Cabezal Cabezal

Rómulo Gallegos: Pluma que dibujó con colores tricolor la fuerza y espíritu de una nación

Publicado: 2 de agosto de 2019 a las 08:00 | Última actualización: 2 de agosto de 2019 a las 11:15

Su amplio conocimiento sobre el país y su realidad, así como el carisma del cual gozaba dentro de los venezolanos, permitieron que ser electo Presidente Su amplio conocimiento sobre el país y su realidad, así como el carisma del cual gozaba dentro de los venezolanos, permitieron que ser electo Presidente

Su amplio conocimiento sobre el país y su realidad, así como el carisma del cual gozaba dentro de los venezolanos, permitieron que ser electo Presidente
Internet

El 2 de agosto de 1884, en la ciudad de Caracas, nació el escritor venezolano, Rómulo Gallegos, quien se destacó por su fuerza para dibujar con sus letras, el espíritu y fuerza de una nación que durante siglos ha batallado con fiereza por su libertad e independencia. 

Este novelista que se encuentra en la lista de los escritores hispanoamericanos más importantes, por obras como Doña Barbara donde este venezolano plasma la Venezuela cruel e insensible afectada por la corrupción, la traición, el despotismo, la falta de libertad, el latifundismo y la injusticia, pero donde en medio de este maremágnum, subsistía una raza buena que amaba y enfrentaba a la dictadura representada por el personaje Santos Luzardo.

Su amplio conocimiento sobre el país y su realidad, así como el carisma del cual gozaba dentro de los venezolanos, permitieron que ser electo presidente de la República de Venezuela, en las primeras elecciones libres que se celebraron en toda la historia del país. 

El 15 de febrero de 1948, toma posesión del cargo y tras llevar a cabo acciones de tipo fiscal contra las petroleras estadounidenses para incrementar sus aportes a la nación, estas promueven un golpe de Estado liderado por un grupo de militares y el adeco, Rómulo Betancourt, por lo que es obligado a salir del país, exiliándose en Ciudad de México., retornando tras la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez

En 1960 fue elegido Comisionado y primer presidente de la recién creada Comisión Interamericana de Derechos Humanos, cargo que ejerció hasta 1963. Tras culminar su gestión retorna a Venezuela donde muere 5 abril de 1969 y el 3 de mayo de 1994 el presidente Rafael Caldera había decretado los honores del Panteón Nacional para Gallegos, pero jamás fue sepultado porque la última voluntad del escritor era descansar junto a la tumba de su esposa Teotiste, en el ala sur del Cementerio General del Sur.

Deja tu comentario: