Operación Daktari: 18 años del intento terrorista de Uribe derrotado por la Revolución Bolivariana

Los paramilitares tenían previsto concretar el atentado el 12 de mayo, dos días después, el grupo élite asesinaría a Chávez durante una cena con banqueros en La Casona, de manera simultánea asaltarían el Palacio de Miraflores
Internet

09/05/2022 08:00 AM


Eran las 2:30 am del domingo 9 de mayo de 2004, cuando funcionarios de la extinta Dirección de Inteligencia Policial (Disip) y la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) entraron a la Hacienda Daktari, ubicada entre los municipios mirandinos Baruta y El Hatillo (cerca de Caracas), para detener a 153 paramilitares colombianos que planificaban asesinar al Comandante Hugo Chávez Frías.

Luego de casi un año de investigaciones, un grupo de acciones especiales ubicó al cónclave terrorista que había utilizado la finca, propiedad de Rodolfo Alonso, hermano de la actriz  María Conchita Alonso, como lugar de entrenamiento para cumplir la «misión» de asesinar al Jefe de Estado, por orden de los grupos de oposición del país.

Los paramilitares tenían previsto concretar el atentado el 12 de mayo, dos días después, el grupo élite asesinaría a Chávez durante una cena con banqueros en La Casona, de manera simultánea asaltarían el Palacio de Miraflores y un conjunto irrumpiría en los depósitos de armas ubicados en el Comando Regional Nº 5 de la Guardia Nacional y la base aérea de La Carlota. Un oficial de la aviación secuestraría una aeronave para bombardear la sede de Gobierno. Esa era la maqueta del plan de magnicidio afortunadamente frustrado por la acción oportuna y contundente de las autoridades venezolanas.

Es necesario destacar que además de políticos venezolanos opositores, el gobierno del ex presidente de Colombia, Álvaro Uribe, también estaba al tanto de esa operación inmoral. Las declaraciones del ex director de informática del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS), Rafael García, así lo confirmaron, posteriormente.

Después de esa revelación la cancillería colombiana informó que 28 de los capturados en la finca Daktari habían prestado servicio militar en Colombia. El silencio de Bogotá sobre el caso en esa oportunidad predispuso las relaciones con Venezuela.

MIPPCI

Comparte esta noticia: