Cabezal Cabezal

¡Sacrilegio! Esto es lo que pasa cuando hacen del Evangelio un negocio (+casos)

Publicado: 18 de diciembre de 2018 a las 16:15 | Última actualización: 18 de diciembre de 2018 a las 17:29

Una combinación contradictoria y nociva Una combinación contradictoria y nociva

Una combinación contradictoria y nociva
Internet


La iglesia Agua Viva, rama de la iglesia evangélica con sede en Perú, esta siendo investigada por la compra del emblemático Coliseo Amauta por 6 millones de dólares; para luego vender y alquilar la propiedad por miles de dólares a organizaciones allegadas a la misma congregación, razones que motivaron a la policía a iniciar una investigación por lavado de activos. 

El Movimiento Misionero Mundial, dirigido por el pastor Rodolfo Gonzáles, fue investigado durante 7 años, de igual manera, solo que el expediente fue archivado a pesar de las reiteradas apelaciones del Ministerio Público.

La empresa de comunicación Univisión reveló, luego de investigar a la iglesia Los magnates de Dios, millonarios movimientos monetarios y propiedades que administran tres de las iglesias evangélicas más poderosas de Guatemala, Colombia y Costa Rica.

Por su parte, el pastor Carlos "Cash" Luna miembro de la iglesia Agua Vivapastor de La Casa de Diosprocedente de Guatemala y de 56 años; quien congrega un aproximado de 12 mil feligreses, aseguró que "esta casa, con forma de paloma del espíritu santo, es uno de los templos evangélicos más grandes de América Latina, cuyos cimientos han sido edificados gracias a los diezmos de sus fieles que lograron aportar en total 45 millones de dólares para edificarla".

¿Es posible que la iglesia más grande de la región se mantenga solo a base de diezmos? La investigación de Univisión revela que La Casa de Dios se sostuvo por mucho tiempo con dinero procedente, no solo de la fe, sino también de la conocida narcotraficante apodada La Reina del Sur.

Según testimonios obtenidos por el mencionado medio, Marllory Chacón, La Reina del Sur, condenada en Estados Unidos a 12 años de prisión por narcotráfico, entregaba importantes cantidades de dinero al pastor.

El piloto colombiano Jorge Mauricio Herrera fue un infiltrado en la organización de Chacón, enviado por la Agencia de Lucha contra las Drogas (DEA), y contó a Univisión que ‘Cash’ Luna era una persona cercana a la narcotraficante con quien sostuvo reiterados encuentros para coordinar transacciones monetarias.

“Básicamente estaban hablando de entregas de dinero porque el pastor ‘Cash’ Luna decía que necesitaban ya empezar a construir y avanzar porque la obra (La Casa de Dios) estaba en bases”, señala Herrera en el reportaje. Además, agrega que el pastor “era la mano derecha de Marllory [… ] él era el consejero”, detalla el portal web.

Herrera aclaró que, si bien Luna no se inmiscuía en cuestiones de narcotráfico, sí sabía en qué negocio estaba su amiga Chacón y recibía dinero de ella. Según el archivo de la Reina del Sur, ella declaró haber lavado más de 200 millones de dólares en carteles de droga.

La líder evangélica colombiana María Luisa Piraquive de 69 años, pastora de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional (Idmji), es investigada por lavado de activos y enriquecimiento ilícito. Su iglesia cuenta con sedes en cinco continentes y con 25 sucursales en Estados Unidos; además de un megatemplo en Atlanta y Bogotá. También, cuenta con congregaciones en Nueva Zelanda, Rumania y Emiratos Árabes.

Piraquive, quien en la actualidad reside en Estados Unidos, ha sido denunciada en numerosas ocasiones por desertores de su congregación. Entre los cargos que se le imputan, están los de fraude, abuso y actos discriminatorios.

Junto a ella, sus hijos Perla, Iván, Darío, Carlos Eduardo, Alexandra y César Moreno Piraquive, están investigados por los mismo cargos. El proceso a la familia y la iglesia lleva hasta el momento 8 años en curso.

Un exintegrante de la iglesia declaró a Univisión que Iván Darío Moreno, hijo de la pastora, la denunció en 2006 ante el FBI pues tenía pruebas de las actividades ilícitas de su mamá y de la iglesia. En una entrevista a un medio colombiano, Iván Darío declaró que Idmji desviaba enormes cantidades de dinero hacia cuentas personales. Sin embargo, ocho años después, Darío se retractó de sus declaraciones.  Al respecto, Univisión reveló que la líder evangélica otorgó a su hijo un apartamento de 310 mil dólares en la ciudad de Fort Lauderdale, EEUU, a cambio de que suspendiera los ataques contra ella y su iglesia.

Centroamérica no escapa de los escándalos cristianos, en Costa Rica el pastor Andy Zamora, líder de la Obra de Orange, cuenta con filiales en México, Nicaragua, El Salvador, Colombia y Estados Unidos.

Fue su propia hija, Hannia Gastelum, quien en 2015, difundió por internet, videos que mostraban la explotación que sufrían los voluntarios de la iglesia. “Esclavizan a la gente desde las 6:45 de la tarde hasta la una, dos o tres de la mañana. Ellos ponen gente profesional que vienen con el amor de buscar a Dios a limpiar toilets”, dijo Hannia. “No necesitamos gente aquí inteligente que cuestione nada. Necesitamos brutos que no cuestionen, todo es por misterio y todo es por fe”, agregó al referirse a la filosofía que profesaban en la congregación.

Una exvoluntaria de la Obra de Orange declaró que la iglesia suele ganar unos 120 mil dólares por cada retiro espiritual que realizan. “Te echan maldiciones como para que sueltes el dinerito. Hay gente que les da todo su cheque de los taxes”, dijo la encuestada.

Según Hannia, la hija de Zamora, los feligreses de la iglesia están entrenados para pedir ofrendas. “Es una cuestión en la cual primero seducen tus emociones, te quiebran y después te ponen un sentimiento de culpabilidad y de responsabilidad ajena, para lograr que ellos lucren”.

Abusos sexuales en nombre de Dios 
João de Dios, el famoso pastor evangélico de Brasil, causó gran polémica e indignación luego de que se revelara que el hombre había abusado sexualmente de más de 400 mujeres, una de ellas su propia hija, quien denunció que fue victima de abuso desde que sus padres se divorciaron. "Los abusos iniciaron cuando tenía 10 años y ocurrieron en su casa, en el auto y durante viajes hasta que cumplió 14 años, cuando quede embarazada de un ayudante de mi padre, este me golpeo tan fuerte que me mando al hospital y perdí mi bebé", narró Dalva Teixeira, de 49 años en una entrevista a un medio de comunicación.

Cristian Nieto, vocero del Concilio de Iglesias Evangélicas de Chile, aseguró que como iglesia buscan hacer frente a estos casos y se encuentran en etapa de construcción de un protocolo de denuncias de abusos.

A pesar de desconocer si existen cifras oficiales de denuncias, Nieto detalló que con el establecimiento de un protocolo buscan hacerse cargo del tema, que explotó a raíz de los casos conocidos al interior de la Iglesia Católica: “Hemos estado preocupados del tema. Hasta ahora no tenemos un protocolo porque no lo habíamos considerado, porque no lo habíamos vivido. Esto es como una experiencia nueva para nosotros y obviamente ahora tenemos que hacernos cargo de aquello”.

Según Boz Tchividjian, profesor de derecho de la Liberty Universtiy, en Virginia, los evangélicos son tan culpables, si no más que los católicos: “Los protestantes suelen ser muy arrogantes cuando señalan a los católicos”. Además indica que muchos evangélicos han “sacrificado” las almas de víctimas jóvenes con el fin de proteger la reputación de sus iglesias.

Señala Tchividjian que entre los evangélicos “mal visto” este tema y se suele recomendar no exponer este tipo de incidente públicamente. A las víctimas se les suele decir que hay que “proteger la reputación de Jesús.”

El pastor evangélico argentino, Oscar Alfredo Farías, fue condenado a 15 años al ser denunciado por un joven de 15 años de ser abusado sexuelamente con la excusa de "sacarle el mal". Farías, quien reconoció que era habitual que les bajara el pantalón a los adolescentes para "sacarles el mal", fue condenado a 4 años de prisión por un tribunal que lo encontró culpable de abuso sexual agravado por su condición de ministro de culto.