ROBAMOS A VENEZUELA (Últimas Noticias, 23 de Mayo de 1986)

Así se jactan empresarios norteamericanos

Siendo  presidente de la república Jaime Lusinchi, un escándalo de corrupción fue primera plana en todos los periódicos venezolanos. Reprodujeron los facsímiles de documentos de un fraude a la nación publicado en el suplemento dominical del New York Times del 16 de marzo de 1986, titulado: 

 “Cómo nosotros los robamos absolutamente a Venezuela”. 

El periodista Winston William reveló cómo la compañía Southland  Corporation, dueña de la cadena “7 Eleven”, incursa en sobornos y estafas en el Estado de Texas, se alzó con una fortuna gracias a una candidez.

El New York Times publicó las declaraciones de un empresario, John Thompson, quien narraba cómo logró comprar la refinería  CITGO por 250 millones de dólares y luego venderle a PDVSA la mitad de las acciones por un sobreprecio de 300 millones de dólares, quedándose a su vez como propietario de  la mitad de la refinería muy hábilmente negociada por PDVSA. 

El empresario comentaba como en 1984, siendo propietario de una cadena de ropa en los Estados Unidos, negoció la compra de la refinería CITGO en el Lago Charles, para luego venderle en 1986, a PDVSA, la mitad de la misma por el doble de su valor real y después dedicarse a grandes proyectos de inversión inmobiliaria.  

PDVSA, en este caso de la olla podrida de la compra de CITGO,  insistió en que: “fue un buen negocio” y “todo se debe negociar secretamente”

REDACCIÓN MAZO

Comparte esta noticia: