Cabezal Cabezal

Santiago Mariño, el Libertador de Oriente, quiso reconstruir la Gran Colombia

Publicado: 4 de septiembre de 2019 a las 10:53 | Última actualización: 4 de septiembre de 2019 a las 11:07

Siendo el primer Ministro de Marina y Guerra fundó  la Academia Militar de Matemáticas en 1832 Siendo el primer Ministro de Marina y Guerra fundó  la Academia Militar de Matemáticas en 1832

Siendo el primer Ministro de Marina y Guerra fundó la Academia Militar de Matemáticas en 1832
Internet

Hace 165 años, en La Victoria, estado Aragua,  el 04 de septiembre de 1854, falleció el Libertador de Oriente, Santiago Mariño. Desde muy joven tuvo participación en importantes episodios de la independencia.

Formó parte de “Los cuarenta y cinco de Chacachacare”, quienes después de la caída de la Primera República dieron batallas formidables contra el sanguinario Monteverde. En Maturín sucedió la  batalla del Alto de los Godos donde junto a  Piar venció a los realistas y tuvo destacada actuación Juana Ramírez “La Avanzadora”.

Mariño acompañó a Bolívar en la expedición de Los Cayos, participó en la Batalla de La Victoria, en 1819 fue diputado al Congreso de Angostura en representación de la Provincia de Cumaná, y se desempeñó más tarde como Jefe del Estado Mayor General  Libertador.

El 30 de abril 1826 estalló en Valencia la Revolución de Los Morrocoyes, mejor conocido como   “La Cosiata”, promovida por Páez y el Dr. Miguel Peña. En vista de la magnitud del evento, Mariño renunció  a la Alta Magistratura de la Corte Federal en Bogotá.   Se sumó así a esta jugada política que pretendía coronar al Libertador con poderes extraordinarios, pero que en el fondo no era más que un movimiento separatista. Fue el principio del fin y suscitó  la inmediata presencia  de Bolívar, en Caracas, para aplacar la rebelión.    

Siendo el primer Ministro de Marina y Guerra fundó  la Academia Militar de Matemáticas en 1832.   Entre junio de 1835 y marzo de 1836, cierra  filas, junto a los generales José Laurencio Silva y Diego Ibarra, para adversar a Páez. Todo esto   con el fin de  restituir el buen nombre de Simón Bolívar, a esto se le llamó la Revolución de las Reformas. Este fue un  intento muy  importante para reconstruir la unión de la Gran Colombia y dar continuidad al proyecto bolivariano de integración continental.

Páez retoma el poder y expulsa a Mariño a Las Antillas; reingresando éste más tarde al territorio nacional por las costas de oriente bajo la protección de José Tadeo Monagas. Durante el gobierno de Monagas fue designado como jefe del ejército con el propósito de hacer frente al levantamiento del general Páez.

Bolívar reconoció la importancia de Mariño y su influencia acciones decisivas en las  victorias del ejército patriota. Al igual que muchos próceres de la independencia fue miembro activo de la masonería alcanzando el 3er Grado de Gran Maestro y el peldaño filosófico grado 33.

ALEJANDRO CARRILLO

[email protected]

Deja tu comentario: