300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

¡Precedente para la honestidad! Bolívar decreta la pena de muerte para los corruptos en 1824

Publicado: 12 de enero de 2022 a las 10:22 AM | Última actualización: 12 de enero de 2022 a las 10:35 AM

El decreto respondió a la voluntad de Bolívar de poner cese a los actos de corrupción de los funcionarios de la naciente República El decreto respondió a la voluntad de Bolívar de poner cese a los actos de corrupción de los funcionarios de la naciente República

El decreto respondió a la voluntad de Bolívar de poner cese a los actos de corrupción de los funcionarios de la naciente República
Internet

El 12 de enero de 1824, el Libertador Simón Bolívar decretó en Lima, Perú, la pena de muerte para todo “funcionario público a quien se le convenciera en juicio sumario de haber malversado o tomado para sí de los fondos públicos de diez pesos arriba”.

El decreto respondió a la voluntad de Bolívar de poner cese a los actos de corrupción de los funcionarios de la naciente República y sentar un precedente para la administración honesta de los recursos del Estado.

“Teniendo presente: 1º. Que una de las principales causas de los desastres en que se ha visto envuelta la República, ha sido la escandalosa dilapidación de sus fondos, por algunos funcionarios que han intervenido en ellos; 2º.- Que el único medio de extirpar radicalmente este desorden, es dictar medidas fuertes y extraordinarias, he venido en decretar, y Decreto":

Artículo 1º.- Todo funcionario público, a quien se le convenciere en juicio sumario de haber malversado o tomado para sí de los fondos públicos de diez pesos arriba, queda sujeto a la pena capital.

Artículo 2º.- Los Jueces a quienes, según la ley, compete este juicio, que en su caso no procedieren conforme a este decreto, serán condenados a la misma pena.

Artículo 3º.- Todo individuo puede acusar a los funcionarios públicos del delito que indica el Artículo 1º.

En el 4º y artículo final se ordena fijar el texto del decreto en todas las oficinas de los puestos republicanos, con el fin de que se cumpla esa ley inmediatamente.

REDACCIÓN MAZO

Deja tu comentario: