300 Programas de Con El Mazo Dando 300 Programas de Con El Mazo Dando

Toda la vida para cantar en el mazo

Publicado: 16 de julio de 2020 a las 10:03 | Última actualización: 16 de julio de 2020 a las 10:26

Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Psuv junto a Gabriel Rodriguez “el comemáiz” Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Psuv junto a Gabriel Rodriguez “el comemáiz”

Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Psuv junto a Gabriel Rodriguez “el comemáiz”
Foto El Pacto

A principio de los ‘90 un viejo maestro que había sido productor de Alí Primera me dijo: “...Si Alí estuviese vivo estaría haciendo rock and roll...”; ésa frase cambió mi vida para siempre; eran mis tiempos de universidad, estaba descubriendo a Alí, militando con la izquierda estudiantíl y comenzando a fundar mi banda musical “El Pacto”, por lo tanto necesitaba algo qué decir, una razón para cantar, darle sentido y utilidad a las canciones que quería hacer; como generación, veníamos del 27-F, del 4-F y del 27-N, en esos años de crisis estructural de la 4ta república recuerdo que le coloqué una calcomanía a mi primera guitarra, decía: “Febrero hasta Vencer”; en esa década “El Pacto” logró gran aceptación del público, la banda ascendía rápido y hasta nos llamaban disqueras internacionales, pero cuando sus ejecutivos sentían el “tufito” a izquierda se ahuyentaban. Ya en 1999, con el triunfo del comandante Chávez me dije: basta de hacer música para rockqueros y críticos, debemos llegar al barrio, a las mujeres trabajadoras, a los campesinos, cantarle al pueblo y al proceso revolucionario, ir mas allá del rock. Ésto hizo que parte del público que nos había seguido, no nos perdonara el “chavismo”. Poco a poco las canciones que íbamos haciendo eran más combativas, revolucionarias y chavistas, ellas fueron creándose y horneándose con el fuego de las coyunturas, los momentos históricos y los minutos urgentes, entonces las tarimas cambiaron, ya no le “abríamos” a artistas internacionales y nacionales de renombre en grandes auditorios y tarimas, si no que cantábamos en marchas, barrios, urbanismos, consejos comunales, comunidades y comunas campesinas; con ello “pegamos” nuestro primer “hit” “Pueblo a la calle” y le colocamos “E P” al nombre de la banda como adjetivo (ejército del pueblo) y así, “El Pacto-EP” siguió cantando y luchando entre avances y reveses, sobreviviendo sin disqueras, ni promoción masiva en los medios, solamente tal como nos enseñó Alí: de casa en casa, de calle en calle, de pueblo en pueblo, hasta que una noche a principios de mayo de 2019 “dándole la cola” a un camarada del F.F.M. después de un ensayo le dije: “el deber de “El Pacto-EP” es cantar en el Mazo” fue como un “chispazo” pensarlo, reflexionarlo y decirlo en el mismo segundo, y es que después de tanta lucha y militancia en casi 30 años de trabajo, experiencias y cambios, sentí que ese era el paso crucial para mostrar y compartir nuestras canciones al pueblo Chavista de Venezuela y el mundo.

Hasta que el sueño se hizo realidad, la noche del martes 21 de mayo de 2019, recibimos una llamada para participar al día siguiente y por primera vez en el programa #253 de “Con el Mazo Dando”, inmediatamente la emoción y los nervios se hicieron presentes, nosotros no conocíamos personalmente a Diosdado y él, suponemos, no sabía quienes éramos nosotros, tampoco creemos que conocía nuestras canciones, es decir, estamos casi seguros que se arriesgó, que nos dió confianza a priori, cosa que le agradecemos eternamente, también era la primera vez que una banda de rock se presentaba en el mazo, y hasta el equipo de producción del programa tenía sus expectativas; pensamos mucho si debíamos incluir alguna versión de Alí Primera, pero luego nos dijimos: “¡Vamos con nuestros temas!, ¡Confiemos en nuestras canciones!” y así rapidamente escojimos el repertorio, vestuario, equipo técnico y toda nuestra “perolera”. Llegamos al teatro del círculo militar el miércoles a golpe de 4pm, teníamos retraso, nos recibe Carolys afirmando: “todo va a salir bien muchachos” y rápidamente el director general nos muestra las estadísticas del programa pa’ que estemos al tanto del “Peo” en que estábamos metidos. Hicimos la prueba de sonido y a los minutos comenzó a entrar el público e invitados, cuando el reloj marcó un poco después de las 7 pm llegó “El Capitán”, la primera impresión fue cuando se nos acercó saludando a cada uno personalmente y en pocos segundos nos explicó como era la dinámica del arranque, ése detalle lo cambió todo, su gentileza nos calmó, los nervios se convirtieron en fortaleza, en esos segundos nos hizo sentir sus cómplices en la tarima (y vaya que para lograr esa afinidad se necesitan años compartiendo tarimas), luego, se fue al centro del escenario, inicia el programa y llega nuestro esperado momento, las palabras textuales de Diosdado para presentarnos fueron: “y hoy, día de rebeldía… ¡ahj! estamos de lujo aquí en este programa con el grupo que va a cantar hoy, yo no lo les voy a decir quién es, a ver si ustedes saben quién es… ¡uno, dos, tres!”.

Allí comenzó nuestra Con el mazo dando “experience”, Diosdado mágicamente se convirtió en parte de la banda y la banda parte de “El Mazo”, fue amor a primera vista, como dice la canción: “no sé ni cómo, ni cuándo”, explotó una energía desbordante, el espacio se volvió lúdico, Diosdado se colocaba el sombrero de paja, compartíamos la bandera de Venezuela, la cual agitaba mientras brincaba y bailaba, lo mismo hacía el público; luego compartir el sombrero y la bandera se convirtió en una marca para los programas venideros en los que participamos; al terminar el programa ya pasada la media noche Diosdado se acercó de nuevo para despedirse y agradadecernos; éste gesto de humildad nos hizo sentir más comprometidos y también, que habíamos ganado un amigo, un miembro más de la banda, era como si nos conociéramos de toda la vida.

A la semana siguiente volvimos al programa, y luego la otra y la otra, cada semana aumentaba la energía, el afecto, los retos y la camaradería con todo su equipo de producción y técnico (porque quienes trabajan en el mazo lo hacen con amor y compromiso), luego Diosdado comenzó a armar una juntera hermosa con las y los compañeros de música y miltancia (Colectivo patria nueva, Daniela, Sujeilys, Oriana, las trujillanas de Sueños Repetidos, Alí, Pinky, Omar y los grupos de gaita de las academias de la FANB) logrando que todas y todos quienes participamos “hiciéramos una sola piel”, un equipo, y es que cantar en el mazo va mas allá de simplemente eso, es convertirse en su extensión, porque al salir a la calle el pueblo te reconoce como “El cantante del mazo” y te dicen: “dile Diosdado que tal y tal”, “Cómo hago pa’ que me ayuden con éste caso de salud”, “Házmele llegar ésto a mi capitán” además de llamadas, mensajes y correos; es allí cuando crece nuestro compromiso con el pueblo y con la historia.

Conocer, compartir y estar cerca de Diosdado hizo que admirase su avivez, su espíritu de líder, el cariño y el compromiso que logra con su equipo de trabajo, su capacidad para responder, como hay que responder en el momento preciso, no se le escapa ningún detalle, las “agarra en el aire”, su gran habilidad de comunicador, su sentido del humor, su lealtad a Chávez, al partido, a Nicolás, a la revolución bolivariana, su internacionalismo, su pasión por la historia de Venezuela que también está haciéndola, su amor al pueblo, a su familia, al trabajo, su humildad, su integridad ideológica, su compromiso, pero por sobre toda las cosas su amistad honesta, recuerdo, por ejemplo, cada vez que terminaba un programa siempre me llegaba uno de los productores con el sombrero, la bandera ó los guantes de boxeo que usamos en el tema “Rondón va a peliá” para devolverlos diciéndome: “Aquí te manda el Capitán”, siempre me sorprende ese detalle, habla muy bién de él; también recuerdo que mi papá pasaba por una terrible enfermedad en esos días, y en cada programa siempre se me acercaba alguno de sus colaboradores para decirme: “Diosdado me dijo que te preguntara como va lo de tu papá”, me sorprende que un líder con tantas cosas que atender pudiése acordarse de eso; son solo ejemplos de las tantas acciones, actitudes y aptitudes que definen a Diosdado.

Al final de cada programa y para despedirse siempre nos cuenta alguna anécdota de la historia de la guerra de independencia, incluso nos da material de apoyo sobre lo que lee y nos recuerda: “...si yo fuera músico escribiría canciones que hablen de esto”, y para mí es una órden que asumo con entusiasmo, en la que actualmente trabajo, es decir, Diosdado nos guía sobre el contenido que deben tener nuestras futuras composiciones, nos invita a escribir sobre la dignidad histórica de éste bravo pueblo, es como volver a empezar; le dije a un pana muy querido en éstos días, “El Pacto-EP” nunca tuvo la oportunidad de cantar junto a Chávez ó en “Aló Presidente” quizás no era el momento, Dios sabe lo que hace y Diosdado también, de lo que sí estoy segurito es que nos preparamos toda la vida ¡para cantar en el Mazo! ¡Nosotrxs Venceremos!.

15/07/2020

GABRIEL RODRIGUEZ  “EL COMEMÁIZ"

@elpactoep

@gabrielcomemaiz

Deja tu comentario: