Cabezal Cabezal

Trump y el “Black Power” Nike

Publicado: 5 de septiembre de 2018 a las 08:21 | Última actualización: 5 de septiembre de 2018 a las 10:14

En pocos días se cumplirán 50 años de uno de los hechos más polémicos en el mundo del Olimpismo ocurrido en México 1968 En pocos días se cumplirán 50 años de uno de los hechos más polémicos en el mundo del Olimpismo ocurrido en México 1968

En pocos días se cumplirán 50 años de uno de los hechos más polémicos en el mundo del Olimpismo ocurrido en México 1968
Foto: Jhondy Mancera

En pocos días se cumplirán 50 años de uno de los hechos más polémicos en el mundo del Olimpismo ocurrido en México 1968, cuando los estadounidenes Jhon Carlos y Tommie Smith protestaron ante la discriminación racial en su país, empuñando su mano y bajando el rostro en plena premiación durante el podium de los Juegos Olímpicos.

Aquel gesto; que se ganó hasta una escultura en la Universidad de San José, trajo muchas repercusiones en la vida de ambos atletas quienes fueron expulsados del equipo “gringo” además de execrarlo de la Villa Olímpica durante su estadía. En su regreso al país del “sueño americano” recibieron críticas y encontraron dificultades para seguir compitiendo o ser contratados por algún club. La esposa de Jhon Carlos se suicidó ante la presión social. Ambos vivieron pesadillas después de su protesta hasta que, años más tarde, quedaron en el olvido al igual que el australiano Peter Norman, quien en el mismo podium decidió unirse a la lucha de sus compañeros.

Traigo a colación esta breve historia para compararlo con un hecho ocurrido casi medio siglo después. En el 2016 Colin Kaepernick jugador de Fútbol Americano se hizo famoso por protestar en contra de la campaña del entonces candidato Donald Trump, en pleno juego de la NFL. El quaterback de San Francisco 49ers decidió, junto a otros compañeros, arrodillarse durante la entonación del Himno Nacional, como medida de protesta ante la discriminación racial promovida por el magnate Trump “Si podemos alcanzar un lugar común y entender por lo que ha tenido que pasar cada uno de nosotros, podemos realmente influir un cambio” apuntó Kaepernick tras la rebelión.

La decisión del jugador afrodescendiente hizo que el actual presidente de EE.UU se enfureciera, llegando a pedir públicamente al dueño del equipo que los sacara del campo. Así sucedió, algunos dicen que por esta razón; yo me apoyo en esa, los más escépticos atinan a que más bien la carrera del jugador venía en descenso y ya no figuraban sus números con apenas 28 años.

La acción corrió como pólvora y las manifestaciones de apoyo no se hicieron esperar, pues deportistas americanos de toda índole como LeBron James o Kevin Durant, apoyaron a Kaepernick y su noble causa. Ojo a ellos no los echaron de sus respectivos equipos ¡Ni de vaina!

Hoy casi dos años después de la polémica acción, una de las empresas estadounidense más poderosas del mundo decidió incluir a Colin Kaepernick en su nueva campaña. Se trata nada más y nada menos que la empresa Nike quien lo seleccionó junto a un grupo con renombradas figuras como LeBron James, Serena Williams, Michael Jordan, Cristiano Ronaldo, Kobe Bryant, Robert Lewandowski, entre otros.

El lema principal de la campaña rememora a la lucha del mal llamado “Black Power” o Poder Negro, que se mezcla con el slogan de la NIKE Just Do It, “Hazlo, incluso si significa sacrificarlo todo” reza la traducción de la campaña y vaya que a Colin le queda como anillo al dedo.

El mundo ha cambiado, claro respetando la ética de los intereses y del billete, pues hace 50 años era impensable que alguna marca reconocida, fuera promover la lucha del “Black Power” en los atletas afrodescendientes. Hoy la Nike le importa un bledo Donald Trump siempre y cuando la lucha racial le genere dividendos en verdes.

Estoy seguro que de allí no pasará, la polémica estará pero de ninguna forma quedará una batalla de David contra Goliat, aunque sería bueno preguntarle al señor del pelo teñido si aún le duele el poder del negro.

JHONDY MANCERA

 @jhondymancera

Deja tu comentario: