Cabezal Cabezal

María Alejandra Díaz: Desgeopolitizacion

Publicado: 14 de junio de 2019 a las 08:45 | Última actualización: 14 de junio de 2019 a las 09:09

Maria Alejandra Díaz, constituyente Maria Alejandra Díaz, constituyente

Maria Alejandra Díaz, constituyente
Foto: Internet

La República Bolivariana de Venezuela dueña de sus recursos obtiene un ingreso al intercambiar esos productos en el mercado mundial,  internamente incrementa su poder nacional al usar ese ingreso y renta para apalancar procesos de desarrollo fortaleciendo el producto social, convierte esa acción estratégica en una sustracción a la lógica extractivista globalista, saboteando y desestructurando al capital global aprovechando sus vulnerabilidades.

 

Hoy los globalistas aseguran que lo singular del modelo económico venezolano donde el Estado propietario obtiene un monto muy apreciable (expresión económica de una propiedad parasitaria visto desde el enfoque liberal capitalista) en relación al tamaño de la economía, que se traduce en una capacidad de gasto y financiamiento muy alta impide la existencia de individuos soberanos y en su lugar aparecen formas de vasallaje y dominio paralizando la diversificación y el desarrollo económico, este es el argumento liberal para que renunciemos a nuestra condición de Estado propietario y así desgeopolitizar, debilitar la República Bolivariana de Venezuela. Pretenden disolver el vector geopolítico de la República que consiste en continentalizar la Revolución Bolivariana en América Meridional abriendo la posibilidad de consolidar un espacio único entre el Caribe y América del sur produciendo una alteración geoestratégica en el hemisferio occidental.  

 

Chávez desde su primer viaje al medio oriente sabía que recuperar la fortaleza de la Opep significaría tener la posibilidad de emprender la estrategia de plena soberanía petrolera como palanca para consolidar el poder nacional e impulsar los motores de la integración nuestra americana. Por ello es que desgeopolitizarnos significaría la licuación de la Diferencia del Sistema República Bolivariana de Venezuela y su entropía definitiva como centro de gravedad geoestratégica.

 

Realmente esta corporatocracia mundial y sus gusanos nacionales no le perdonan a Chávez haber obtenido potencia para la integración y recuperación nacional, ni que haya usado la energía como palanca para la integración Nuestro Americana Bolivariana. Tampoco le perdonan que haya recuperado el ingreso petrolero que se estaba quedando fuera (desfiscalización), ni haberse resistido al intento de saqueo de nuestra Pdvsa, que hoy sigue siendo atacada y destruida sin que nadie haya hecho informe de seguridad y defensa nacional para detener su demolición.

 

La lucha de clase en Venezuela se expresa en dos situaciones y procesos: como hiperinflación inducida y ataque a la moneda y contra el tipo de cambio, perforando las medidas de control, valiéndose de los monopolios que hoy permanecen, la corrupción,  un sistema de justicia debilitado, el ataque al Sistema Eléctrico Nacional a Pdvsa y su producción.

 

En este punto es necesario decirle a los venezolanos que frente a la creencia extendida por estos traidores que vuelven con la letanía de privilegiar lo privado a lo público, que el modelo fracasó y todo como causa de la renta petrolera -excremento del diablo- ningún Mendoza, ningún Rockefeller es más rico que ningún venezolano que haya nacido aquí, por nuestra condición desde 1.829 de terratenientes petroleros y mineros. Magistral jugada del Libertador contra la avaricia de los Imperialistas de la época quienes creían ser únicos dueños.

 

Nuestro Estado Social se convierte en una máquina de autovaloración ciudadana Bolivariana emancipatoria dueña de su riqueza, convirtiéndose por tanto, en un contrapoder, saboteando la ley del valor del capital de la corporatocracia. Somos una población empoderada que es una anomalía salvaje, una subversión a la lógica depredadora del capital. Dueños legítimos de una corporación que no sólo produce ingreso y recibe renta sino que genera producto social, mayor autovaloración ciudadana. Una manifestación diaria del conflicto entre emancipación y capitalismo depredador.

 

Por ello resulta poco menos que extraño y peligroso tratar de instalar mecanismos privatizadores que no son otra cosa que entrega y rendición al capital, una alucinación e ideología falsificadora que pretende hundirnos en el pantano de la globalización y someternos a su dominio político y espiritual.

 

Debemos entonces alzar nuestra voz y mantener altiva la cabeza: no permitir desgeopoliticen a la República Bolivariana de Venezuela, somos el centro del conflicto mundial y tenemos con que batallar en condiciones favorables y además vencer.

 

MARIA ALEJANDRA DIAZ

CONSTITUYENTE 

 

Deja tu comentario: