Cabezal Cabezal

Sabotear servicios: Una constante de la derecha venezolana para agredir al pueblo (+info)

Publicado: 15 de marzo de 2019 a las 15:57 | Última actualización: 15 de marzo de 2019 a las 16:59

En lo que va de año la derecha nacional ha lanzado otros cinco ataques contra instituciones estratégicas En lo que va de año la derecha nacional ha lanzado otros cinco ataques contra instituciones estratégicas

En lo que va de año la derecha nacional ha lanzado otros cinco ataques contra instituciones estratégicas
Internet

En los últimos ocho o siete meses la derecha venezolana ha incrementado los ataques contra los servicios públicos del país, en su afán de tratar de derrocar al Gobierno Constitucional del Jefe de Estado, Nicolás Maduro Moros.

El ataque más reciente ocurrió el pasado jueves 7 de marzo cuando sectores de la derecha perpetraron un ataque cibernético contra el Sistema Automatizado de Control (ARDA) de la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, ubicada en la Represa del Guri, en el estado Bolívar, acción que afectó el servicio eléctrico en el país, y con el ello el bombeo de agua y las telecomunicaciones.

En lo que va de año la derecha nacional ha lanzado otros cinco ataques contra instituciones estratégicas, acciones vandálicas que solo han perjudicado al pueblo.

El 10 de enero, en paralelo a la juramentación del presidente de la República Nicolás Maduro para el período gubernamental 2019-2025, sectores terroristas ocasionaron un incendio contra los almacenes del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), ubicado en Guatire, en el estado Miranda.

En esa oportunidad, el Vicepresidente Sectorial para el Desarrollo del Socialismo Social y Territorial, Aristóbulo Istúriz, informó que el ataque dejó pérdidas incalculables en equipamiento médico.

Entre ellos mencionó que la acción terrorista generó la pérdida del equipamiento completo para dos hospitales, así como de unidad de diálisis y todo el tratamiento de diálisis de dos meses. “Además fue incendiado un hospital de campaña, equipos de ultrasonido, oftalmología, de odontología, de rayos X, 14 máquinas de anestesia, 54 máquinas de diálisis y entre otros equipos médicos”, afirmó en esa oportunidad.

Dos días más tarde, un nuevo sabotaje ocurrió en el Hospital Clínico Universitario, en Caracas. El acto consistió en un corte en los equipos internos, acción que ocasionó el daño de un transformador.

El 17 de enero, funcionarios de seguridad frustraron el intento de sabotaje eléctrico de Planta Centro, ubicado en el estado Carabobo.

El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, denunció en esa oportunidad que seis individuos intentaron ingresar a las instalaciones de la planta, sin embargo fueron interceptados por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Describió que se produjo un enfrentamiento entre los saboteadores y los efectivos de seguridad, lo que dejó como resultado tres oficiales heridos y un delincuente abatido.

El 4 de febrero, sectores terroristas perpretaron un ataque en la Subestación Diego de Lozada y en la Subestación Barcelona, ubicadas en los estados Miranda y Anzoátegui, respectivamente.

Diez días después se registró un nuevo ataque contra el sistema eléctrico, el ataque sucedió en la Subestación Barbacoa I, ubicada en el estado Anzoátegui.

En esa oportunidad, el alcalde del municipio Simón Bolívar, Luis José Marcano, indicó que la madrugada de este jueves 14 de febrero una persona falleció, luego de intentar desestabilizar el servicio en Barbacoa I, ubicada en el Kilómetro 27 de la carretera Barcelona-Anaco.

A finales del 2018 también atacaron

El agosto de 2018, sectores terroristas atacaron la Línea Sublacustre del Puente Sobre el Lago de Maracaibo, acción que afectó 100 metros de la interconexión.

En esa oportunidad, el gobernador del estado Zulia, Omar Prieto Fernández, denunció  que con este ataque “pretendían aislar a Maracaibo del resto del país".

Tres meses antes, específicamente en mayo, un total de 21 personas habían sido detenidas tras neutralizar varios intentos de sabotaje al sistema eléctrico nacional, registrados  en estaciones y subestaciones ubicadas en los estados Zulia, Vargas, Aragua, Sucre y Cojedes, informó en esa oportunidad Motta Domínguez.

En un contacto con VTV en esa oportunidad denunció que de las 21 personas detenidas, tres se electrocutaron y dos murieron en enfrentamientos con funcionarios de seguridad.

En noviembre del pasado año, se registró una explosión inducida en un segmento del Gasoducto Nororiental José Francisco Bermúdez, que surte el gas desde el estado Sucre hasta Nueva Esparta, impidiendo así que las plantas termoeléctricas se activaran.

En ese mismo mes, el primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, denunció que los medios de comunicación afines a la derecha buscan banalizar el sabotaje que existe contra los servicios públicos, cuya finalidad es generar desestabilización social.

De hecho, en octubre del año pasado el también presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) denunció los ataques sistemáticos que mantiene la derecha venezolana contra los servicios públicos del país.

“Hay sobre el sistema de servicios públicos de nuestro pueblo un ataque despiadado (…) Es un ataque por todos lados, porque quieren cansar a nuestro pueblo, porque un pueblo triste no da batalla, ellos quieren desmoralizar a nuestro pueblo y no van a poder”, enfatizó Cabello en su programa semanal Con el Mazo Dando.

El sabotaje eléctrico contra Venezuela no es nuevo, la derecha incrementó sus ataques tras la llegada de Nicolás Maduro a la presidencia en 2013, nada más en 2017, el ministro de Energía Eléctrica,  Motta Domínguez, informó que las acciones de sabotaje contra el Sistema Eléctrico Nacional habían dejado ese año 46 fallecidos, y mencionó que por estos hechos había sido detenidas en aquella época 381 personas.


Deja tu comentario: