Cabezal Cabezal

¡Verídico! Este periodista agresor de mujeres ahora pide la intervención de Venezuela

Publicado: 16 de noviembre de 2018 a las 12:45 | Última actualización: 16 de noviembre de 2018 a las 12:55

El periodista Gustavo Azócar, a través del programa La Mañana, transmitido por Evtv de Miami, planteó convocar a todos los venezolanos opositores  “para poner en marcha un plan a partir del 10 de enero” El periodista Gustavo Azócar, a través del programa La Mañana, transmitido por Evtv de Miami, planteó convocar a todos los venezolanos opositores  “para poner en marcha un plan a partir del 10 de enero”

El periodista Gustavo Azócar, a través del programa La Mañana, transmitido por Evtv de Miami, planteó convocar a todos los venezolanos opositores “para poner en marcha un plan a partir del 10 de enero”
Internet

El periodista Gustavo Azócar, a través del programa La Mañana, transmitido por Evtv de Miami, planteó convocar a todos los venezolanos opositores  “para poner en marcha un plan a partir del 10 de enero”, porque según él “ese día se acaba la legitimidad del señor Nicolás Maduro como Presidente de la República”.

Este comunicador es el mismo que en el año 2007 publicó una racista serie titulada Historias negras de los próceres rojos, a través de la cual agredió con saña a la actual ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario, Iris Varela. En aquella ocasión, describió un lamentable y triste capítulo en la vida de la revolucionaria andina que concluyó de forma aberrante y absolutamente reprochable.

Su nivel de irrespeto hacia el prójimo lo llevó a revelar una etapa triste e íntima de Varela, con el premeditado despropósito de hacer oposición barata contra la Revolución Bolivariana y sus líderes y lideresas. El tiempo, sin embargo, se ha encargado de demostrar quién es quién y a quién asiste la razón y la verdad. Para muestra un botón: en la misma entrevista ofrecida al canal gusanero, se encargó de dejar claro que él aspira que Venezuela sea intervenida por fuerzas extranjeras. Y sin ir muy lejos, durante la campaña para elegir a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) le rogaba a la infiltrada Luisa Ortega Díaz que evitara concluir ese proceso dejando en claro su predilección por la violencia que solo fue controlada por la ANC.