismo, un drama: suprimiendo el principio de la presunción de inocencia.

Debemos salvar a la nación de las fauces de esta voracidad capitalista, con medidas económicas audaces y revolucionarias,  liberadoras, que permitan controlar, regular y vigilar nuestros recursos y conductas. Hemos resistido las más duras pruebas y puede que no tengamos qué comer, pero no podemos dejar de tener una luz que nos guíe. La ANC debe intervenir ante estos peligros, depurar ese sistema injusto y disfuncional: se lo debemos a Chávez o no habrá revolución!!

 Sin justicia no habrá paz, no la negadora negociada por las élites, sino la real, la del barrio, la ciudad, la del poblado más lejano, en el sitio de trabajo, la que teje, construye las ordenanzas, las normas y propicia la convivencia ciudadana en una sociedad verdaderamente humana.

MARIA ALEJANDRA DIAZ

Constituyente

Deja tu comentario:

Con Chávez, Diosdado Cabello y el PSUV, el Gobierno Bolivariano Avanza !!!