Cabezal Cabezal

¡No es Chernóbil! Conozca la catástrofe química que generó 20 mil muertos y fue silenciada

Publicado: 7 de junio de 2019 a las 16:00 | Última actualización: 7 de junio de 2019 a las 16:11

El "Desastre de Bophal", ocurrió en la India dos años antes de la crisis en el reactor nuclear que hoy es tendencia gracias a una serie lanzada por la cadena estadounidense HBO El "Desastre de Bophal", ocurrió en la India dos años antes de la crisis en el reactor nuclear que hoy es tendencia gracias a una serie lanzada por la cadena estadounidense HBO

El "Desastre de Bophal", ocurrió en la India dos años antes de la crisis en el reactor nuclear que hoy es tendencia gracias a una serie lanzada por la cadena estadounidense HBO
Internet

Con más de seis mil muertos en una semana producto de la fuga de gases tóxicos y 12 mil más como consecuencia directa de la catástrofe, en los meses subsiguientes, son los números que arroja el mayor desastre químico que haya conocido la humanidad, que pese a su gravedad no cuenta con documentales, películas y series como la tan publicitada Chernóbil. 

El "Desastre de Bophal", ocurrió en la India dos años antes de la crisis en el reactor nuclear que hoy es tendencia gracias a una serie lanzada por la cadena estadounidense HBO, donde entre mentiras y medias verdades, alimentan el discurso anticomunista en el mundo resaltando este hecho que tuvo un saldo de víctimas 98% menor al acaecido en la nación hindú el 3 de diciembre de 1984 producto de la fuga de isocianato de metilo en una fábrica de plaguicidas propiedad de un 51% de la compañía estadounidense Union Carbide. 

Además de las víctimas mortales, esta catástrofe en suelo indio, dejó huella en más de 150 mil personas, que quedaron ciegos, o sufrieron la destrucción del olfato, oído o tacto, mientras que otros presentaron afectaciones neurológicas, inmunológicas, cancerígenas, así  como partos con malformaciones congénitas, evidenciando los daños genéticos causados por esta desastre químico cuya nube tóxica se calcula era 500 veces superior al empleado en las cámaras de gas nazis y 150 veces superior al gas mostaza. 

El silencio mediático de esta apocaliptica explosión química, evidencia la postura ideológica de las grandes transnacionales de la comunicación y el entretenimiento, que dibujan en la opinión una gigantesca catrástofe en Chernóbil, mientras que Bhopal, es un hecho inexistente.  

Deja tu comentario: