Cabezal Cabezal

Misóginos, corruptos y defensores de dictaduras militares: Los nuevos amigos de la derecha venezolana

Publicado: 21 de enero de 2019 a las 16:58 | Última actualización: 21 de enero de 2019 a las 17:19

Con gente de esta calaña es que la oposición intenta derrocar al Gobierno del presidente Nicolás Maduro Con gente de esta calaña es que la oposición intenta derrocar al Gobierno del presidente Nicolás Maduro

Con gente de esta calaña es que la oposición intenta derrocar al Gobierno del presidente Nicolás Maduro
Internet

La oposición venezolana siempre se ha caracterizado por involucrarse con voceros de la derecha internacional, quienes han sido salpicados o están involucrados en casos de corrupción, como: Enrique Peña Nieto y Felipe Calderón (México), Félipe González, Joé María Aznar y Mariano Rajoy (España) o Pedro Pablo Kuczynski (Perú). Eso sin mencionar los que han sido acusados de estar involucrados con el narcotráfico y masacres como Álvaro Úribe Vélez.

Así que no es de extrañar que la derecha venezolana haya decidido estrechar vínculos con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro y su hijo Eduardo, en su afán de derrocar a Nicolás Maduro.

De hecho, la semana pasada, voceros de la derecha venezolana, entre ellos el prófugo de la justicia, Antonio Ledezma, se reunieron con Jair Bolsonaro, quien prometió “hacer todo” para supuestamente “restaurar” la democracia en Venezuela, citó el portal uruguayo Montevideo el pasado 17 de enero.

Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional en desacato, Juan Guaidó, agradeció la llamada del diputado federal brasileño Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente Jair Bolsonaro y gran apoyo de su padre para temas internacionales, reseñó el pasado 20 de enero el Diario las Américas.

¿Pero quiénes son Jair y Eduardo Bolsonaro, los nuevos amigos de la derecha venezolana?

Jair Bolsonaro es altamente conocido por su postura ultraderechista, es considerado el Donald Trump de Brasil.

Es un defensor de la dictadura militar (1964-1985), y se le conoce se más por sus cuestionamientos y declaraciones racistas y homófobos que por sus proyectos durante 27 años como diputado.

Su postura a favor de la dictadura fue remarcada en 2016, cuando dedicó su voto a favor del impeachment contra la presidenta Dilma Rousseff al torturador de la dictadura militar, excoronel Carlos Alberto Brillante Ustra, quien comandó el principal centro de torturas de Brasil.

Jair Bolsonaro no ha tenido reparo en discriminar a las mujeres durante toda su carrera política. En 2017 fue condenado a indemnizar a la parlamentaria del Partido de los Trabajadores (PT), María do Rosario Nunes, tras decirle: "No la voy a violar porque ni eso merece".

El mandatario también ha dicho que concebir a su hija fue una "debilidad", recordó el 1 de enero de este año el portal Telesur.

Bolsonaro incluso ha atentado contra los afrodescendientes de Brasil y en una oportunidad dijo: "No hacen nada, creo que no sirven ni para procrear". Esto le valió una multa de 50.000 reales (15.900 dólares) por su "expresiones injuriosas, prejuiciosas y discriminatorias".

Por su parte, su hijo Eduardo Bolsonaro, quien en reiteradas oportunidades ha manifestado su deseo que el presidente constitucional Nicolás Mauro “salga” de la presidencia, y que ha dicho “estar trabajando en ello”, al igual que su padre Jair también es un misógino.

Eduardo Bolsonaro se ha caracterizado por declararle la guerra a la comunidad Lgti y llegó a afirmar que el feminismo "es una enfermedad". Al igual que su padre también es un defensor de la dictadura militar brasilera.

En años pasados, Eduardo Bolsonaro llegó a decir que las mujeres de derecha "son más higiénicas que las de izquierda". "Ellas no protestan con el pecho descubierto ni defecan cuando lo hacen", recordó en octubre del año pasado el portal español El Mundo.

Este personaje fue demandado ante los tribunales, en abril de 2018, por amenazar a su ex pareja, Patrícia Lélis, a través de Telegram, con adjetivos como "puta" y "vagabunda", además de frases como "tenías que haber follado más para aprender a callarte" y "vete al infierno, perra", recordó el citado portal.

La familia Bolsonaro a finales de diciembre del pasado año se vio inmersa en presuntos hechos de corrupción, luego que salieran a la luz pública que a Fabrício José de Queiroz, chófer y exasesor del senador en Río de Janeiro y legislador regional, Flavio Bolsonaro, hijo de Jair, la Operación anticorrupción Lava Jato, le detectó unas "transacciones atípicas" en las cuentas de Queiroz, por un valor de 1,2 millones de reales (307.000 dólares).

Durante la investigación el Consejo de Actividades Financieras (Coaf), descubrió que Queiroz realizó un depósito de 24.000 reales (6.150 dólares) en la cuenta de Michelle Bolsonaro, esposa del presidente electo. El dinero no fue declarado después a las autoridades fiscales, reseñó el 21 de diciembre Russia Today.

Este fin de semana el nombre de Flavio Bolsonaro volvió a ocupar titulares en diversos diarios internacionales, luego que un informe del Coaf revelara ingresos sospechosos en las cuentas del hijo del mandatario de Brasil.

De acuerdo al informe, entre junio y julio del 2017 Flavio Bolsonaro recibió 48 depósitos por un total de 96.000 dólares, que se llevaron a cabo a través de los cajeros automáticos ubicados en la Asamblea Legislativa del Estado de Río de Janeiro, reseñó el domingo 20 de enero Telesur.

Estos son los nuevos aliados de la derecha venezolana, con gente de esta calaña es que la oposición intenta derrocar al Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Deja tu comentario:

Con Chávez, Diosdado Cabello y el PSUV, el Gobierno Bolivariano Avanza !!!