Ofensiva propagandística del imperialismo contra Venezuela (QUÉ pasa en Venezuela, 24 de junio de 1966)

  • Para el año 1964, la Oficina de los Servicios Informativos de los Estados Unidos (por sus siglas en inglés USIS), anuncia que ha desplegado en Venezuela actividades propagandísticas (guerra psicológica).
  • Estas actividades abarcaron:
  1. USIS erogó mensualmente 463.000 U$D en campañas dirigidas a controlar el pensamiento y generar nuevos patrones socio culturales; técnica mejor conocida como brain wash (lavado de cerebros).
  2. 80 de las 90 emisoras radiales existentes en Venezuela transmitieron programas radiales gratuitos elaborados por la USIS, desde sus laboratorios de propaganda.
  3. Esto significa un promedio de 2 horas y media en cada estación, equivalentes a 200 horas diarias.
  4. 50 documentales y noticieros de la USIS fueron televisados mensualmente en la TV venezolana.
  5. Se publicaron varias revistas especializadas dirigidas al sector educativo, con un alcance de 25.000 profesores y/o lectores
  6. Se imprimió una revista dirigida al sector de los trabajadores y sus sindicatos que abarcó 29.000 lectores.
  7. En Maracaibo, USIS, instaló la Casa Americana, centro de información encargado de proyectar películas yanquis, programas radiales, servicios de biblioteca, charlas, conciertos y seminarios.
  8. USIS pagó la nómina de un personal local de 31  empleados, 11 norteamericanos y varios jefes de secciones en Caracas, Maracaibo y otras ciudades venezolanas.
  9. En su informe anual, USIS declara que nuestro país en un trofeo apetecible por sus inmensos recursos naturales, por tener una posición continental y geográfica privilegiada, y porque, según su vocero, “no es ningún secreto que los comunistas venezolanos quieren convertir a Venezuela en una segunda Cuba.”

Contexto: 

  • En tiempos de la Guerra Fría los métodos de persuasión y disuasión fueron implementados en los laboratorios de propaganda sucia. 
  • El caso emblemático lo constituyó El Observador Creole, donde se estrenó Rafael Poleo como agente tarifado de la CIA.  Su locutor ancla, Francisco Amado Pernía, hizo las veces de vocero de la Creole Petroleum Corporation
  • Sin embargo, el informe de USIS estableció la insatisfacción por cuanto que, a pesar de los recursos invertidos, la efectividad de las campañas no fue del todo satisfactoria.

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: