Cabezal Cabezal

María Alejandra Díaz: OEA contra los pueblos

Publicado: 17 de abril de 2018 a las 16:33 | Última actualización: 17 de abril de 2018 a las 16:36

Organización de Estados Americanos Organización de Estados Americanos

Organización de Estados Americanos
Foto internet

Desde la OEA/ONU, misma cara de una vil moneda, instrumentos de dominación del sistema hegemónico mundial, alegan: la soberanía no puede ser impedimento ni ser incondicional, debe entendérsele como “licencia revocable”; la comunidad internacional y su dispositivo jurídico autorizan a las potencias a actuar en caso de supuesta violación de Derechos Humanos.

Chávez, Lula y Kirchner frenaron al ALCA y al neoliberalismo, hoy estos cuerpos sin espíritu, al amparo de una nueva forma de captura tecnocrática del mundo, nos  venden la googlecracia, panacea a los problemas de desigualdad creados en sus centros de poder. Aplican caos, método de gobierno más eficaz para mantenerse en el poder. Mediante el Estado de Excepción permanente suspenden la democracia, vaciándola nos ofertan una democracia hueca, artefacto, caótica e inútil, sin poder para defender al pueblo de la corporatocracia, depredadora que exprime hasta los tuétanos la vida y al propio planeta; justifican que Apple ha logrado ser una empresa… hoy es más grande que las economías de Venezuela y Cuba, y pronto superará las de Suiza, Holanda y Arabia Saudita (Arias). Las coartadas de las Cumbres, estrategia imperialista, promueven el intervencionismo a través de la limitación del poder público en nombre de la utilidad y mundialización del mercado.

¿Desconocen estos organismos que los neoliberales actúan bajo el imperativo de intervención permanente, mediante acciones reguladoras y ordenadas, garantizan sus mercados, usan armas no bélicas en la guerra para reconquistar el poder, generando una crisis del dispositivo general de gobernabilidad al atacar la soberanía? Repudian la soberanía, la autonomía. Respaldan el Capitalismo y su Dios supremo, el dinero, de naturaleza supranacional. Suscriben la democracia representativa, aniquilan pueblos y provocan la destrucción de los Estados Nación, negando la protección de los DDHH, con tácticas de ajuste y represión.

La mutación capitalista hoy Tecnocracia, permitirá en 2030 al 1% más rico apoderarse del 64% de la riqueza mundial, quitando los recursos de las manos de los ciudadanos. La disminución de los derechos de propiedad y las asociaciones público-privadas, conducirían a esta élite a la acumulación exponencial, desterrando a la miseria infinita al resto del planeta.

El asedio contra los pueblos, desde estos organismos hiperliberales, justifica invasiones. Insistimos en la necesidad de reconstituir la soberanía subjetiva, económica, financiera, alimentaria, energética, militar, política y social. La lucha es cultural y por el conocimiento, de ideas, palabras representaciones. Debemos ser soldados, militar en la sinergia de nuestro proyecto común: luchar contra la globalización, se trata de supervivencia.

MARIA ALEJANDRA DIAZ

Constituyente