Cabezal Cabezal

Venezuela: Faro y fuente de vida para la humanidad

Publicado: 6 de mayo de 2019 a las 15:49 | Última actualización: 6 de mayo de 2019 a las 19:17

En esta tierra "el recurso más preciado que supera cualquier otro es el noble y valiente pueblo venezolano" En esta tierra "el recurso más preciado que supera cualquier otro es el noble y valiente pueblo venezolano"

En esta tierra "el recurso más preciado que supera cualquier otro es el noble y valiente pueblo venezolano"
Internet

Nosotros contamos con suficientes reservas de oro como para demoler el sistema fiduciario que tiene asfixiada a la economía internacional, empobrecidos a los pueblos del mundo   y así  de una vez por todas acabar con la maldición del dólar. 

Desde el 2008, cuando colapsó la gran farsa del casino financiero fiduciario basado en la libre especulación, en  subastas de derivados financieros tóxicos y  en la   masiva impresión de papel moneda para inundar al mercado de deudas impagables, el oro pasó a ser el enemigo frontal del dólar y en consecuencia dejó de ser un simple metal precioso de joyería para recuperar su nivel de metal estratégico como verdadero respaldo físico de las reservas internacionales. 

En este momento crucial 31 millones de compatriotas venezolanos están a la espera de que más de  30 millones de hectáreas ociosas, de la mejor calidad para la agricultura y la ganadería, sean inmediatamente desarrolladas para poner sobre nuestras mesas y la de naciones hermanas el pan nuestro de cada día.

Esas extensiones  van a generar sustento suficiente para abastecer la alta demanda alimentaria  con productos orgánicos  del campo  no intervenidos genéticamente (cacao, mango, aguacate, café, leguminosas, frutales y tubérculos).  Tenemos un clima único con temperaturas cuyas variaciones nos permiten tener cultivos y cosechas superiores a los de cualquier otro país.

De las 7500 especies de leguminosas (frijoles) que existen en el planeta la R.B. de  Venezuela tiene 3.000 especies endémicas cuyos ciclos cortos  nos permite obtener proteínas de altísima calidad, en solo 45 días para todos nuestros habitantes y para exportación a otras naciones. Los cereales de mayor consumo (trigo, arroz, maíz, arroz y sorgo) son todos viables  en nuestras tierras; somos de los pocos que podemos producir hasta 2.5 cosechas de arroz al año.

Silenciosamente surgen en este momento empresas del campo venezolano que están  desarrollando a pasos agigantados nuevos rebaños de ganadería caprina, bufalina y ovina, con mejoramientos genéticos de primer orden para llegar a ser una potencia ganadera. Somos el segundo país en rebaños bufalinos de Suramérica y vamos posicionándonos a paso firme en la introducción de nuevos cruces para avanzar hacia mejores niveles de producción  de derivados lácteos y cárnicos.

 Somos la séptima reserva en recursos del agua y podemos ascender en el escalafón  a la cuarta potencia hídrica mundial si procedemos de inmediato a reforestar las cabeceras de nuestras magníficas cuencas hidrográficas. El majestuoso río Orinoco con sus  2.800 kilómetros de longitud es el cuarto más largo  y el tercer río más caudaloso del mundo después del río Amazona y del río Congo. El Orinoco produce en época de sequía 33 millones de litros de agua por segundo, el equivalente 14 piscinas olímpicas.  Tenemos además 44 parques nacionales y 36 monumentos naturales que ocupan un total del 21,76% de nuestro territorio

Nuestra línea costera es de  4600 kilómetros, en su mayoría con  el Mar Caribe con 315 islas, cayos e islotes  con esplendidas playas para el desarrollo turístico-ecológico y a la espera de la aplicación de técnicas de acuicultura para aumentar nuestros cardúmenes y erradicar las malas prácticas pesqueras que tienen agotado todos los mares del planeta.

Ahora bien el recurso más preciado que supera cualquier otro es el noble y valiente pueblo venezolano con más de  2 millones de milicianos adiestrados , 490 mil efectivos soldados de la Patria leales a la memoria y legado de Hugo Chávez, un aparato político partidista (PSUV) consagrado a jugar dentro de las reglas de la democracia un papel determinante no solo en los procesos eleccionarios sino en la organización de los cuadros contingentes para cualquier batalla que se nos presente,  líderes y lideresas base conscientes de la crisis y sus soluciones, intelectuales y profesores universitarios que le dan altura y sindéresis a nuestro planteamientos.

Mientras los Estados Unidos se consolida como fuente de la muerte y destrucción mundial y nos imponen un cerco de hambre mediante un  “periodo especial”,  nosotros en esta sagrada tierra de Bolívar somos fuente de vida y faro fundamental  de la humanidad en la construcción de un mundo mejor y  en nuestra insoslayable  misión de dar nuevas luces  por caminos de revolución y prosperidad.

¡UNIDAD, LUCHA, BATALLA Y VICTORIA... VENCEREMOS!

ALEJANDRO CARRILLO

[email protected]

Deja tu comentario: