300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

¿Por qué Venezuela le interesa tanto a la no tan santa Unión Europea? (+contexto)

Publicado: 19 de junio de 2020 a las 11:49 | Última actualización: 19 de junio de 2020 a las 13:14

La más reciente intromisión de la UE fue el comunicado que expresa su desacuerdo en la "pretensión de hacer cumplir las leyes" y elegir un nuevo CNE La más reciente intromisión de la UE fue el comunicado que expresa su desacuerdo en la "pretensión de hacer cumplir las leyes" y elegir un nuevo CNE

La más reciente intromisión de la UE fue el comunicado que expresa su desacuerdo en la "pretensión de hacer cumplir las leyes" y elegir un nuevo CNE
Internet

Venezuela, un país mediano ubicado al norte del subcontinente suramericano, fue colonizado por el imperio español a finales del siglo XV, y liberado por Simón Bolívar 300 años después. Esto último parece que aún lo desconocen en la Unión Europea, donde aún realizan impertinentes exigencias como si el país bolivariano no hubiera logrado la hazaña más grande que se haya  conocido en la historia mundial, al derrotar y expulsar de la región al imperio más poderoso de la época.

 

La Unión Europea (UE) nació el 1 de noviembre de 1993 en MaastrichtPaíses Bajos, con la idea de "propiciar y acoger la integración y gobernanza en común de los Estados y los pueblos de Europa", pero su prepotencia y anacrónica ambición imperialista de otrora, le hace olvidar que ya Venezuela es independiente. Y es que perder el tiempo hablando del país petrolero se ha vuelto una costumbre muy lucrativa, dejando en evidencia que es esta característica (petrolero) la que empuja la fiebre de pronunciamientos desde el "mundo desarrollado".

 

La más reciente intromisión de la UE fue el comunicado que expresa su desacuerdo en la "pretensión de hacer cumplir las leyes" y elegir un nuevo CNE. "Las elecciones legislativas y presidenciales libres y justas que respetan los estándares internacionales son clave para superar la crisis en Venezuela", se puede leer en el comunicado donde llaman a nuestro país "a ponerse a derecho". Y es que lamentablemente el cónclave no estrena en sus intromisiones en la cuna de Bolívar.

 

Acá un pequeño resumen de las veces que la organización se ha metido en asuntos venezolanos al menos en los últimos cuatro años.

 

Sólo en el 2017 la máxima organización europea realizó diez llamados para bloquear cuentas  y  sancionar a empresas y personas. En medio de las  guarimbas que propició la llamada "Salida", una excusa para generar violencia en el país por  parte de los "jóvenes pacíficos" de la oposición venezolana, la UE, en nombre de la libertad, se pronunció  el 18 de julio de 2017 de la siguiente manera: "Los numerosos informes sobre las violaciones de los derechos humanos, el uso excesivo de la fuerza, las detenciones masivas y los juicios a civiles por tribunales militares son una fuente de preocupación. La UE espera que las autoridades venezolanas respeten la Constitución y el Estado de Derecho y garanticen el respeto de los derechos y libertades fundamentales, incluido el derecho a la manifestación pacífica".

 

En el 2018 fueron 15 intromisiones, siendo ese mismo año, luego del reconocimiento y reuniones con el diputado adjudicado por el estado La Guaira a la Asamblea Nacional (AN), Juan Guaido, que Venezuela decide expulsar al embajador de Alemania en Caracas. Entre las agresiones, sancionaron de manera arbitraria, a miembros claves del Gobierno y cuentas necesarias para honrar los compromisos económicos para cualquier nación.

 

En 2019, cuando Trump le dio el espaldarazo al diputado Guaidó y pensaban que la Revolución Bolivariana llegaría a su fin, la asociación de primer mundo quiso pescar en río revuelto y aventajarse de los recursos del país suramericano. Despejando un poco más el panorama entendemos por qué la Unión Europea está tan interesada en Venezuela, lo vemos en el oro apropiado por Inglaterra, las cuentas en Alemania y lo más reciente protagonizado por el presidente del Banco Mundial, que aunque es estadounidense todos sabemos que come en el mismo plato de los europeos. Las venas abiertas de América Látina (libro de Eduardo Galeano) siguen desangrándose. Ayer soñaron con hacer un puente intercontinental con toda la plata robada del Potosí, hoy ese sueño se trasladó a las enormes riquezas de Venezuela.

 

Por suerte la verdad de los siglos los sigue dejando al desnudo y aquí continuamos la batalla exigiendo que nos devuelvan todo lo que nos han despojado.

 

Deja tu comentario: