300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

¡Sin cuento! Sí hay un desabastecimiento programado de bienes esenciales (+Curcio)

Publicado: 2 de noviembre de 2018 a las 13:00 | Última actualización: 2 de noviembre de 2018 a las 14:43

Paqualina Curcio: “El desabastecimiento no data de los últimos meses, es un fenómeno que ha arreciado con mayor intensidad en los últimos años" Paqualina Curcio: “El desabastecimiento no data de los últimos meses, es un fenómeno que ha arreciado con mayor intensidad en los últimos años"

Paqualina Curcio: “El desabastecimiento no data de los últimos meses, es un fenómeno que ha arreciado con mayor intensidad en los últimos años"
Foto: La Mano Invisible del Mercado

Venezuela es víctima de una Guerra Económica feroz, nunca antes vista en otro país. Los grandes medios de comunicación son los principales cómplices porque intentan invisibilizarla, apoyándose en la teoría la clase burguesa opositora y de las grandes corporaciones que afirman que el desabastecimiento es producto del modelo económico “fracasado” de la Revolución.

La  doctora Paqualina Curcio, en su libro La Mano Invisible del Mercado, desmiente sus coartadas a través de datos copilados otorgados por el Instituto  Nacional de Estadística (INE), del Banco Central de Venezuela (BCV) y del Ministerio del Poder Popular para el Comercio.

“El desabastecimiento no data de los últimos meses, es un fenómeno que ha arrecido con mayor intensidad en los últimos años”, indicó Curcio.

La teoría de la oposición señala que el desabastecimiento en Venezuela se debe a la caída de la producción, la disminución de importaciones y que el Gobierno Nacional redujo la cantidad divisas otorgadas al sector empresarial privado.         

Sin embargo, los grandes empresarios mienten al afirmar que las medidas socialistas traban la producción, desde 1999 hasta el 2015 el Producto Interno Bruto (PIB) aumentó el 43% y el PIB agrícola se elevó 27%. No se evidencia una caída abrupta del PIB que pueda explicar los niveles de desabastecimiento, así queda descartada la tesis de la caída de la producción.

Por otro lado, si se comparan los índices de escasez con los niveles de importaciones para el periodo 2003-2013, al igual que los niveles de producción no justifica el desabastecimiento, ya que en ese periodo las importaciones por lo menos de alimentos aumentaron 571%. Un ejemplo más claro fue en los años 2006 y 2007 donde se registró un incremento de 25% de la escasez a pesar de que las importaciones en esos años crecieron el 39%.

Los que aún creen que el Gobierno Nacional no entrega divisas el sector privado, han sido engañados, Curcio demuestra como la suma de entrega de divisas han ascendido. En el 2003 otorgó 5695 millones de dólares, suma que ascendió a 30859 millones de dólares para el 2013, lo que representa un aumento del 442% durante el periodo de estudio.

Es importante resaltar que la cantidad de divisas otorgadas nunca han sido inferiores a las concedidas en el 2004, año en que se registró menores índices de escasez, con una asignación de 15750 millones de dólares. Mientras que en el 2013 cuando escasean los productos básicos la cantidad asignada fue de 30859.      

Asimismo, Curcio demostró que los depósitos en el extranjero por parte del sector privado desde 1997 hasta el 2013 han incrementado alrededor de 232,8 %, es decir, una porción significativa de divisas otorgadas al sector privado se queda en depósitos en el extranjero en lugar de concretarse en la importación de bienes y servicios para lo cual le fueron asignadas.

“En conclusión el desabastecimiento en Venezuela no se explica por la caída de la producción, ni la disminución de la entrega de divisas al sector privado, por el contrario ha aumentado la producción y la cantidad de divisas otorgadas”, reseñó Curcio.

Asimismo, basada en el estudio realizado indicó que existen 3 factores causantes del desabasteciendo los cuales son: La disminución relativa de las importaciones con respecto a las divisas otorgadas al sector privado, el acaparamiento por parte de las empresas oligopólicas que dominan el mercado de algunos bienes y el contrabando de extracción principalmente hacia Colombia.

“La guerra económica lleva implícita un intereses principalmente políticos, afirmación que nos atrevemos a dar cuando observamos que los episodios de desabastecimiento coinciden con momentos de tensión política de mayor polarización y en el marco de eventos electorales”, sostuvo Curcio. 

Deja tu comentario: