Cabezal Cabezal

"Puente humanitario": la excusa para una invasión militar extrajera (+Infografía)

Publicado: 23 de junio de 2016 a las 20:53 | Última actualización: 23 de junio de 2016 a las 20:53


Desde un prófugo de la justicia como Oscar Pérez, hasta integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), recientemente han planteado la activación de un puente humanitario internacional inmediato para proveer de alimentos y medicinas al país, estrategia que pareciera englobada en la premisa de hacer creer al mundo la existencia de una supuesta “crisis humanitaria” en la Patria de Bolívar.

Quizás con esta campaña, la oposición aspira una intervención más directa y radical de los gringos, pues cabe recordar que solo en casos extremos como ese, Washington consideraría "una intervención", como advirtió John Kelly, para entonces jefe del Comando Sur de Estados Unidos, en octubre de 2015.

Aunque la MUD no ha dado más detalles sobre este puente humanitario, hay que recordar que la fracción de la derecha en la Asamblea Nacional (AN) declaró en enero en crisis humanitaria al sector salud en Venezuela, medida rechazada por la bancada revolucionaria.

En febrero la oposición en el Parlamento declaró la "crisis alimentaria nacional". Una vez más los diputados socialistas se opusieron. Durante el debate el diputado socialista, Ricardo Molina, recordó que “más de 90 por ciento de la capacidad productiva de alimentos en Venezuela lo tiene la empresa privada".

Diputados de la coalición opositora se han dado a la tarea en lo que va de año, de denunciar en el exterior la existencia de una supuesta “crisis humanitaria” en Venezuela. Entre ellos, se encuentra el parlamentario Luis Florido, del partido político de ultraderecha Voluntad Popular, quien en mayo viajó a Canadá.

“Canadá es muy importante para Venezuela, debemos narrar lo que está ocurriendo en nuestro país ante el déficit de democracia, una crisis humanitaria de dimensiones alarmantes”, dijo Florido, reseñó el 10 del citado mes, el portalnotiminuto.com

También en mayo de este año, la diputada a la Asamblea Nacional, por el partido Un Nuevo Tiempo (UNT), Marianela Fernández, dijo en Paraguay que en Venezuela “vivimos una crisis humanitaria”, reseñó el 27 del referido mes, El Universal en su portal web.

¿Una ley para atender “crisis de salud” o poder ilimitado para la AN?

En mayo de este año, la derecha en la AN sancionó la Ley Especial para Atender la Crisis Nacional de Salud. El reciente 13 de junio, la sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declaró inconstitucional la norma.

En la sentencia, el Máximo Tribunal del país, señala que el parlamento venezolano usurpa competencias atribuidas al Ejecutivo Nacional en materia de estados de excepción, así como en lo que atañe a la dirección de las relaciones exteriores.

En la referida sentencia, la Sala verificó que Ley Especial para Atender la Crisis Nacional de Salud le confiere a la Asamblea Nacional competencias para formular, dirigir y ejecutar las relaciones internacionales de la República, al permitirle servir de intermediario receptor de la cooperación internacional, sin que ésta haya sido solicitada por el Ejecutivo Nacional, violando el artículo 236.4 del texto constitucional.

El Poder Judicial señaló que la ley pretende obligar al Ejecutivo a aceptar cooperación internacional, con lo que se incurre en una falta constitucional de cesión de parte de la soberanía del Estado a los organizaciones internacionales y países cooperantes, quienes tendrían la potestad de decidir en qué va a consistir dicha cooperación y con qué calidad y condicionalidad sería entregada la misma, refiere nota de prensa del TSJ.

Cabe recordar, que la ley sancionada por los parlamentarios de la oposición, contemplaba en su artículo 16 que “El Ejecutivo Nacional deberá recibir toda la Ayuda Internacional Humanitaria que le ofrezcan al Estado Venezolano, incluso si proviniere de una organización o Estado al que no le hubiere sido solicitada”.

El artículo 17, del instrumento contemplaba que “el rechazo de Ayuda Internacional Humanitaria, requiere en todo caso de la previa autorización por parte de la Asamblea Nacional, para lo cual el Ejecutivo Nacional deberá comunicar al órgano legislativo los motivos por los cuales pretende rechazar la Ayuda Internacional Humanitaria”.

Al leer estos artículos, surge la pregunta: ¿quiere la MUD ayudar al Gobierno en materia de salud o quiere doblegar al Presidente?

¿Crisis humanitaria o una manera de conseguir dinero?

El 12 de febrero de 2014, el mismo día en que sectores de la derecha liderada por Leopoldo López, iniciaron la violencia callejera en Caracas y en otros estados del país (como parte del plan "La Salida"), fue creado por otro sector de la oposición el Programa de Ayuda Humanitaria para Venezuela (PAHPV), que tiene su sede en EEUU y que recibe desde medicamentos hasta donaciones en cuentas de Citibank, o a través de tarjetas de créditos: Visas, Master Card,  American Express, e incluso vía Pay Pal.

En Venezuela uno de los voceros que le ha “reconocido” la labor del Programa, es el diputado de Primero Justicia, José Manuel Olivares, quien fue el vocero principal del conversatorio sobre la “Crisis Humanitaria en Venezuela” que realizó la organización con motivo de conmemorar su segundo aniversario en Miami.

De acuerdo con el Blog de la Tabla, el Programa de Ayuda Humanitaria para Venezuela tiene como director y tesorero en EEUU, nada más y nada menos que a Lorenzo Di Stefano, presidente del Arepazo 2, lugar donde se reúnen sectores de la oposición venezolana para arremeter contra el gobierno revolucionario.

El Programa de Ayuda Humanitaria para Venezuela hace eventos con otras fundaciones de derecha radicadas en Miami, para recaudar fondos ya sea para los “estudiantes” venezolanos o para medicinas.

De hecho, en 2014, mientras “estudiantes” y sectores contrarrevolucionarios  llevaban a cabo las guarimbas en varios estados del país, la organización promocionó para mayo de ese año el “Arepas SOS Venezuela”. Fue un evento “solidario con la finalidad de recaudar fondos para las compras de insumos que servirán de ayuda humanitaria para los estudiantes y la sociedad civil que se encuentra en situación de riesgo en Venezuela”.

La imagen que acompañó la convocatoria realizada en Miami, es la fotografía de un joven con máscara y una bandera de siete estrella, detrás de él otros cuatro jóvenes encapuchados, una foto que bien pudiese ser de los guarimberos de ese año.

El Programa de Ayuda Humanitaria para Venezuela dice que realiza recaudaciones de vitaminas C, D, B, Omega 3 y 6 y complejo vitamínico, insumos de aseo personal, ropa cómoda para los centros de detención y alimentos no perecederos (barras de granola, proteínicas) para los “estudiantes detenidos”, refiere la organización en su portal. Para el reciente  6 de mayo, el Programa de Ayuda Humanitaria para Venezuela convocó a “dosis de libertad”, una campaña de recolección de insumos médicos para Venezuela, en la que la principal invitada era nada más y nada menos, que la esposa de Leopoldo López, Lilian Tintori.

Por “crisis humanitaria” EEUU ha invadido

Argumentando ayuda humanitaria, el imperio gringo ha invadido o intervenido militarmente en otros países.

Entre abril de 1992 y marzo de 1993 EEUU invadió a Somalia en una operación encubierta denominada Operación Restaura La Esperanza bajo el argumento de ayuda humanitaria. Esta acción fue una fachada para derrocar al Gobierno del General Mohamed Farah Aidid, para luego instaurar un Gobierno de facto a su favor mediante la intervención militar.

Durante la invasión los soldados gringos se dedicaron a cazar a las fuerzas que resistían a su autoridad. Los Rangers del ejército yanqui no respetaban a la población, humillaban a los somalíes con palabras racistas como "flacuchos" o "sambitos" y sembraban terror con sobrevuelos de helicópteros de ciudades densamente pobladas, reseña el portalrevcom.us/

El 19 de septiembre de 1993, soldados estadounidenses dispararon proyectiles contra una multitud y dieron muerte a cien personas no armadas. Eso provocó una indignación generalizada que reventó en la batalla de octubre de 1993 en la capital de Mogadiscio, retratada en el libro y la película La caída del halcón negro. En ese enfrentamiento, los somalíes eliminaron a una fuerza elite de Rangers yanquis. Por la derrota, Estados Unidos tuvo que retirar sus fuerzas y terminar su misión ahí en marzo de 1994.

Terremoto de Haití: una excusa

El terremoto ocurrido en 2010 en Haití fue causa de una nueva invasión por parte de EE.UU, país que ocupó el control de operaciones de la nación e instaló sus tropas con la excusa humanitaria. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) desplegó  una misión en el país afectado (MINUTASH) a propósito del sismo, hasta marzo de 2015 aún se registran más de 7 mil uniformados, entre soldados y policías, recordó Telesur en julio del pasado año.

Ante todo este panorama, cabe preguntarse qué busca la derecha al denunciar en el exterior, la supuesta “crisis humanitaria” en el país, ¿acaso una invasión gringa? ¿doblegar a Nicolás Maduro? O ¿será que la campaña le deja algún tipo de ganancias económicas?

INFOGRAFIA-puente-humanitario

Deja tu comentario: