Cabezal Cabezal

María Alejandra Díaz: Escudo Interno

Publicado: 21 de enero de 2019 a las 17:47 | Última actualización: 21 de enero de 2019 a las 17:54

Maria Alejandra Díaz Constituyente Maria Alejandra Díaz Constituyente

Maria Alejandra Díaz Constituyente
Foto: Internet

Con la llegada de Chávez, Venezuela se convirtió en centro de gravedad geopolítica de nuestro continente, eje dinamizador de todos los cambios sociales y políticos ocurridos, generando políticas antisistema contrapuestas a la hegemonía de los centros de poder. Su asesinato desató los demonios en los sectores fascistas de los EEUU, la UE  y resto del continente americano, Julio Borges dixit: La revolución está herida de muerte, acabémosla de matar. 
La oposición no ha dejado de desconocer el orden constitucional: subversiva e insurreccionalmente responden a urgidos intereses foráneos inmediatistas, que buscan arrancar de raíz el proyecto Bolivariano y su influencia en la región, tal como hizo la oligarquía argentina con el legado de Perón.
Frente al fraude constitucional que actualmente venden a la feligresía opositora, la ANC no sólo debe apoyarse en el 349 de la CRBV, también en los objetivos programáticos del Convocante Decreto N° 2.860, esencialmente los numerales 4, referido a la ampliación de las competencias del Sistema de Justicia, para erradicar la impunidad de los delitos, primordialmente los delitos contra la Patria y el 6, a la obligación de defender la soberanía y la integridad de la nación y proteger a la República contra el intervencionismo extranjero.

Recomendamos escalar el marcaje institucional de la AN, con la creación de la doctrina jurídico-política del “Cuerpo Colegiado en Estado de Rebelión”, calificando a la mayoría de la AN en esta situación para elevarla a un nuevo estadio que trascienda el desacato, intervendrían en esta acción el Consejo de Estado y el Consejo de Defensa de la Nación, con la suscripción de un protocolo de acción a ser avalado por la ANC para la atención de esta nueva situación jurídico política en la cual se encuentra el Poder Legislativo Nacional. 

Debemos pensar en una acción ante el TSJ, Sala Constitucional, para fijar una pena de 30 años a la proporcionalidad de las penas, y que delegue en la ANC la redacción de esa ley, conforme al Derecho a la Defensa y Debido Proceso pero de forma oral y expedita con base a los Principios de Necesidad y de Razón Suficiente en delitos como Traición contra la Patria, enriquecimiento ilícito y conexos, contra la soberanía, independencia y autodeterminación, así como contra la injerencia extranjera, permitiendo confiscación y remate de bienes, sanciones tributarias, civiles, administrativas, militares y laborales, inhabilitaciones políticas y profesionales, prohibición de ejercer la docencia, e incluso comiso. 

Además de estas medidas jurídico políticas, deben desplegarse acciones de cohesión interna en nuestra FANB y nuestro pueblo, activación de medios internacionales de denuncia y ejercicio de soberanía en los espacios diplomáticos de la República. Incluso adelantar alianzas militares y financieras vía ALBA, pensando en denunciar conjuntamente a quienes de manera ilegal apliquen medidas coercitivas unilaterales, respondiendo recíprocamente.

Articular nuestro ordenamiento jurídico para enfrentar a los Contratistas Militares que puedan crearse o utilizar las potencias enemigas para atentar contra la Libertad, Independencia y Soberanía de la Nación.

Insistir en la creación de un Tribunal Único Internacional para Latinoamérica y el Caribe, multicompetente que atienda las materias pertinentes a los fines de neutralizar efectos perversos de los mecanismos de dominación, Poder suave creado en las instancias multilaterales para dominar países y someterlos.
 
Finalmente, considerando que, de continuar sus acciones subversivas, ese cuerpo colegiado pone en peligro la estabilidad de la República y la integridad territorial, debería analizarse en el marco democrático convocar nuevas elecciones adelantadas de la AN, neutralizando su avance y permitiendo que sea el país como un todo quien decida la suerte de estos mercenarios. Toda esta estrategia sea nuestro escudo interno…

MARÍA ALEJANDRA DÍAZ
CONSTITUYENTE

Deja tu comentario: