Cabezal Cabezal

¡Vea aquí! El guion que ha utilizado la derecha para atentar contra Presidentes en Venezuela

Publicado: 8 de agosto de 2018 a las 23:32 | Última actualización: 8 de agosto de 2018 a las 23:32

Presidente de la República Nicolás Maduro

Presidente de la República Nicolás Maduro
Foto internet

Para los que conocen de la historia venezolana del siglo XX, ya pueden sacar algunas conclusiones sobre el frustrado magnicidio contra el Presidente Nicolás Maduro. Después del magnicidio no investigado del expresidente Delgado Chalbaud en el año 1950 y el frustrado magnicidio contra el expresidente Rómulo Betancourt, el 24 de junio de 1960; hay algunos elementos reveladores que permiten inferir que se trata de un mismo guion:

1. El escenario: La celebración de una parada militar, Betancourt se dirigía a los actos con motivo del Día del Ejército, en la avenida Los Próceres.

2. Intención: Asesinar al Presidente de la República, al Tren Ministerial y al Alto Mando, para iniciar una guerra civil. Cuando atentaron contra Betancourt, a los terroristas se les incautó un gran arsenal de armas de fuego, explosivos y granadas para equipar a más de 200 personas que iniciarían la guerra civil, después del atentado.

3. El método: Uso de explosivos.

4. Los actores: La ultraderecha venezolana violenta y lacaya del imperio con sectores ansiosos por alcanzar el poder por cualquier vía. Tal es el caso, del terrorista y asesino Julio Borges.

5. Entrenamiento: Los terroristas se entrenaron en un país latinoamericano. En el ataque del año 60 fue en República Dominicana y el del hecho reciente se entrenaron en Colombia, muy cerca de la frontera con Venezuela.

6. Autor intelectual: En ambos casos está vinculado un presidente latinoamericano que ha evidenciado una fijación extraña contra el presidente venezolano. Con respecto al caso de  Betancourt, el Presidente Rafael Leónidas Trujillo de República Dominicana en medio de un brindis, alzó su copa y declaró, que muy pronto “algo grande estremecerá el Caribe”. Recientemente, el expresidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dijo: “Veo cerca la caída del ‘régimen’ de Maduro", e insistió en que "ojalá mañana mismo termine el gobierno de Maduro”.

7.  Participación de la CIA: Se recuerda que en los años 60, todavía la CIA tenía resquemores contra Betancourt, razón por la cual, la CIA y el gobierno de los EEUU dieron mucha libertad de acción al Presidente Trujillo para atentar contra Betancourt, después se excusaron alegando que Trujillo se les “escapó de control”.

 

Sobre este particular, el patriota "Donaldo" nos envía un comentario recientemente difundido por el medio Press TV, del experto en antiterrorismo Scott Bennet, un ex oficial de guerra psicológica del ejército de EEUU que resulta muy revelador: “El ataque fue otro movimiento de la CIA, para promover la agenda de guerras políticas de la agencia en la región. Creo que mientras más investigamos  (...) vamos a ver, que esto fue de hecho un intento terrorista de ciertos actores dentro de la CIA, dentro de Colombia, la extrema derecha que tenía como blanco a Maduro". El analista dijo también que era posible que el ataque a un enviado político estadounidense en Bangladesh el mismo día (04 de agosto) fuera “una bandera falsa” por parte de la CIA para distraer el intento de asesinato contra Maduro. "A medida que Maduro comience a exponer a los jugadores, el origen de ellos, la metodología, más va a encontrar lazos directos con esta comunidad de inteligencia de la CIA y los elementos deshonestos que Estados Unidos ha usado para juzgar a Venezuela”, expresó.

 Conforme a estas declaraciones, se ratifica la participación del terrorista y asesino Julio Borges en el vil ataque contra nuestro Presidente Nicolás Maduro, su presencia reiterada en Miami y Bogotá, dan cuenta de su relación con los demás actores intelectuales que no por casualidad se encuentran en esos países.

En 1960, el año del atentado a Betancourt, un contingente de militares y civiles venezolanos apátridas, ingresó violentamente al país, procedente de Colombia, para derrocar fallidamente al Presidente.

Compatriotas ¡Alerta máxima!