Cabezal Cabezal

Chávez: ¡Palestina vivirá y vencerá!

Publicado: 15 de mayo de 2018 a las 11:36 | Última actualización: 15 de mayo de 2018 a las 12:12

El Comandante Chávez siempre fue muy querido por el pueblo palestino El Comandante Chávez siempre fue muy querido por el pueblo palestino

El Comandante Chávez siempre fue muy querido por el pueblo palestino
Internet

Uno de los días más tristes de la historia de Palestina es el 15 de mayo, el día de Al-Nakba, la catástrofe o el desastre, pues, un día como hoy, pero en 1948, inició el éxodo forzado del pueblo palestino, como consecuencia de la creación del Estado de Israel.

Este martes cuando se conmemora 70 años de la fecha en que Israel expulsó a más de 700 mil palestinos de sus hogares y destruyó más de 500 aldeas y localidades, y creó su Estado sobre el 78% del territorio de Palestina, es oportuno recordar el amor y la solidaridad del Comandante Eterno, Hugo Chávez, con el pueblo palestino.

Su búsqueda por la igualdad, la justicia y el bienestar de los pueblos no solo se limitó a Venezuela, sino que trascendió a países del mundo entero. El Comandante Chávez, siempre en defensa de los pobres, de los oprimidos, en reiteradas oportunidades alzó su voz para alertar al mundo y condenar los crímenes cometidos por el Estado de Israel contra el pueblo palestino.

“Esta mañana Israel volvió en contra de resoluciones de Naciones Unidas a bombardear Gaza y, bueno, 5 niños y 2 mujeres perecieron producto de una bomba que cayó; la irresponsabilidad sigue siendo la norma del Estado de Israel, desconociendo el mandato de Naciones Unidas. Para Israel no hay Naciones Unidas, no hay derecho internacional, nadie responde por esos muertos, ellos simplemente dicen que están haciendo uso de su legítima defensa y que están disparando su artillería sobre los sitios donde ellos creen que hay lanzadores de cohetes y no sé qué más”.

Estas palabras las pronunció Chávez, el 8 de noviembre de 2006, desde Miraflorescuando condenó la masacre que el Gobierno israelí —una vez más—cometía contra el pueblo palestino.

En junio de ese año Palestina fue víctima de la Operación Lluvia de Verano, que consistió en una invasión militar israelí en la Franja de Gaza y bombardeos sobre esa región, lo que dejó centenares de palestinos muertos.

 Una nueva condena

Una nueva condena a la masacre contra el pueblo palestino la emitió Chávez el 5 de enero de 2009, esto luego de que Israel intensificara sus ataques al lanzar La Operación Plomo Fundido el 27 de diciembre de 2008, un atentado que se prolongó durante 25 días y que consistió en el bombardeo y ataque terrestre del Gobierno israelí contra Palestina, lo que ocasionó la muerte de alrededor de mil 300 palestinos y destrucciones de miles de edificios.

 “Una verdadera masacre, bombardeos cada 15 minutos, ahora la invasión terrestre a la Franja de Gaza y eso es apoyado e impulsado por el Gobierno de los Estados Unidos”, señaló.

 Desde el Teatro Teresa Carreño, el Líder de la Revolución Bolivariana pidió alzar la voz por Palestina. “El mundo debería ponerse de pie, Naciones Unidas, los gobiernos de este continente, de Europa, del Oriente Medio, de Arabia, el mundo árabe, persa, los grandes países del mundo deberíamos todos pronunciarnos y exigir como Venezuela exige con nuestra voz y nuestra moral el cese a la invasión a la Franja de Gaza y al asesinato de miles de inocentes”.

Una estrategia del imperio

Estratega y apasionado de la historia como era, aquel 5 de enero de 2009 Chávez explicó a los venezolanos los beneficios que produjo a Israel y a Estados Unidos la muerte en noviembre de 2004 del líder palestino Yasser Arafat, quien fue presidente de la Autoridad Nacional Palestina desde 1994 hasta su fallecimiento, así como presidente de la Organización para la Liberación de Palestina, y líder del partido político Fatah. En 1994 también recibió el Premio Nobel de la Paz por sus esfuerzos a la Paz en Oriente Medio.

“Yo no tengo duda, no tengo pruebas pero no tengo dudas igualmente, nuestro hermano Yasser Arafat fue asesinado, envenenado, lo asesinaron y ese fue un plan elaborado por la CIA y el Mossad, y fue el primer paso para comenzar el debilitamiento de lo que se había logrado conformar(...)”, expresó Chávez.

Agregó que “cuando matan a Yasser Arafat, los estrategas del imperialismo saben, sabían lo que venía: la división del movimiento palestino (...) Sabían que luego vendría a gobernar Gaza quien vino luego sin liderazgo (Rawhi Fattouh) y sabían que iban a producir un cisma, sabían que el pueblo palestino iba a elegir —como eligió— en elecciones libres al Movimiento Hamás para el gobierno, ocurrió, y como al Movimiento Hamás ellos lo acusan de terrorista, dijeron: no aceptamos un gobierno terrorista, y esa fue la excusa para invadir, para matar, para asesinar y ahora para bombardear y acabar”.

 En aquella oportunidad, el Comandante Chávez expresó que Israel “ha terminado siendo el brazo asesino, así lo señalo, del imperio norteamericano”.

Un día después de estas declaraciones, el Presidente Chávez expulsó al embajador de Israel en Venezuela en rechazo a los ataques del su Gobierno contra Palestina.

 A la Corte Penal Internacional

 El 6 de enero de 2009, el presidente Hugo Chávez, dijo que “el presidente de Israel debería ser llevado a la Corte Penal Internacional, junto con el presidente de los Estados Unidos, si hubiera vergüenza en este mundo”.

En esa oportunidad denunció el bloqueo que tenía Israel sobre Palestina, lo que impedía que entrara alguna ayuda humanitaria para esa nación.

“Estamos tratando de hacer un puente aéreo, porque fíjate que prohíben la entrada de la Cruz Roja, ¡hasta dónde llega la barbarie!, prohíben la entrada de agua, tienen cercada la Franja de Gaza (...)”, dijo ese día.

Judíos: ¡Reflexionen!

Chávez, reconocido por su temple humanista, también llamó al pueblo judío a reflexionar sobre los crímenes cometidos por el Gobierno israelí.

“Yo hago un llamado al pueblo de Israel (...) que se pongan la mano en su corazón, que vean a sus hijos; y, bueno, modestamente hago un llamado al mundo a detener esta locura”, sentenció el 6 de enero durante su visita al Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano Doctor Gilberto Rodríguez Ochoa.

 Para luego agregar: “Ahora, ojalá la comunidad judía venezolana se pronunciara en contra de esta barbarie, ¡háganlo!; ustedes no rechazan con fuerza, bueno, todo acto de persecución, no rechazan los judíos el Holocausto, y ¿qué es lo que estamos viendo?; ¡háganlo!, pónganse la mano en el corazón, sean justos, seamos justos”.

La Revolución con Palestina

“La Revolución Bolivariana, desde el primer día, se puso al lado del pueblo palestino. Nosotros toda la vida hemos estado al lado del pueblo palestino, de su memorable lucha contra el imperio yanqui, contra sus lacayos, contra el Estado genocida de Israel, que atropella, que mata, que pretende exterminar al pueblo palestino; todos los que luchamos por la justicia en este planeta, unimos nuestras voces a las del pueblo palestino”. Con la frase anterior, el 27 de noviembre de 2009 el Comandante Eterno dio la bienvenida a Venezuela al presidente de Palestina, Mahmud Abbas. Desde el Palacio de Miraflores, Chávez ratificó una vez más su solidaridad con la lucha palestina.

Una carta a Ban Kin Moon

El apoyo de Chávez al pueblo palestino trascendió incluso hasta la Organización de las Naciones Unidas (ONU). El 20 de septiembre de 2011, el secretario general de ese organismo, Ban Kin Moon, recibió una carta de manos del entonces canciller venezolano, Nicolás Maduro, enviada por el líder de la Revolución Bolivariana.

En la misiva, el entonces presidente de la República reiteraba su apoyo y el reconocimiento del Estado Palestino, al derecho de Palestina a convertirse en un país libre, soberano e independiente. “Se trata de un acto de justicia histórico con un pueblo que lleva en sí, desde siempre, todo el dolor y el sufrimiento del mundo”, reza la carta.

Agregó: “Cuánta razón tiene el gran escritor español Juan Goytisolo cuando señala contundentemente: La promesa bíblica de la tierra de Judea y Samaria a las tribus de Israel no es un contrato de propiedad avalado ante notario que autoriza a desahuciar de su suelo a quienes nacieron y viven en él. Por eso mismo, la resolución del conflicto del Medio Oriente pasa, necesariamente, por hacerle justicia al pueblo palestino; éste es el único camino para conquistar la paz”.

No es un conflicto religioso, es político

En la carta enviada al entonces secretario general de la ONU, destacó que el conflicto entre Palestina e Israel no es religioso sino político. “Contra lo que Israel y Estados Unidos pretenden hacerle creer al mundo, a través de las transnacionales de la comunicación, lo que aconteció y sigue aconteciendo en Palestina, digámoslo con Said (Edward), no es un conflicto religioso: es un conflicto político, de cuño colonial e imperialista; no es un conflicto milenario sino contemporáneo; no es un conflicto que nació en el Medio Oriente sino en Europa”, expresó Chávez en la misiva.

Chávez pregunta: “¿Cuál era y cuál sigue siendo el meollo del conflicto?”, para acto seguido responder “se privilegia la discusión y consideración de la seguridad de Israel, y para nada la de Palestina”.

Continuó expresando el líder de la Revolución Bolivariana: “La seguridad de Palestina no puede reducirse al simple reconocimiento de un limitado autogobierno y autocontrol policíaco en sus “enclaves” de la ribera occidental del Jordán y en la Franja de Gaza, dejando por fuera no sólo la creación del Estado palestino, sobre las fronteras anteriores a 1967 y con Jerusalén oriental como su capital, los derechos de sus nacionales y su autodeterminación como pueblo, sino, también, la compensación y consiguiente vuelta a la Patria del 50% de la población palestina que se encuentra dispersa por el mundo entero, tal y como lo establece la resolución 194”.

Chávez finalizó su misiva exclamando: ¡Palestina vivirá y vencerá! ¡Larga vida a Palestina libre, soberana e independiente!”.

Apoyar a Palestina es apoyar a la humanidad

Menos de un mes después de la misiva, el entonces presidente de la República sostuvo un encuentro con el presidente de esa nación, Mahmud Abbas, en Venezuela el 11 de octubre de 2011 en el Palacio de Miraflores.

Desde ahí manifestó que Palestina “es un Estado, tiene un territorio, tiene una historia, tiene un pueblo, tiene unas leyes, un gobierno propio y legítimo, ¿qué más, qué más quiere alguien para reconocerlo como un Estado más, legítimo?, entonces es una causa justa. Yo invito a todo el pueblo venezolano sin distingos de corrientes políticas internas, no, todos debemos apoyar esta causa, la causa del pueblo palestino es apoyar la causa de la humanidad, la causa de la justicia y de la paz”.

Cesen las agresiones

El 15 de noviembre de 2012, en cadena nacional, criticó nuevamente los bombardeos contra la Franja de Gaza, hecho ocurrido un día antes. “¡Salvaje, salvaje, el Estado de Israel otra vez bombardeando la Franja de Gaza!”, expresó.

Para ese mes estaba previsto que el presidente de Palestina, Mahmud Abbas, solicitara el ingreso de su nación como miembro sin derecho a voto de las Naciones Unidas, victoria que logró 14 días después cuando este país fue aceptado como miembro observador de ese organismo, gracias al apoyo de una mayoría abrumadora de los países del mundo, que por supuesto no incluyó a Estados Unidos e Israel, que se opusieron.

 Aquel 15 de noviembre Chávez llamó a la no agresión contra Palestina. “Queremos un mundo de paz, que cesen las agresiones contra Siria, contra Palestina, contra los pueblos del mundo y que cada quien se ponga a lo suyo”, manifestó.

 YULEIYS HERNÁNDEZ TOLEDO

 

 

Deja tu comentario: