Cabezal Cabezal

Marino Alvarado y su doble discurso, el cuento de nunca acabar

Publicado: 8 de octubre de 2015 a las 14:30 | Última actualización: 8 de octubre de 2015 a las 14:30


El que baila pega’o no tiene miedo que lo pisen, Marino Alvarado dice que no quiere afirmar ni negar que sus secuestro tenga que ver con la política, esto lo hace cuando la cámara es chiquita, pero en lo que tiene un poco de atención de algunos medios de ultraderecha aprovecha para despotricar y responsabilizar al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello. Este supuesto defensor de los derechos humanos (DDHH) no tiene la cara ni para mantener sus propias declaraciones, alguien lo debe tener con la correa suelta y los pantalones flojitos…

Deja tu comentario: